Medellín en blanco, una opción

Autor: Álvaro López Rojas
8 octubre de 2019 - 12:03 AM

Afortunadamente todo llega a su fin y parece que el cuento de nuestro alcalde no va a tener continuidad, pues es mero cuento, no deja nada que lo haga permanecer en nuestras mentes

Medellín

Álvaro López Rojas

A tres semanas de las elecciones generales en Colombia para elegir gobernadores, alcaldes, concejales, diputados y ediles, el futuro de nuestro departamento parece no correr riesgos pues los candidatos, casi todos, tienen bagaje suficiente para llevarnos por los senderos de desarrollo a los que estamos acostumbrados. Puede ser que haya algún candidato que caricaturice la importancia del cargo al que aspira, pero en general los candidatos a la gobernación dan la sensación de seriedad y compromiso. Aunque hay uno que sobresale de entre los demás, los otros, hay que decirlo, no desmerecen.

Lea también: La falta de competencias para gobernar

No sucede lo mismo en la ciudad. La nómina de aspirantes a la Alcaldía no dice nada. Hay más ignorancia entre los candidatos que ideas claras sobre manejo de ciudades; hay más soberbia que deseos de servirnos bien; hay mucho rencor heredado que impide llegar a la equidad con la que se debe administrar lo público. La gente tiene miedo pues los problemas son tantos que a veces nos sentimos viviendo en otra parte del mundo, añorando los tiempos en los que Medellín era toda orden y aseo, en la que se podía caminar por andenes para la gente, en la que no se perdía un peso en obras sin importancia.

Hace cuatro años sucedió algo extraño en la elección del alcalde, pues el menos favorecido con la intención de votos, el que parecía menos preparado, el que no presentaba experiencia laboral confesable, resultó ser el ganador. Al cuento le falta un pedazo grande al que nunca vamos a poder acceder; lo cierto es que las encuestas tenían razón cuando reflejaban la intención de voto. La gente sabe quién es quién y quien tiene algo serio en la cabeza. Afortunadamente todo llega a su fin y parece que el cuento de nuestro alcalde no va a tener continuidad, pues es mero cuento, no deja nada que lo haga permanecer en nuestras mentes.

Cuando la Constitución señala que al elegir gobernadores y alcaldes se les impone el programa que presentó al inscribirse, se está suponiendo que el candidato tiene claro cuál es el camino para cumplir con su obligación futura con la ciudadanía. Pero mirando el panorama de los candidatos actuales, no podemos sentir menos que terror al imaginar los planes y la concepción del ejercicio del manejo de la cosa pública aprendidos en el comedor familiar o en la barra de amigotes. Los programas no pueden estar signados por el odio de los padres, ni por los afanes de figuración en medra de nuestro derecho a la felicidad.

Le puede interesar: Guerra sucia en la política

Las consecuencias del voto en blanco en cuanto a que se vuelva un mecanismo para espantar los espantajos son casi que inalcanzables. Pero deberíamos pensar en aplicarlo como remedio a la tendencia que surge cuando un don nadie alcanza una posición de mando. Hay que comenzar a detener esa idea que se nos ha metido en la democracia de que cualquiera pude ser elegido. La reacción a las malas elecciones debe ser la postulación de personajes con talla de estadista.  Es hora de pensar en el voto en blanco como forma de protestar por la improvisación y la chabacanería.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Manifestación
Columnistas /

…¡y con el rancho ardiendo…!     

Masas
Columnistas /

Por un capitalismo social

cajero Bancolombia
Cazamentiras /

Bancolombia aclaró tarifas de sus transacciones

Puños en alto
Columnistas /

¡Una plegaria por Colombia!

Libia
Columnistas /

El reparto de Libia

Artículos relacionados

La planeación negativa del alcalde
Columnistas

La planeación negativa del alcalde

Y precisamente en Medellín, la ciudad que en los setenta dio ejemplo de buen gobierno, hace cinco años que el alcalde y su cuadrilla no han podido reglamentar el...

Lo más leído

1
Mundo Estudiantil /

El Sena se está reinventando

$3,9 billones es el presupuesto para el Sena en el 2020. Cuáles son sus grandes retos para este año y...
2
Mundo Estudiantil /

El mundo, un texto

Más allá de las lecturas impuestas y los textos insípidos, desabridos, de paso; el hábito de leer es...
3
Política /

El harakiri uribista de Sabaneta

Un alcalde apoyado por una coalición de sectores liberales, de Cambio Radical y el trujillismo azul, y...
4
Columnistas /

El reparto de Libia

Por los intereses de las potencias y sus aliados, Libia se convierte en una nación fragmentada con dos...
5
Columnistas /

…¡y con el rancho ardiendo…!     

La flamante señora alcalde de Bogotá establece una novedosa política, única en el mundo, para el...
6
Columnistas /

¡Una plegaria por Colombia!

Es alarmante la indolencia del Estado, por no decir que negligencia e incapacidad, frente a muchos temas...