Nadie nos mira, retrato de un hombre en crisis

Autor: Estefania Posso Soto
5 julio de 2018 - 10:33 AM

Siete países convergen para contar una historia que refleja la situación por la que toda persona atraviesa en varios momentos de su vida, la frustración, el desamor y el desarraigo.

Medellín

Nadie nos mira es una película dirigida por Julia Solomonoff y protagonizada por el actor argentino Guillermo Pfening, tendrá su estreno nacional este jueves 5 de julio después de haber pasado por varios festivales y salas de cine de países como Argentina, España, Cuba, Estados Unidos y otros.

Esta película contó con la participación de siete países entre ellos Colombia a través de la productora Madlove y de la mano de Natalia Agudelo, coproductora de Nadie nos mira, quien explicó que la línea que conduce el filme es una experiencia humana que mezcla tres aspectos como la inmigración, el desamor y la frustración profesional.

Un joven actor argentino muy exitoso en su país, sale de Buenos Aires con la idea de hacerse futuro en una ciudad cosmopolita como Nueva York, llega hasta allí con el sueño de ascender en su carrera actoral y de olvidarse de un mal amor.

Para Guillermo Pfening Nadie nos mira es una película que habla de varias cosas, pero lo que más se evidencia, según él, es el retrato de un hombre en crisis que lo lleva al fondo del mar y desde ahí renace, “está atravesando por el desamor, la inmigración y la búsqueda de identidad. Es una película de amor”, reflexionó.

Una de las cosas más fuertes que Julia, la directora, quería transmitir con este largometraje era el tema de ser y el estar, “quien eres dependiendo de donde estás”, y esa necesidad de Nico, el protagonista, por hacer parte de un lugar al que no pertenece, lo que lo hace permanecer en la búsqueda de ser alguien y ser reconocido en ese lugar desconocido, señaló Natalia.

El casting para que el Nico se había presentando y que lo llevó hasta Nueva York no llegó a feliz término, su visa estaba a punto de vencerse, sin dinero tuvo que acceder a todo tipo de trabajos, mesero, niñero y mandadero. Su acento le impedía ganarse papeles en el cine gringo y su color de piel, de cabello y de ojos lo frustraban para actuar como latino, y así un sin fin de peripecias que llevan al espectador a desesperarse y sufrir el dolor de este personaje.

Una mezcla de orgullo con dolor es que lo motiva al personaje para permanecer tanto tiempo en un país que sólo le ofrece adversidades, indicó Guillermo, Nico no quiere volver a los brazos de Martín, ni como amante ni como jefe. Quiere demostrarse, a sí mismo y al mundo, que él puede valerse por sus recursos. Volver significaría un fracaso. Porque Nico también es víctima de este sistema meritocrático que nos lleva a tener que si o si ser exitosos. Una sociedad que no permite el fracaso, que no valora la experiencia en si misma mas allá del resultado. Donde aparentar vale más que ser. Por otro lado su corazón esta destrozado y necesita sanar y no volver a ese amor tan tóxico”.

Cuando, por fin, Nico decide volver a Buenos Aíres, “se fortalece, se encuentra a sí mismo y desde ahí renace. Supera esta profunda crisis personal de la que creo que habla el filme”, relató el actor, quien expresó también que el mayor reto actoral fue encontrar el tono del personaje para que fuera empático, guerrero, vulnerable, inestable e indeseable por momentos. “Creo que el personaje tiene una serie de características muy disimiles entre si que lo hace muy rico a la hora de interpretarlo”.

Una historia de muchas nacionalidades

Nadie nos mira no sólo es global por la trama de su historia, que es una situación que puede vivir cualquier persona en el mundo, sino porque reunió talentos de varias culturas y nacionalidades para su realización.

La película se grabó a lo largo de siete meses y con un cronograma muy meticuloso; semana y media en el verano de Nueva York, luego tres semanas en el otoño de esta ciudad, regresaron para rodar una semana en el invierno y, finalmente, una semana y media en el verano de Buenos Aires.

El hecho de que la producción contara con la convergencia de muchos países enriqueció la película, logrando una sinergia entre todos los coproductores. Natalia Agudelo narró que uno de los grandes retos fue el cambio del dólar, “porque justo cuando estamos rodando tuvimos la caída del petróleo en Colombia y por ende el desplome del peso colombiano, entonces empezamos a hacer maromas con nuestros pesos devaluados y hacer que el presupuesto se mantuviera en dólares”.

Actores y técnicos de siete países hicieron posible esta historia que logra mover tantas fibras. Guillermo manifestó que fue una gran experiencia actuar con Paola Baldion y Maite Montero.”Paola es una actriz colombiana radicada en Los Ángeles, que tiene mucha experiencia y fue muy amable conmigo y trabajamos muy bien juntos. Maite, que es música, venía de otro ambiente, y pudo agregarle a su personaje una cuota de espontaneidad muy linda. También en el equipo técnico había diferentes nacionalidades, que enriquecieron mucho la convivencia en el set y el trabajo final”.

¿Cómo va la producción en Colombia?

Natalia Agudelo, de la productora Madlove resaltó que actualmente el país esta en un momento ideal para la producción cinematográfica y audiovisual porque las plataformas han abierto muchas oportunidades a las que los creadores pueden acceder directamente. El reto ahora está en encontrar esas historias que conecten con la audiencia y aprender a comunicarlas “yo creo que a veces hemos cometido ese error de confiarnos del público y las películas llegan con muy poquitos recursos a la hora de estrenar cartelera entonces no tienen tanto espacio para campañas publicitarias, la gente no se entera y por eso a las películas les esta yendo tan mal en salas de cine”.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Hidroituango
Columnistas /

Los empalmes

hospitales púbicos de Antioquia
Salud /

¿De qué tamaño es la crisis de los hospitales públicos en Antioquia?

Rendición de cuentas Área Metropolitana
Columnistas /

Haciendo escuela

Reunión comisión primera del Senado
Columnistas /

Representación, participación y reforma tributaria

Sucesión familiar
Columnistas /

La partición de patrimonio en vida en el régimen legal colombiano

Artículos relacionados

Documental La Vaca
Cine De Autor

Esta es la selección de la Muestra Caleidoscopio 2018

Las 17 obras para la Muestra Caleidoscopio 2018 se conocieron en la presentación del Tercer Festival de cine de Jardín.
Dago García
Cine

Dago García es un vendedor de emociones

Un hombre sin reglas, quien se describe creativo en todo lo que hace, así es Darío Armando García Granados, más conocido como Dago García.
Cine
Artes Escénicas

La música para cine también se compone y se escucha en Medellín 

Este viernes se presentará en el Teatro Pablo Tobón Uribe un concierto interpretanto la música de Dragon Ball Z; y películas tan exitosas como Star Wars, Toy Story...

Lo más leído

1
Columnistas /

Benignísimo gobernante de infinita caridad

Si tuviéramos organismos de control serios e independientes ya estarían sumando y evaluando esos gastos...
2
Urbanismo /

Los retos que propone la Gran Encuesta en Salud para Colombia

Desde el Foco de Ciencias de la Vida y de la Salud, de la Misión de Sabios 2019, se le consultó al sector...
3
Infraestructura /

La terquedad cerró la Troncal del Café

Seis meses ajustó la interrupción del tránsito por esta vía, que según un veterano y experto ingeniero...
4
Mundo Fantástico /

Los imperdibles  

Conozca qué tiene Medellín y el área metropolitana del valle de Aburrá para hacer, ver o disfrutar.
5
Política /

El valor de lo nuestro

La futura primera dama de Medellín, Diana Osorio, ya tiene muy claro en su cabeza las ideas, propuestas y...
6
Columnistas /

La partición de patrimonio en vida en el régimen legal colombiano

Si bien la figura de partición de patrimonio en vida fue introducida ya hace siete años y ha sido de poco...