Quebradona: el proyecto minero que tiene dividido a Jericó

Autor: Javier Restrepo Gonzalez
26 abril de 2019 - 06:58 PM

La compañía AngloGold Ashanti intenta mostrar que la iniciativa minera no tiene nada que ver con el imaginario de deforestación y sequía que exponen los opositores. Estos, a su vez, insisten en que la explotación de cobre destruirá la cultura agrícola del municipio y sus fuentes de  agua.

Jericó, Antioquia

Para llegar a la vereda Quebradona del municipio de Jericó, el recorrido desde el casco urbano tarda casi una hora. En línea recta hay siete kilómetros, pero la trocha deja la sensación de una distancia mayor, no solo por lo serpenteante sino por el mal estado en que se encuentra.

Hasta allí han llegado muchos habitantes del municipio en los últimos siete años. Algunos, invitados por la compañía sudafricana AngloGold Ashanti para conocer el proyecto Minera de Cobre Quebradona, y otros, los opositores a esta iniciativa, para hacerles sentir a los empleados y directivos de la multinacional que no los quieren allá.

Los ánimos se han caldeado en las últimas semanas. “Tal vez porque saben que estamos próximos a solicitar la licencia ambiental”, dice un empleado a la compañía que pide el anonimato. “Ellos –los opositores- son reiterativos en decir que el tiempo se les está acabando”, añade.

Lea también: Concertar o prohibir: los caminos de la minería en Antioquia

De hecho, el pasado 12 de abril se realizó en el municipio una Audiencia Pública convocada por la Cámara de Representantes para hablar del proyecto. “Los opositores ocuparon las dos terceras partes del escenario”, recuerda Juan Camilo Quintero, gerente de Asuntos Corporativos de AngloGold Ashanti, y reprocha que “la oposición no nos dejó presentar el proyecto, yo no pude mostrar más del 20% de la presentación, y al final inclusive salí insultado”.

Fernando Jaramillo, coordinador de la Mesa Ambiental de Jericó, tiene otra versión: “no es cierto que no se les haya permitido hablar, lo que ocurre es que a todas las personas se nos concedieron cuatro minutos de intervención y cuando ellos quisieron intervenir, más allá de doce minutos se tomó el señor Quintero”, afirma.

Esta situación retrata la tensión y la polarización. Mientras la compañía busca por todos los medios como reuniones, visitas guiadas, programas de radio, periódicos institucionales y programas de relacionamiento con la comunidad “presentar el proyecto, los beneficios, los impactos, cómo vamos a trabajar”, según relata Juan Camilo Quintero, la oposición, apoyada en una poderosa logística, ha centrado su discurso en la tradición agropecuaria, la riqueza turística y la ausencia histórica de la minería en el Suroeste antioqueño.

Lea además: “Código de Minas se quedó corto para la formalización”: Dora Balvin

Entre tanto, con fundamento en el título número 5181, la Minera Quebradona trabaja en labores de exploración sobre un predio de 7.594 hectáreas, donde se halló un pozo llamado Nuevo Chaquiro, del que proyecta extraer 3,9 millones de toneladas de cobre, 6,13 millones de onzas de oro, 85,1 millones de onzas de plata y 700.800 toneladas de molibdeno. El próximo paso en el proyecto es la entrega del Estudio de Impacto Ambiental a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, autoridad que debe conocer el proceso debido al tamaño del proyecto, que moverá más de 6,2 millones de toneladas de material por año.

(Plataforma de exploración en el corregimiento Quebradona. Aquí se extraen las muestras para el análisis geológico)

Voces encontradas

El alcalde de Jericó, Jorge Andrés Pérez Hernández, repite como si fuera un mantra que “la gran mayoría de los jericoanos” se oponen  al proyecto. Pero los sondeos de opinión realizados por la compañía minera señalan que la oposición abierta es del 30% de los habitantes mientras los demás lo que esperan es que la compañía avance antes de juzgarla.

“Para nosotros es muy importante una buena interacción con la comunidad. Llevamos catorce años interactuando con ella, (pero) apareció la mesa ambiental que empezó a manejar mucha posverdad, hay que decirlo, porque ellos decían que íbamos a poner una represa como la de Vale (que se rompió en Minas Gerais, sureste de Brasil y dejó 110 muertos) y eso no es así, que vamos a utilizar cianuro y mercurio y eso no es así, que la minería ilegal va a llegar. Pero el tiempo ha ido mostrando que el proyecto es otro y que no es cierto lo que la oposición ha dicho”, afirma el gerente de Asuntos Corporativos de AngloGold Ashanti.

Le puede interesar: Mineros proyecta producir 500.000 onzas de oro anuales a 2025

Desde la Mesa Ambiental de Jericó la versión es que “son ocho años de oposición firme a la empresa minera. Ellos llegaron sin presentarse como una empresa minera sino como una prospección de suelo para el mejoramiento de la agricultura, eso le dijeron  a los campesinos para tener acceso a los predios y hacer las primeras perforaciones”, cuenta Fernando Jaramillo, quien se detiene en un detalle clave: “La gente en Jericó y en el Suroeste no conocía la minería, era una actividad extraña” y añade que “cuando hubo comprensión de parte de los jericoanos de lo que significaba esto, empezó a crearse una consciencia y a organizarse y a hacer la oposición que se mantiene hasta ahora”.

Y resulta clave lo del desconocimiento porque, en el sentir de Juan Camilo Quintero, “en el fondo lo que la gente no quiere es la mala minería, y aquí estamos trayendo una empresa que es la número 86 en sostenibilidad en el mundo”.

El gerente de Asuntos Corporativos insiste en que “siempre hablaremos donde haya que hablar y donde nos inviten. A uno lo que le da pesar es que caigan en esa agresividad; la gente al comienzo no alcanza a entender el proyecto porque cuando uno tiene miedo de algo no lo quiere escuchar, nosotros nos hemos llenado de paciencia y vamos a seguir explicando”.

Y aporta el siguiente dato: “hemos tenido más de 50 reuniones en las veredas con el programa Hablando se entiende la gente, hemos tenido reuniones con los propietarios de las fincas. La buena noticia es que el impacto del proyecto se circunscribe a las tierras que compramos, ninguna finca aledaña va a tener ningún impacto ambiental y estamos cumpliendo toda la normatividad”.

Conozca más:Antioquia ya cuenta con siete Áreas de Reserva Especial declaradas

A lo que Fernando Jaramillo, coordinador de la Mesa Ambiental de Jericó, responde que “nosotros hemos estado dispuestos a escucharlos, pero nuestra posición es firme, nosotros consideramos que la actividad minera en el Suroeste no debe hacerse por las implicaciones que tiene” y sostiene que la llegada de  la minería a Jericó “fue impuesta por el gobierno nacional”.

“El problema no es que sea AngloGold Ashanti, podría haber sido otra multinacional, es un problema político con relación a la locomotora minera que se viene impulsando en Colombia sin consultar a las comunidades”, enfatizó.

Minera Quebradona Jericó

(Bodega de núcleos, donde se almacena el material extraído antes de ser analizado)

¿Un pulso político?

Mientras la Mesa Ambiental señala como motivos para oponerse al proyecto, además de la inexistencia de tradición minera, los “ejemplos de multinacionales que lo que han producido ha sido desastres sociales y ambientales”, en el sentir de Fernando Jaramillo, el alcalde Jorge Andrés Pérez Hernández expone el Acuerdo 010 de 2018, que prohíbe la minería metálica en el territorio.

“Ese acuerdo está vigente y presume de legalidad”, enfatiza ante el hecho de que el mismo fue demandado ante el Tribunal Administrativo de Antioquia por parte de la Gobernación, tal como ocurrió con el Acuerdo 09 de 2017, que fue invalidado por el mismo Tribunal en diciembre de 2017.

Pero el mandatario va más allá y, aunque está a meses de terminar su mandato, se remonta a la campaña en la que salió elegido Alcalde para señalar que su propuesta de Gobierno era completamente diferente a la minería.

Además: Las Zimas, una herramienta para la formalización en municipios mineros

“Venimos de una Administración que firmó convenios con la empresa minera por más de 3.700 millones de pesos, donde la Alcaldía y su equipo de trabajo giraban en pro de la promoción positiva de la minería en Jericó, una visión muy diferente a la que nosotros tenemos ahora, en la que le propusimos a los jericoanos un plan para  impulsar y acompañar el sector rural, trabajar por el desarrollo turístico y cultural del municipio, por la protección de su medio ambiente, de sus tradiciones, de su cultura y a la postre ganamos y por eso hemos sido coherentes”, afirma y recuerda que le prometió a sus electores “que no iba a firmar ni iba a recibir ni un solo peso de la empresa minera”.

“No nos tienen que gustar las opciones de desarrollo que nos proponen ellos, ellos no conocen el territorio ni nos preguntan a nosotros”, expresó.

Pese a lo afirmado por Pérez Hernández, no le gusta que se califique como política su postura. “Me parece muy mal intencionada su pregunta porque en Jericó son la gran mayoría los que no quieren el proyecto”, le dijo a EL MUNDO y añadió que su actuar busca “canalizar desde mi posición como Alcalde el pensamiento de la gran mayoría de los jericoanos”.

“A nosotros nos gustaría sentarnos con él y explicarle mejor el proyecto porque el alcalde ha tenido imprecisiones; él sigue insistiendo en que nosotros vamos a tener piscinas de relave y eso no es así; él habla de contaminación de las quebradas y nosotros no vamos a tomar agua de las quebradas ni vamos a usar ni cianuro ni mercurio ni ninguno de esos elementos; digamos que el alcalde debería tener una actitud un poco más receptiva”, consideró el vocero de AngloGold Ashanti, Juan Camilo Quintero.

“La minería es una industria legal en Colombia, pero hemos sentido que nos ponen como si fuéramos ilegales, nosotros no estamos haciendo explotación, tenemos el permiso para hacer exploración y los estudios ambientales, que es la etapa en la que estamos”, puntualizó.

Minera Quebradona Jericó

(Toma de agua para el proceso de exploración, la cual cuenta con permiso y vigilancia de Corantioquia)

Concertar o no concertar

Cuando la Corte Constitucional emitió la Sentencia de Unificación 095, en noviembre pasado, quedó claro que la manera de dirimir los conflictos entre municipios, Estado y empresas mineras era una Ley Orgánica de Concurrencia que, por lo pronto, no parece estar en la agenda legislativa. Sin embargo hay un camino intermedio: la reglamentación de los Planes de Ordenamiento Territorial.

En un artículo publicado en EL MUNDO en febrero pasado, la secretaria de Minas de Antioquia, Dora Balvin, dijo que “le hemos dicho al alcalde (de Jericó) que trabajemos en el POT”, pero hasta ahora no ha respondido.

El mandatario, Jorge Andrés Pérez, respondió que “la Secretaría de Minas me ha buscado para promover la minería, no ha sido otra cosa. De hecho, acá nos sentamos con ellos hace más o menos un mes y lo que hacen es vendernos las bondades de la minería”.

En ese sentido reclamó que “no nos visita la secretaría de Agricultura o el ministerio de Agricultura para promover el agro, por qué no llega el ministerio de Ambiente a promover la actividad ambiental, por qué no llega el ministerio de Cultura a buscar cómo promover los valores culturales. Son contradicciones”, aseguró y puntualizó que “la minería no llega a salvar a Jericó”.

También: Ahora que es ilegal, el mercurio se vende en redes sociales

Las regalías no seducen

Según las proyecciones de AngloGold Ashanti, Jericó puede recibir por regalías, durante la explotación del proyecto, unos 420 millones de dólares, es decir 16,1 millones de dólares al año. Una cifra  importante para una localidad cuyo presupuesto de 2019 no alcanza los 4 millones de dólares.

“Es importante que el país tenga minería sostenible y esa es la apuesta de nosotros, que haya más minería para que haya más regalías y el país tenga más ingresos para reducir las inequidades que tiene Colombia”, dijo Juan Camilo Quintero, gerente de Asuntos Corporativos de AngloGold Ashanti.

Pero Fernando Jaramillo, coordinador de la mesa ambiental de Jericó, dice que “cuando hay una actividad con unas implicaciones ambientales tan fuertes, toca poner en una balanza los beneficios y los perjuicios y nosotros consideramos que los perjuicios que van a causar son extremadamente graves”.

Entre esos perjuicios enumera que en la zona del río Cauca “hay unas propiedades que le generan al municipio un impuesto predial importante, ¿qué va a ocurrir con esas tierras? Que se van a desvalorizar totalmente, entonces  tendríamos una merma de ingresos fiscales”.

Finalmente, el alcalde Jorge Andrés Pérez Hernández, responde con preguntas: “¿Usted cree que el problema es de plata? ¿Usted cree que el problema del Bajo Cauca es de plata? Mire la inversión de regalías a través de la historia de los municipios que han recibido miles de millones de pesos, ¿cómo está  esa gente ahora? Son situaciones que no se pueden arreglar con toda la plata del mundo”, expresó.

 

Características del proyecto

- Hace parte del Cinturón del Cauca Medio, en el que también están los depósitos de La Colosa, Marmato y Buriticá.

- Se localiza en el municipio de Jericó, corregimiento Palo Cabildo, veredas Quebradona (depósito mineral) y Cauca (planta de procesamiento).

- El depósito es polimetálico y contiene: 77% de cobre, 15% de oro, 5% de plata y 3% de molibdeno.

- El depósito se ubica a 400 metros de profundidad, por lo que el método de extracción será subterráneo.

- La prospección inició en 2004 y el depósito, llamado Nuevo Chaquiro, se descubrió en 2011.

- En 2014, la compañía minera declaró los recursos y en 2015 el Gobierno Nacional declaró el proyecto como de Interés Nacional Estratégico (Pines).

- En 2017 inició el estudio de prefactibilidad y de Impacto ambiental.

- En 2019 se entregará a la Anla el estudio de impacto ambiental para solicitar la licencia ambiental.

- 6,2 millones de toneladas de material se moverán cada año en la etapa de producción.

- El proyecto necesitará en total 52 años de ejecución:

. 14 de prospección y exploración (ya cumplidos)

. 4 de construcción

. 21 de operación

. 3 de cierre

. 10 de poscierre

- Empleos generados:

. 257 empleados y contratistas en la etapa actual (70% de Jericó)

. 2.200 empleos en etapa de construcción (80% de Jericó)

. 550 empleos en la etapa de operación (70% de Jericó)

- Regalías estimadas: 420 millones de dólares en 26 años (16,1 por año).

- Inversión en programas sociales: Un millón de dólares entre 2011 y 2018

- Inversión proyectada en protección de fuentes hídricas: 10 millones de dólares.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

María Fernanda Suárez
Columnistas /

El papel de la mujer en la minería

Marchas de estudiantes
Columnistas /

“El cambio viene, les guste o no”

Marcha de 2018
Columnistas /

El jueves sacaré mis viejos huesos a la calle

Peter Singer
Columnistas /

Enemigos de la dignidad humana

Protestas en Chile
Columnistas /

El rancho ardiendo… y Colombia ahí

Artículos relacionados

Andrés Restrepo Isaza, presidente de Mineros S.A.
Minas Y Energía

Mineros proyecta producir 500.000 onzas de oro anuales a 2025

La compañía cerró 2018 con una producción de 210.017 onzas y espera alcanzar las 300.000 en 2019 gracias a la incorporación de la mina Gualcamayo, en Argentina....
Minera Quebradona Jericó Antioquia AngloGold Ashanti
Minas Y Energía

Concertar o prohibir: los caminos de la minería en Antioquia

De los 22 Acuerdos Municipales o Decretos que han prohibido la minería en municipios de este departamento, el Tribunal Administrativo ha invalidado hasta ahora...
Minería informal de oro en Marmato Caldas
Minas Y Energía

Antioquia ya cuenta con siete Áreas de Reserva Especial declaradas

A raíz de una carta enviada por el gobernador Luis Pérez al presidente Iván Duque, pidiéndole que se le entregue al departamento el manejo de las AREs, la Agencia...

Lo más leído

1
Política /

¿Y 20.000 votos de dónde? 

Aproximaciones a las causas que pueden explicar cómo la concejal Nataly Vélez logró sacar en las urnas...
2
Política /

La curiosa coincidencia de la nueva Asamblea

Los siete primeros renglones sacaron las mayores votaciones de sus partidos, mientras que los mismos...
3
Columnistas /

“El cambio viene, les guste o no”

La ciudadania quiere el cambio y se expresa marchando
4
Columnistas /

El rancho ardiendo… y Colombia ahí

A la pobreza consuetudinaria, se suma la indolencia también consuetudinaria de gobiernos que simulan ser...
5
Columnistas /

El jueves sacaré mis viejos huesos a la calle

Contra las expectativas creadas por la Constitución de 1991, la democracia colombiana -la política y la...
6
Columnistas /

El papel de la mujer en la minería

Aún no se logra un equilibrio entre hombres y mujeres dentro del sector minero que tanto aquí en Colombia...