Las pérdidas por la pandemia en Medellín

Autor: Nacho
5 mayo de 2020 - 02:58 PM

Antes como político buscaba votos, pero ahora como secretario de Hacienda a Óscar Hurtado Pérez le toca buscar recursos para enfrentar la crisis viral en la ciudad y para financiar los 22 billones de pesos que vale el plan de desarrollo. Entrevista.

Medellín

Si la crisis y la parálisis social y económica no se agudiza aún más, de todos modos hoy el colapso pandémico le está costando al Municipio de Medellín por lo menos unos 243.000 millones de pesos.

Esta aterradora cifra la reveló el propio jefe de las finanzas de la ciudad o secretario de Hacienda, Óscar Hurtado Pérez.

A este dirigente político de origen liberal y contador público  lo vimos nacer en esa actividad comenzando este siglo como alcalde de su natal Tarso y luego ascender en política hasta llegar al Congreso en dos oportunidades como representante a la Cámara.

Reveló que desde hace diez años se conoce con el alcalde Daniel Quintero y por su participación en la comisión de empalme en el área económica, terminó siendo designado secretario y ahora le corresponde ya no conseguir votos, sino recursos para darle la cara a la pandemia y para financiar el plan de desarrollo para que Medellín tenga futuro.

 

¿Secretario, antes de consultarle por otros aspectos, comencemos por la pandemia y sus consecuencias sobre las finanzas del Municipio de Medellín. Tienen algún estimativo del impacto en los ingresos ante la difícil situación de la gente para el  pago de sus obligaciones con la municipalidad, como predial, industria y Comercio, servicios públicos. Qué análisis hacen de esta compleja coyuntura?

Hoy tenemos que decir que como mínimo vamos tener una disminución de alrededor del 9% en impuesto predial lo que representa para 2020, un total de 75.000 millones de pesos. Y en el caso del impuesto de industria y comercio 16.7% para 2020 y de 7% para 2021, con una disminución total de 165.000 millones sólo para este tributo.

En total creemos que si la crisis no se agudiza y se puedan ir reactivando lo más pronto posible los sectores económicos de la ciudad, vamos a tener unas disminuciones aproximadas de 243.000 millones de pesos.

Hay que tener en cuenta que el impacto para nosotros esta en doble vía, por un lado la disminución en los ingresos y por el otro tenemos que salir a cubrir gastos que antes no estaban presupuestados que a la fecha de hoy ascienden a los 236.000 millones de pesos.

Por ahora y en las condiciones previstas, esas son nuestras cifras pero todo depende del tiempo que dure la crisis y lo fuerte que nos golpee a todos.

 

¿Y qué facilidades están dando al contribuyente de la ciudad, también muy aporrado en sus ingresos?

En cuanto a las facilidades en esta primera etapa de la crisis están encaminadas, según las instrucciones del señor Alcalde, a aliviar los problemas de liquidez de los contribuyentes aplazando inicialmente por casi tres meses los cobros de predial e industria y comercio. Lo anterior es un aplazamiento que no genera ningún interés, aunque les estamos diciendo a aquellos contribuyentes que tengan capacidad de pago que lo sigan haciendo normalmente por los canales virtuales. Y en lo que tiene que ver con las declaraciones de industria y comercio, que normalmente se hacen en el mes de abril, estamos enviando el mensaje a los contribuyentes que cumplan con ese deber, así el pago se haya aplazado.

 

¿Cómo andaba la situación financiera del municipio antes de este inesperado suceso pandémico?

La crisis nos sorprendió en las primeras de cambio, construyendo el plan de desarrollo y necesitando muchos recursos para el cumplimiento del programa de Gobierno del alcalde Daniel Quintero, con unas finanzas municipales con indicadores positivos y cumpliendo con todos los indicadores de ley, pero con la dificultad de tener muy baja capacidad de endeudamiento debido a una deuda pública interna y externa en unos niveles que nunca había tenido Medellín, lo cual hace que el servicio de la deuda ascienda a 1.7 billones de pesos, mientras el acceso a recursos frescos del crédito tan solo ascenderá a 0.4 billones de pesos, generando un desbalance de $ 1.3 billones, que no permite apalancar la financiación del plan de desarrollo con endeudamiento, que es lo que usualmente hace todo gobierno. 

No obstante lo anterior, estamos seguros de poder obtener los recursos para financiar el plan de desarrollo más ambicioso de la historia de Medellín, 22.7 billones de pesos, acorde con las necesidades de impulsar la reactivación económica. Pero además tenemos la directriz del alcalde Daniel Quintero de ser austeros en los gastos de funcionamiento y transparentes y eficientes con los  recursos destinados a la de inversión.

 

¿El gobierno del alcalde Daniel Quintero despegó en enero anunciando el no cobro de aumentos en el  impuesto predial, efectivamente esto se cumplió?

Claro que se cumplió, al 96% de los aproximadamente 700.000 propietarios de predios su impuesto no se incrementó más allá del IPC, 3.8%. Con esta decisión se logró conciliar dos intereses importantes, de un lado cuidar el bolsillo de los ciudadanos, no autorizando incrementos que contribuyeran con el deterioro de la capacidad adquisitiva de los ciudadanos, y del otro, cuidando que se cumplan las metas financieras de la entidad manteniendo un crecimiento importante. A veces es preferible fijar unos impuestos muy controlados en su crecimiento anual, que no golpeando los bolsillos de los ciudadanos,  para que puedan cumplir con sus obligaciones tributarias, que tener facturaciones altas pero con bajo recaudo.

En el caso del municipio de Medellín, se cuenta con una excelente cultura de pago y logramos un primer trimestre muy positivo en el tema de recaudo, con un récord histórico en ingresos tributarios, esto me parece a mí que denota mucha confianza de los ciudadanos hacia el Alcalde y una certeza de que los recursos serán administrados de manera transparente y eficiente.

El secretario de Hacienda, Óscar Hurtado, se identifica con el plan de desarrollo del alcalde Daniel Quintero.

El secretario de Hacienda, Óscar Hurtado, se identifica con el plan de desarrollo del alcalde Daniel Quintero.

 

¿Por la situación inesperada viral y la caída de los ingresos a todo el mundo, habrá dificultades para la financiación de las metas del plan de desarrollo?

Ya veníamos con algunos riesgos, la volatilidad de la TRM, la caída de los precios del petróleo que golpea las fianzas de la nación, las altas tasas de interés y la negativa de los bancos a propiciar la liquidez promovida por el Gobierno Nacional.

La crisis definitivamente va a tener consecuencias importantes sobre la salud, la economía y en general sobre la vida de las personas. Las entidades territoriales tenemos la doble responsabilidad de ayudar a resolver la crisis en el corto plazo; y en el mediano y  largo plazo la de impulsar la reactivación económica en nuestros territorios.  

Lo anterior requiere muchísimos recursos y nos encontramos con la dificultad, que la misma crisis golpea nuestras finanzas, como es evidente, por la disminución en los diferentes tributos y en general de los ingresos de la entidad.

Lea: Planes de desarrollo contra la pandemia

No obstante lo anterior, el alcalde Daniel Quintero ha decidido aplicar para Medellín medidas de política económica anticíclica o contracíclica para que este plan de desarrollo, que hemos presentado al Honorable Concejo, sea la herramienta no sólo de la reactivación económica sino del desarrollo social, con proyectos tan importantes en infraestructura como el Metro de la ochenta, pero también con inversión social en educación, salud y apoyo a las familias, entre otros importantes temas, como lo es también, la nueva vocación económica con el Valle del software.

La generación de empleo es una meta en la que debemos contribuir todos.

 

¿Pero de dónde saldrán los casi 22 billones que costará financiar ese plan?

La más importante fortaleza financiera de las finanzas del Municipio de Medellín, es que a diferencia de otros municipios en Colombia, no depende de una sola renta o a lo sumo de dos.

Medellín ha consolidado a través de la historia varias fuentes de financiación que permiten que, aún en tiempos de crisis, podamos garantizar no sólo el funcionamiento, sino también las inversiones para el desarrollo. No obstante la diversidad de ingreso podríamos agruparlos y para este plan de desarrollo la financiación sería aproximadamente así: ingresos tributarios, como predial e industria y comercio por $7 billones, ingresos no tributarios por $2 billones, las transferencias de la nación por $ 6 billones y las transferencias de EPM por 6.6 billones, entre otras fuentes.

El municipio de Medellín tradicionalmente no ha buscado fuentes alternativas de financiamiento, como la cofinanciación nacional e internacional, ni recursos de los fondos de regalías, lo cual me parece a mí un grave error, pero en esta ocasión con el liderazgo de nuestro alcalde Daniel Quintero hemos tomado esa iniciativa y apenas transcurridos cuatro meses y en plena elaboración del plan de desarrollo, y en medio de las dificultades por la crisis, ya se ha logrado alcanzar la cofinanciación,  por parte de la nación, de la mayor cantidad de recursos en la historia reciente de Medellín, para una obra que es no solo importante sino que va a llegar en un momento muy oportuno para ayudar a la reactivación económica de la ciudad. El aval fiscal logrado para el Metro de la ochenta garantiza la cofinanciación de una obra monumental de $ 3.6 billones de pesos, el 70% será aportado por la nación y el 30% por nosotros, de los cuales se ejecutarán en este plan de desarrollo 2020-2023,  la suma de $ 2.3 billones de pesos. Así mismo buscaremos recursos para la infraestructura educativa, la seguridad, urbanismo, entre otros proyectos.

 

¿Bueno, ahora una curiosidad. Cómo se siente usted en un cargo ejecutivo tras tantos años en la política activa, buscando votos y no plata. Y como se conocieron Quintero y Usted para que llegara a una dependencia de la importancia de Hacienda?

Tradicionalmente se ha entendido la política como un ejercicio netamente partidista, electoral, de debate público, escenario donde yo he estado y he cumplido con la labor encomendada con mucha responsabilidad, conocimiento y ética. Pero yo también entiendo la política como esa herramienta para la resolución de los grandes problemas que aquejan a la sociedad y esto se logra desde el legislativo pero también, y creería que aún más, desde el ejecutivo, y más desde un cargo como el de la Secretaría de Hacienda, que tiene un gran protagonismo, porque lo cierto es que no se podrían lograr todos los propósitos plasmados en un plan de desarrollo sin una buena administración de los recursos.

La política como la concibió Aristóteles está asociada a la felicidad de los ciudadanos, y en este cargo no solo estoy feliz, sino que estoy plenamente convencido que puedo ayudar para que mucha gente pueda vivir y trabajar con felicidad.

Y en cuanto a la búsqueda de plata, me tengo mucha confianza, pues mi formación en finanzas y mi paso por Bogotá, por la Comisión Tercera de la Cámara, el conocimiento que tengo del gobierno y de las instituciones, la cercanía con la dirigencia política que toma las decisiones, con el mismo presidente de la República de quien fui compañero en el Congreso, me dan la movilidad para ayudar a las dependencias y al alcalde, a gestionar los proyectos, y en eso el alcalde me ha dado mucha confianza.

Al alcalde Daniel lo conozco hace diez años aproximadamente, me lo presentó su esposa Diana Osorio, desde esa época nos ha unido la política, el gobierno y la amistad. Trabajamos juntos cuando él estaba dirigiendo Impulsa y yo estaba en el Congreso. Así mismo cuando él estuvo en el Ministerio de la Tics trabajamos muchos temas juntos. También hemos conseguido votos juntos, incluida su campaña a la alcaldía.  

Lo de la llegada a la Secretaría de Hacienda surgió en el empalme. A mí el tema financiero me apasiona y por eso estuve en el empalme de esa Secretaría y bueno ahí fue madurando la idea, la verdad yo nunca pensé estar en la burocracia de Medellín, pero surgió la oportunidad y la confianza y para mí se convirtió en un reto importante y hoy trabajamos al lado del alcalde, del gabinete y del Concejo de la ciudad para que Medellín tenga un mejor futuro.

 

¿Coinciden él con su  criterio socialdemócrata liberal que desplegó en su paso por el Congreso?

Si, definitivamente sí. Me identifico con su programa de gobierno en que definitivamente el papel de los gobiernos es ayudar para que haya mayores oportunidades para los que más lo necesitan, en que la inversión social debe estar direccionada mayoritariamente hacia aquellos sectores que han estado excluidos, sin empleo, sin educación, sin una adecuada y oportuna atención en salud. Coincidimos también en el concepto de la gratuidad de la educación, en fin como tú dices en ese pensamiento socialdemócrata.

 

¿Su proyecto es permanecer en el gobierno o piensa volver a la política electoral para la campaña del 2022?

Mi propósito es seguir en la política, esa ha sido y será mi vida. Definitivamente creo y practico la frase de que somos seres políticos por naturaleza, pero la política es servicio y desde acá podemos servir muchísimo. También pienso que un buen liderazgo se puede ejercer desde la posición que uno tenga en la vida incluso sin tener ningún cargo, el liderazgo político se ejerce con la vida, con el ejemplo como lo hacía Gandhi. Así que vamos a estar donde la vida nos dé la oportunidad de ejercer un liderazgo eficiente.

Tengo que agradecerle a todos los que depositan en mí su confianza, especialmente al señor Alcalde.

 

¿Hay hambre en las calles?

El covid-19 está causando una crisis humanitaria sin precedentes  y golpeando más duro a quienes son más débiles, a quienes no tienen un empleo formal, a los trabajadores independientes, a las pequeñas y medianas empresas, y a medida en que se alargue por más tiempo, claro que genera hambre.

Por eso la Alcaldía de Medellín con el liderazgo del Alcalde y aprovechando la normatividad de la emergencia económica, social y ecológica decretada por el presidente Duque, está direccionando la mayor cantidad de recursos posibles hacia tres estrategias fundamentales. La primera es la atención en salud a través del fortalecimiento de la red y la ampliación de su capacidad para diagnosticar y atender  a los pacientes; La segunda brindar techo a quienes tradicionalmente no lo han tenido o se quedaron sin los ingresos para proveérselo; y la tercera la ayuda humanitaria con alimentación, y apoyos económicos para la mayoría de familias afectadas.

En general se ha venido atendiendo la crisis con los recursos del fisco municipal y hay que reconocer también que el Gobierno Nacional y la solidaridad de la empresa privada, y la ciudadanía también han contribuido de manera generosa y solidaria para remediar el problema de hambre.

En el tiempo que llevamos se ha atendido de manera eficiente y oportuna, esperamos que esto no se alargue porque no será nada fácil.

Y una reflexión final, la pandemia no es la única causa de la situación actual, ella la agravó, pero ya veníamos mal: altos índices de desempleo, mucha informalidad, economía del rebusque, mucha hambre y desigualdad en el mundo, una economía global que solo favorece a los países más ricos, una manipulación de los mercados que no reconoce el valor real de los bienes primarios producidos en los países menos desarrollados, unos mercados financieros diseñados para generar altas rentabilidades con la especulación y las altas tasas de interés que excluye del crédito a los más pobres, en fin, lo dejo hasta ahí.
 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Planes de desarrollo
Política

Panorama político Mayo 2

En los municipios de Bello, Itagüí y Envigado se inició, pese a la pandemia, pero con medidas de prevención, también con la radicación, discusión y aprobación...
Fabio Giraldo
Política

No surgirán un hombre ni una sociedad nuevas

Qué pasará tras la pandemia que afecta hoy a la humanidad, es un interrogante que trasladamos a un analítico docente de la U. de A., que contribuye a entender lo...
Jorge Gómez
Política

La dialéctica de la pandemia

Conversación virtual con el dirigente de la izquierda democrática y congresista antioqueño del Polo, Jorge Gómez Gallego, sobre el impacto del colapso viral en la...

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Columnistas /

Empirismo vs. racionalismo

El problema radica, entonces, en separar la conciencia o los contenidos de la conciencia (la mente) del...
4
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
5
Religión /

Somos los discípulos de Emaús

Homilía sobre la fe en la resurrección en tiempos de pandemia, a propósito del diálogo de Jesús y los...
6
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.