La irresistible atracción de la pantalla y las letras de molde

Autor: Darío Valencia Restrepo
19 julio de 2018 - 12:06 AM

La irresistible atracción de funcionarios y magistrados por la pantalla, la radio y las letras de molde.

Con motivo de la grave situación del proyecto hidroeléctrico Ituango, no solo hemos visto “expertos” que sin mayor información sobre una obra de alta complejidad arrojan predicciones catastróficas, sino a dos altos funcionarios del Estado que deciden aprovechar el gran interés de los medios de comunicación por aquella situación.

El fiscal general de la nación anuncia que desde hace un año la dependencia a su cargo viene estudiando posibles irregularidades en la contratación del proyecto, pero dicho anuncio no lo hace antes o después de la emergencia sino en medio de la atención mediática que esta ha suscitado. Pone en entredicho a quienes se ocupan de atender la emergencia, pues el funcionario quiere salir en la foto.

Por su parte, el procurador general de la nación solicita a entidades y personas comprometidas con la situación del proyecto que dejen de atender su trabajo para que le contesten 15 preguntas. Él tampoco puede esperar que pase la emergencia porque también quiere salir en la foto.

Lea también: Antecedentes de la historia de Hidroituango

Lo anterior recuerda a magistrados que no se sujetan a emitir sentencia, o salvamento de voto llegado el caso, sino que aparecen constantemente ante los medios para comentar, explicar y hasta controvertir sobre sus actuaciones. Ello tiene relación con algo muy colombiano, característico en especial en el caso de la corte constitucional. Sus fallos no se conocen por el texto de la sentencia sino por un anuncio y resumen que un vocero de la corte presenta ante la opinión. Bien se sabe que el texto respectivo suele aparecer muchos meses después. ¡Pero dicho anuncio o resumen permite que la sentencia entre en vigencia de inmediato!

Todo lo anterior nos muestra la irresistible atracción de funcionarios y magistrados por la pantalla, la radio y las letras de molde. Pero además de satisfacer egos, la actitud tiene otra explicación: se está en un cargo mientras se piensa cuál va a ser el siguiente, sin descartar por supuesto la presidencia de la república.

Nota. Se informa a los lectores de este columnista que sus artículos dejarán de aparecer por un tiempo. Muchas gracias a ellos por su paciencia.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Afiches Luis Carlos Galán
Columnistas /

¡Ni un paso atrás!

Estudiante
Columnistas /

La universidad que soñamos

Hospital de campo
Columnistas /

¿Cómo reconciliarnos?

Santos, Castro, Rodrigo Londoño, tras acuerdo
Columnistas /

Historia de Colombia a cuentagotas 36

Biblioteca España
Columnistas /

La ciudad machacada

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

En varios municipios de Antioquia comienzan a definirse candidatos únicos mediante encuestas.
2
Urbanismo /

El Bajo Cauca se desangra en silencio

Las confrontaciones armadas de grupos ilegales mantienen sitiados a los seis municipios de esta subregión...
3
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall
4
Columnistas /

La universidad que soñamos

La transformación de las universidades no es un asunto de tecnología, se trata de entender que la...
5
Columnistas /

La ciudad machacada

Esto era crear ciudad y crear ciudadanos, posibilitar la integración de cada parque biblioteca, de cada...
6
Palabra & Obra /

No solo corrección, necesitamos una excelente y atractiva literatura

Recorrido por grandes cuentos y cuentistas de la historia de la literatura, guiados por la maestra Lucila...