Editorial

Medell韓 y la educaci髇 superior
6 de Agosto de 2012


El Proyecto Sinergia ofrece esperanzas a los j髒enes y respuestas al sector productivo, en tanto propone ampliar los cupos de educaci髇 superior en programas tecnol骻icos ajustados a las realidades de la econom韆.

La comunidad académica y voceros del sector productivo recibieron con gran interés el Proyecto Sinergia, que reúne a las tres instituciones universitarias del municipio según la presentación realizada la semana pasada por el alcalde Aníbal Gaviria, los rectores de las instituciones vinculadas y los expertos que desarrollaron el proyecto que contribuirá a la conformación del Distrito científico y tecnológico, fundamento de Medellín como ciudad del conocimiento y la innovación. La propuesta y el consenso en torno a ella confirman nuestros avances en la educación inclusiva de calidad y el interés de la dirigencia regional por seguir mejorando en este campo de oportunidades y esperanzas.


Sin distingos de ideologías, métodos o experiencias, los expertos en empleo y trabajo confirman que el mayor reto para esta ciudad, lo mismo que para Antioquia, es ofrecer a sus jóvenes acceso a programas de educación que los preparen para llegar a los empleos que se están creando como resultado de la modernización de la economía.  También señalan que la falta de educación superior, o al menos de capacitación para el trabajo, es el principal obstáculo que tienen que superar los jóvenes más pobres para poder acceder a oportunidades que les permitan mejorar su calidad de vida. En resumen, pues, la desigualdad en el acceso a la educación superior es fuente de inequidad. El Proyecto Sinergia ofrece esperanzas a los jóvenes y respuestas al sector productivo, en tanto propone ampliar los cupos de educación superior en programas tecnológicos ajustados a las realidades de la economía.


Uno de los orgullos del sistema de educación  superior de Medellín es la Escuela de Minas, creada por Pedro Nel Ospina y Manuel Uribe Ángel en 1886 con el fin de atender la necesidad de profesionales innovadores que mejoraran la infraestructura y la explotación minera. La alta calificación técnica y tecnológica de los egresados de esta Escuela, hoy Facultad, es motivo de orgullo nacional. Nos es imposible no encontrar algunas similitudes entre el sueño del siglo XIX y esta propuesta que tiende a formar nuevos tecnólogos altamente calificados y propone el impulso de la investigación aplicada, como mecanismos que propician el desarrollo integral de la sociedad.


Un factor de éxito para el Proyecto Sinergia es que se fundamenta en el encuentro de las instituciones educativas en el interés de generar acuerdos de trabajo, investigación y apoyo, que les permitan trabajar en comunidad sin tener que renunciar a su perfil particular. Es así como las comunidades académicas del Tecnológico Pascual Bravo, el Colegio Mayor de Antioquia y el Instituto Tecnológico Metropolitano han acordado participar de la iniciativa y unir sus campus y capacidades en la perspectiva de fortalecer la formación tecnológica como una de las grandes oportunidades de la educación en Medellín y Antioquia. Mantener ese espíritu y fortalecer los acuerdos que se han empezado a formular es uno de los principales retos para la Agencia de la Educación Superior -Sapiencia-, que nace para dar fuerza a este programa. Aunque puede ser prematuro, no dejamos de esperar que algún día también puedan converger en él, las instituciones educativas del departamento y aun las privadas que podrían enriquecerlo.


La estructura de la ciudad será mejorada gracias a la creación del campus Pedro Nel Gómez, que le hace justicia al maestro egresado de Minas, innovador en las artes, la arquitectura y el urbanismo. La unión de las sedes académicas que han venido creciendo en torno al Cerro El Volador en lo que sería un gran espacio de carácter académico, permitirá abrir un amplio espacio de carácter público donde los estudiantes disfrutarán de una experiencia universitaria de gran riqueza. Confiamos en que se generen los mecanismos necesarios para que pronto sea posible compartir senderos, espacios verdes, escenarios culturales y recreativos y hasta bibliotecas y laboratorios, en un gran campus universitario. Con razón, pues, se ha decidido que la escultura inconclusa “La fuente de las Américas”, obra del maestro Pedro Nel Gómez donada por su Casa Museo, presida este espacio que habrá de enriquecer la experiencia de vida en la ciudad.
Con la esperanza que siempre nos generan las noticias de la educación y nuestras expectativas y decisión de contribuir a su éxito, saludamos el Proyecto Sinergia y le deseamos buen viento y buena mar: en él se ven representados los sueños de muchos medellinenses.