Columnistas

Tres palabras bellas y dos errores
Autor: Juan David Villa
24 de Junio de 2016


A Colombia ‘aun’ le falta mucha tolerancia con la comunidad gay”

A Colombia ‘aun’ le falta mucha tolerancia con la comunidad gay” 


Es un titular de un periódico. Supongo que es un descuido, porque también supongo que el redactor sabe que ese es aún y no aun. Recuerden que cuando “aún” significa todavía lleva su tilde. Varios ejemplos: “No vengás aún”, “te odio aún más”, “es aún más difícil”, “no he hecho aún la tarea” o “la tarea aún”. De resto, no se tilda. “Todos se fueron, ‘aun’ mi tío, que es un amargado”. Aquí significa “hasta o incluso” (“hasta mi tío / incluso mi tío”). En todo caso, la clave es “si no se puede remplazar por ‘todavía’, no se tilda”. 


¡Toda la felicidad para mí patojita! 


Patojita es jovencita (una palabra cargada de cariño). Esta patojita es la hija del presidente Santos y el tuit también es del susodicho patriota, virtual candidato al Nobel (no sé si al de Literatura o al de la Paz). También creo que es un descuido. El señor presidente sabe que es “mi patojita”, porque es suya, de él, le pertenece, y no “mí patojita”. La clave es que “mí”, tildado, siempre se puede remplazar por el nombre del que habla (o por “yo”): este artículo no me lo hicieron a mí (“a yo”, “Juan”) ni me lo regalaron a mí. Yo lo escribí, es “mi artículo”, porque “mi”, sin tilde, indica posesión. El artículo es mío y la patojita es del presidente. 


Si los expresidentes Carlos E. Restrepo y Alberto Lleras (y no menciono a León Valencia porque nos dejó una nieta muy cansona), hubieran tenido Twitter, ¿escribirían mal?, ¿se hubieran embrutecido? Algo pasó: teníamos presidentes que por lo menos eran cultos y escribían bonito. De los 90 para acá algo terrible ocurrió. 


Curiosidades: tres palabras raras y bellas


Raras y bellas para mí. Quizá queden con la misma sensación cuando las lean. 


Saudade: nos viene del portugués. Significa “soledad, nostalgia y añoranza”. En portugués se escribe exactamente igual. 


Esplín: es melancolía, tedio, aburrición. Miren que tiene la misma carga emocional de saudade, algo gris, nostalgia, tristeza. Viene del inglés “spleen”, que también significa melancolía. Y asimismo, en inglés, significa bazo (esto es importante, porque durante muchos siglos, desde los griegos, sobrevivió la idea de que el bazo secretaba una sustancia que podría causar la melancolía).  Dicho sea de paso, a todo lo relacionado con el bazo le podemos decir “esplénico” (que viene del latín), así como lo del corazón se llama cardiaco o cardíaco (como quieran).


Alipori: uno no cree que haya una palabra para lo que llamamos “pena ajena”, pero sí y es obviamente esta. 


Una recomendación: intemperie, no 


“interperie” 


Intemperie significa “desigualdad del tiempo”. Y la usamos sobre todo en la locución “a la intemperie”, es decir, sin techo, sin muros que nos protejan del clima. Pero se dice así, y no “interperie”, que es un error muy repetido, seguramente porque se parece a “interponer”, “interpelar” y otros.