Columnistas

Relatos clandestinos de una guerra que se acaba
Autor: Delf韓 Acevedo Restrepo
21 de Diciembre de 2016


Editado por la Editorial Planeta Colombiana S.A., ha entrado en circulaci髇 recientemente el libro del periodista y comunicador Hernando Corral, nacido en el departamento del Tolima,

Editado por la Editorial Planeta Colombiana S.A., ha entrado en circulación recientemente el libro del periodista y comunicador Hernando Corral, nacido en el departamento del Tolima, quien fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar a la Vida y Obra en 1999. En la época del setenta trabajó en la  . Fue también reportero de televisión en los noticieros Noticias TV Mundo y el Noticiero de las 7, entre 1980 y 1999. Columnista de El Tiempo y editor político de Paz en el mismo periódico, donde eventualmente escribe sobre estos temas.


Por serias y probadas amenazas contra su vida, se vió obligado a refugiarse por algún tiempo en Madrid (España) y Hamburgo en Alemania. Radicado nuevamente en Bogotá, participó en la creación de la Fundación Friedich Eber- Stepfttung, organización cercana al Partido Social Demócrata alemán. Fue además asesor del ministro de Defensa Juan Manuel Santos y del Comandante de las Fuerzas Militares, General Freddy Padilla de León. Su estrecha y prolongada vinculación a importantes medios de comunicación, al Gobierno, los países europeos, organismos internacionales y las Fuerzas Armadas, le han permitido establecer estrechas vinculaciones con el alto Gobierno y el Ejército, que Corral como buen comunicador aprovecha y emplea para llegar a las más diversas personalidades e instituciones y fuentes clandestinas a donde muchos no pueden llegar y obtener informaciones secretas sobre el proceso de paz .


Empieza por mencionar a Enrique Santos Calderón quien, manifiesta Corral, lo hizo periodista y con quien ha vivido algunos de estos episodios. También con Álvaro Uribe, que le permitieron “conspirar en sus gobiernos a favor de la paz” Relatos clandestinos de una guerra que se acaba, es pues, “Una travesía generacional cargada de ilusiones y utopías” 


Colombia ha vivido durante mucho tiempo un proceso de paz, pero no de reconciliación. Por eso el libro de Corral nos ayudará a entender mejor los retos de la convivencia en los nuevos escenarios de la esfera política, “que muchos miramos con viva esperanza y real espectativa”.


Hernando Corral recuerda cómo Juan Manuel Santos, recién posesionado en su primer mandato, comenzó a recibir mensajes enviados por uno de los jefes de las Farc, alias pablo catatumbo, a través del economista Henry Acosta, quien desde el gobierno de Alvaro Uribe servía como mediador de las Farc para convencerlo de iniciar conversaciones con la citada organización guerrillera, pero fue Juan Manuel Santos el responsable, autor y promotor de acciones para buscar una salida negociada al conflicto armado y antes de ser ministro de Defensa del presidente Uribe, ya había participado en intentonas fracasadas y con el apoyo de Gabriel García Márquez y Felipe González, expresidente de España, ya había empezado a hacer contactos con diversos grupos guerrilleros y paramilitares con el fin de iniciar un proceso de paz.


El autor del libro que comentamos, muestra cómo durante sus tres años de asesor en el Ministerio de Defensa, organizó en su casa varios encuentros y una vez en la propia casa de Santos, con analistas y expertos de paz, entre ellos, Eduardo Pizarro Leongómez, Alvaro Tirado Mejía y Alejandro Reyes.


En estas reuniones se analizaban distintos aspectos del conflicto armado y la posibilidad de una solución negociada. Todo esto sucedía mientras las Farc recibían los más duros golpes militares. Con las muertes de alias raul reyes, alias iván ríos”, alias mono jojoy y alias alfonso cano, todos en acciones militares de la Fuerza Pública, las Farc fueron sufriendo graves reveses que las debilitaron y fueron abriendo el camino para el acuerdo de paz que al fin se va logrando. 


En la parte final del libro de Corral se habla sobre el secuestro del hermano menor del Presidente Gaviria y se revelan episodios para muchos desconocidos. La lucha por su liberación fue larga y complicada y el jefe guerrillero alias bochica manifestaba desde la cárcel que sólo Fidel Castro salvaría de la muerte a Juan Carlos.


Llamaron inmediatamente a Washington y el expresidente Gaviria se comunicó sin demoras con Fidel Castro y le pidió que le ayudara para salvar a su hermano, llamó también al embajador en Cuba, Ricardo Santamaría y suplicó su ayuda en el mismo sentido. A pocos minutos, Santamaría recibió una llamada de Castro quien le manifestó su disposición de colaborar en la mejor forma para la liberación de Juan Carlos. 


Convinieron una reunión en Panamá, donde se desplazaron César Gaviria y Santamaría con el delegado de Fidel Castro, José Abesú. Todo indica que el hermano de Gaviria había sido secuestrado por el movimiento Jorge Eliécer Gaitán- Jega, el cual es un desprendimiento del Eln. Con todas esta acciones se logró al fin el rescate del secuestrado y se puso fin a un drama que tuvo muchos protagonistas. 


Por la actualidad de estos temas recomendamos la lectura del libro comentado.