Roycito

Autor: Rubén Darío Barrientos
21 marzo de 2019 - 09:04 PM

Con Roycito a bordo, con la participación de los exministros de Santos y con algunos vestigios del santismo, el partido político Colombia Renaciente, no tendrá futuro.

No contentos con tener que soportar la lagartería del inefable Roy Barreras, ahora aparece en escena su hijo, Roycito, como uno de los fundadores del nuevo partido político Colombia Renaciente y, de adehala, partícipe de los cuadros de dirección del mismo. Allí tienen anclaje, con visos de reencauche, exministros de Juan Manuel Santos como: Juan Fernando Cristo, Guillermo Rivera, Clara López y Luis Gilberto Murillo, a los cuales se les suman Alfonso Prada (exsecretario general de la Casa de Nariño) y Lucho Garzón (exalto consejero para el Diálogo Social).

Lea también: Transfuguismo (voltearepismo)

Se autoproclaman como “un frente amplio de sectores de centro”, que pugnará por defender la paz santista. Entre otras cosas, eso del “centro” es una retórica de medrosos políticos, que no quieren aparecer señalados dentro de las esquinas ideológicas que vive Colombia. Los analistas han dejado entrever que con Colombia Renaciente, el desprestigiado Juan Manuel Santos tendrá partido político tras bambalinas, no obstante garantizó que se dedicaría, tras ser expresidente, a su esposa María Clemencia y a no intervenir en las decisiones políticas del país. Claro que se le vio muy enjundioso en el reciente debate del glifosato y hasta tuvo tiempo de almorzar con magistrados de la Corte Constitucional. 

Pero volviendo a Roycito (Roy Alejandro Barreras Cortés), es nacido el 2 de agosto de 1986, por lo que está camino de los 33 años, pertenece al partido de la U y fue concejal de Cali, elegido con los nada despreciables 14.987 votos para el periodo 2012 - 2015. En una crónica de febrero de 2015, el portal lasillavacia.com hizo una buena nota que tituló “en la diestra de Roy padre” y se incluyó en un acápite que Roycito fue hasta precandidato a la alcaldía de Cali. Curiosamente, Roy Jr. es llamado por su padre Roy, como Alejandro, seguramente para que no se confundan.

Roycito, también ocupó el cargo de Director de Planeación Departamental en el Valle del Cauca (gabinete de Dilian Francisca Toro) y como edil de Cali ejerció fuerte oposición a la administración de Rodrigo Guerrero, en donde, como vindicta política, éste le declaró la guerra y consiguió empantanarle la presidencia del cabildo en el año 2013. Descartó ser candidato al Senado (decían que para que reemplazara a su padre) y prometió –tras no buscar la reelección como edil de Cali– dar el salto a la arena política nacional.

En efecto, lo ha cumplido entonces este Roycito, a quien le gusta cantarles a las mujeres pues es muy talentoso para las rancheras. Colombia Renaciente, como legado de Santos, tendrá que pugnar contra el lastre del Nobel y la trasegará muy cuesta arriba porque el país tiene buena memoria y sabe cómo actuó el expresidente en un gobierno de cuyo nombre no quiero acordarme. Por eso, es todo un homenaje al optimismo sacar pecho como santistas y decir que le apuntarán a ganar puestos en asambleas, concejos y hasta hacer coaliciones fuertes para obtener gobernaciones, aunque el premio mayor lo buscan para el 2022, con la misma condición de ilusos.

Lea también: La inacabable politiquería

Casi todos sus líderes están sin partido y lo que tienen en común es que electoralmente son débiles y resistidos. Por ejemplo, Clara López, quien salió peleada del Polo y de la ASI, tras quemarse como fórmula de Humberto de la Calle, será la candidata a la Gobernación de Cundinamarca (aunque ella quiere es aspirar es a la alcaldía de Bogotá, dicen las malas lenguas). Con Roycito a bordo, con la participación de los exministros de Santos y con algunos vestigios del santismo, este partido político no tendrá futuro porque el país sabe sacar la cobradora a quienes lo enfadaron y le hicieron pasar muy malos meses y hasta años. Firmamento negroide para quienes se aventuran a una legítima misión imposible.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2019-03-26 18:21:21
Habrá ilusos para rato.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

La casa de la politiqueria
Columnistas

La casa de la politiqueria

“¿Qué hacía el presidente reunido con interlocutores partidistas de una bancada, debatiendo asuntos electorales futuros y otras yerbas?

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
2
Salud /

La legalidad facilita el consumo de popper

Si una persona inhala popper y la consume en su diario vivir, podría convertirse en una sustancia...
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
5
Sectores /

Consumo planea alianza comercial para salir de la crisis

La Cooperativa fue intervenida para administrar y no para liquidar. Durante este tiempo, han hecho todo lo...
6
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...