Editorial

Cl醩ico de esperanzas
28 de Julio de 2013


El Cl醩ico Nacional de Ciclismo Infantil es un evento con 閚fasis recreativo y car醕ter formativo, que no descuida su car醕ter deportivo.

FundaMundo y el periódico EL MUNDO dan hoy la bienvenida a los 6.000 niños que participan en el Clásico Nacional de Ciclismo Infantil EL MUNDO- Grupo Éxito, entre quienes se cuentan 278 niños llegados de 16 municipios antioqueños y 472 corredores provenientes de siete departamentos colombianos, entre ellos los reconocidos por su gran desempeño en este deporte: Boyacá y Santander. 


Ofrecer, gracias al apoyo de nuestros patrocinadores y al respaldo de Empresas Públicas de Medellín, un día para el goce alrededor de la expectativa de los niños por participar en las carreras y hacerse parte de los grandes sueños que crecen en torno al deporte, es uno de los motivos de orgullo institucional que nos entrega año tras año este Clásico de Ciclismo Infantil. Brindar a las familias una oportunidad para tener un día de disfrute en ese grato espacio de ciudad que es el Parque de los Pies Descalzos y los alrededores del Edificio Inteligente y reunirnos con las generaciones que convergen en esta fiesta, que ya le pertenece a la ciudad y el departamento, nos confirma en la certeza de que las oportunidades son el camino para hacer aparecer y terminar de forjar la ciudadanía que soñamos para construir nuestra democracia: participante, abierta, alegre, respetuosa y apropiada de esas oportunidades, a las que cuida con esmero.


El Clásico Nacional de Ciclismo Infantil es un evento con énfasis recreativo y carácter formativo, que no descuida su carácter deportivo. Hemos decidido que cada una de las categorías por edades y la categoría Superación se corran en torno a los valores que nos van a permitir fortalecernos como una sociedad plural, respetuosa de la vida y democrática. Al correr en defensa de un valor, los niños que tienen de tres a 14 años identifican un grato momento en el amanecer de la vida con los principios por los que corrieron y reconocen una alternativa desde la ética para procurar su felicidad y la de la sociedad que habitan. El ambiente de alta exigencia a directivos y pedalistas que ahora rodea al mundo ciclístico es coadyuvante a nuestro propósito de educar a través de nuestras distintas acciones en la sociedad. Sin pretendernos fundadores de Olimpiadas, nos sentimos próximos al ideal olímpico de construir un mundo mejor con la ayuda del deporte.


Es nuestra esperanza que los entrenadores encuentren en el Clásico de Ciclismo Infantil a los corredores que mañana llevarán muy lejos la bandera de la Patria. Para nosotros todos son ganadores, y por eso la decisión de entregar medallas y regalos a todos los participantes, aunque también damos especial reconocimiento, llevando al podio a 151 pedalistas que ocupan los tres primeros lugares en cada categoría. El trabajo continuo con la Liga de Ciclismo de Antioquia, a la que agradecemos su apoyo, nos permite ratificar ese carácter deportivo del evento.


Las glorias de Mariana Pajón y Carlos Mario Oquendo en los Juegos Olímpicos; el segundo lugar de Rigoberto Urán en el Giro de Italia; el segundo lugar de Nairo Quintana en el Tour de Francia, en el que también fue campeón de la montaña y campeón de la juventud, han hecho que Colombia vuelva a disfrutar de las glorias que en los años ochenta saboreó gracias al trabajo del grupo que conformaron Lucho Herrera, Fabio Parra y Alfonso Flórez, entre los más recordados de quienes hicieron carreras inolvidables en las más importantes competencias europeas. El rigor que se ha puesto en el control al dopaje y las exigencias de la UCI han favorecido a quienes sí son los grandes corredores del ciclismo, entre ellos los “escarabajos” colombianos, que vuelven a asombrar a los seguidores del ciclismo por su capacidad, por su fuerza y especialmente por el talento y la pasión que le ponen a cada pedalazo dado en duras cimas y bajo climas inclementes. 


Albergamos la esperanza de que este nuevo grupo de talentosos deportistas que nos llenan de admiración consiga mantener el alto nivel demostrado este año y logren mantener vivo el sueño de que el ciclismo se consolide como el deporte nacional, propósito al que esperamos contribuir con este Clásico.