Las Fondas, al rescate de una tradición

Autor: Guillermo Benavídez
3 agosto de 2019 - 10:06 AM

Historiadores señalan que el arriero es un símbolo para Antioquia, mientras que el silletero lo es para Medellín. ¿Por qué son tan representativos?

Medellín, Antioquia

Gracias a Raúl Eduardo Castellanos se rescató un festejo que era tradición en cada Feria de Flores desde 1988 y que se había perdido: el de las fondas. La historia es esta. Durante 23 años, una entidad, Corpo70, realizó el evento “Arrieros, Mulas y Fondas” en diferentes sitios de la ciudad y el valle de Aburrá.

En los primeros años se instaló en la carrera 70 entre la estación Estadio del metro y la Universidad Pontificia Bolivariana. Diferentes orquestas y agrupaciones musicales eran el deleite de propios y extraños. Había feria gastronómica y competencias en las que se premiaba a la mula más “verraca”. El ambiente era como el de cualquier pueblo antioqueño en plenas festividades. Las colonias asentadas en Medellín buscaban su fonda y allí disfrutaban de buena comida y un buen licor. Más de cien municipios, de los 125 que tiene el departamento, montaban su tienda o fonda y la adornaban con flores y colores vistosos que engalanaban toda la avenida. Los arrieros se paseaban a lomo de mula, ataviados de poncho y carriel, y le daban ese toque montañero que tanto gusta a los lugareños. Al que estuviera mejor atalajado también le daban premio.

Lea: El paraíso existe en El Pensamiento

Pero líos con los vecinos de ese sector de Laureles, obligaron a que esta fiesta de integración paisa se trasladara a la avenida del río. Fue iniciando el siglo XXI. Arrieros, Mulas y Fondas sobrevivió por algunos años allí, asfixiado por la poca acogida del lugar por parte del público, por la prohibición de utilizar animales en sus eventos, la escasa presencia de municipios y los pleitos administrativos y legales de Corpo70. En un intento por renacer, el evento se fue del río Medellín y fue a parar a Sabaneta. Pero este municipio del sur del valle de Aburrá no tiene espacios para un festival de estas características. Como no funcionó, las fondas recalaron en el aeroparque Juan Pablo II. Finalmente, en 2011, debido a una denuncia de un concejal contra el presidente de Corpo70, Alirio Zamora Ardila, desaparecieron tanto la corporación como el evento.

 

Arrieros, fondas y silleteros

La fonda era una tienda caminera, un sitio de encuentro en los cruces de caminos. Los arrieros bajaban de sus mulas y entraban a la fonda a conversar, a comer, a tomarse unos tragos. También servían de posada y de intercambio de mercancía. Historiadores señalan que el arriero es un símbolo para Antioquia, mientras que el silletero lo es para Medellín. ¿Por qué son tan representativos? Arrieros, fondas y silleteros tienen su origen en la Colonia, cada uno con un papel preponderante.

Antioquia fue colonizada a lomo de mula. Así entraron los españoles a este territorio. La historia cuenta que, además de mulas, los españoles utilizaron a seres humanos para transportar sus fardos. Hubo cargueros que fueron denominados catabreros y silleteros. Los catabros eran cestos de mimbre en los que se depositaban toda clase de mercancías y que eran cargados al hombro, según describió el español Juan Antonio Mon y Velarde, citado por los historiadores Luis Torres, Orián Jiménez y Felipe Gutiérrez, de la Universidad Nacional, y Sofía Botero, de la Universidad de Antioquia, en el documento “Acercamiento histórico y etnográfico preliminar a la manifestación cultural silletera en Santa Elena”, de la Secretaría de Cultura de Medellín y la Universidad de Antioquia, publicado en el año 2013.

En las silletas, un instrumento que se adaptaba a la espalda, los españoles obligaban a los nativos, convertidos en esclavos, a llevar cargas o personas, como cuenta Ernesto Barrientos en el Repertorio Histórico de la Academia Antioqueña de Historia, capítulo “La fiesta de las flores en Medellín”.

Con los años, llevar mercancías en atadijos montados en mulas y en silletas cargadas por hombres se volvió costumbre. La tierra antioqueña se fue poblando de esa manera. Hoy, los arrieros y las fondas son un recuerdo, por eso se recrean en eventos como el que se realizará en Comfenalco este año, el número 62 de la Feria de las Flores. En cambio, los silleteros son una realidad, una tradición que perdura.

De los silleteros, escribe Luis Darío Restrepo, en la Monografía del Silletero de 1993, que en la época republicana y a principios del siglo XX, la labor de los silleteros fue el transporte de frutas, legumbres, utensilios y luego de manojos de flores que circulaban por los caminos entre Santa Elena y Medellín para ser vendidos en las plazas de Flórez y de Guayaquil y de puerta en puerta. Ya el hábito estaba creado, corría por la sangre.

Fue así como la práctica de cargar en silletas se fortaleció transportando y vendiendo flores en las décadas de los 40 y los 50 y significó el principal sustento económico de muchas familias en Santa Elena.

Con las fondas, la nostalgia acaricia el recuerdo con un aire tibio y evocador. Las fondas no podían estar lejos de la Feria y por ello a don Raúl Castellanos el agradecimiento, por no dejar morir esta tradición.

 

El regreso de las fondas a la Feria

“Fondas de mi Tierra arranca en el corregimiento Llanogrande, de Rionegro, en 2009”, recuerda Castellanos. “La idea era realizar un evento en Feria de Flores similar al de Medellín: con fondas, con mucho colorido, orquestas, artistas, trovas, chapoleras, demostración equina, con una programación variada. Participaron 19 municipios, de los cuales cuatro eran del Oriente antioqueño”, agrega.

En vista de que Fondas de mi Tierra contaba con ese espíritu, ese aire que tenía Arrieros, Mulas y Fondas, en el año 2014 la administración de Aníbal Gaviria le hizo una invitación a Castellanos para que se trasladara a Medellín.

“Se realizó en el aeroparque Juan Pablo II. Duró tres días y participaron 40 municipios. Y se quedó en Medellín. Porque Fondas de mi Tierra es muy cultural, muy tradicional, muy artístico, muy familiar. Gustó mucho y sigue gustando”, dice Castellanos, de 54 años de edad, el hombre que rescató las fondas para la Feria y quien espera mantener vigente por mucho tiempo esta tradición antioqueña.

 

Fondas de mi Tierra 2019

- Este año estarán presentes 35 municipios de Antioquia.

- La programación arrancó ayer sábado 3 de agosto e irá hasta el miércoles festivo 7 de agosto.

- Tiene lugar en el Parque Comfenalco de Guayabal, calle 25 N.52-51, comuna 15 Guayabal.

- Este año también habrá “KZ Costeña” con su festival del frito costeño.

- El ingreso tiene un valor de 15.000 pesos; la boleta se compra en La Tiquetera o en taquilla.

- Niños menores de 12 años ingresan gratis, acompañados de adultos responsables.

- Disfrute del Festival de las Estrellas de la Trova.

- En tres tarimas se presentarán Fruko y sus Tesos, Tropicombo, Inquietos del Vallenato, Nacho Acero, Grupo Galé, entre otros.

- Horarios: sábado 3 (1 p.m. - 12 p.m.), domingo 4 (11 a.m. - 12 p.m.), lunes 5 y martes 6 (4 p.m. – 12 p.m.), y miércoles 7 (11 a.m. - 9 p.m.)

 

Fechas importantes

*En 1948 se realizó el primer desfile de silleteros, con la participación de cinco silleteros: David Sánchez, Adán Atehortúa, Ángela Sánchez, Crispiniano Ramírez y Carlos Hincapié.

*En 1957 se desarrolló el primer desfile de silleteros oficial, efectuado en el mes de mayo por la Corporación de Fomento y Turismo de Medellín. Ese año se dio inicio formal a la Feria de las Flores, que se celebraba desde 1940.

*Entre 1988 y 2011 tuvo lugar el desaparecido evento Arrieros, Mulas y Fondas.

*En 2014 tiene lugar en el aeroparque Juan Pablo II la primera Fondas de mi Tierra en Medellín, pero la quinta desde su creación en Rionegro.

*En 1988 se realizó la primera versión de los Silleteritos.

*En una Feria de las Flores se vio rodar por vez primera un tren del Metro de Medellín. Fue en 1994.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

ciclismo femenino
Ciclismo /

El ciclismo femenino sigue evolucionando

Movilizaciones
Columnistas /

Ciegos, sordos y desnudos…

Donald Trump
Columnistas /

Una semana para el olvido

Mesa paz con legalidad
Columnistas /

La lucha por la mente de la gente

Cacerolazo en Bogotá
Columnistas /

Cacerolazos

Artículos relacionados

Silleteros de Santa Elena
Urbanismo

Los imperdibles de la Feria de las flores

Con la Fiesta mayor de los antioqueños, cada agosto la ciudad florece entre trovas, arrieros, autos clásicos y antiguos, orquídeas, artesanías, tablados y...
Ciudadela Norte
Urbanismo

Alcaldía cambió proyectos para los más pobres por obras de ornato

Ciudadela Norte y el Hospital General, sede norte, no se realizarán por falta de recursos. No obstante, uno de los proyectos priorizados fue la intervención integral...
Feria de las Flores 2018
Gobierno

En Feria de las Flores 2018 primó el buen comportamiento de la gente

De la Feria de las Flores 2018 se destacó el buen comportamiento de los ciudadanos y el que se haya presentado la ocupación hotelera más alta de los últimos años.

Lo más leído

1
Columnistas /

Los amigos que van partiendo…

. Esta semana que finaliza dos grandes amigos partieron: Fabio Callejas Ramírez y Gabriel González...
2
Infraestructura /

La terquedad cerró la Troncal del Café

Seis meses ajustó la interrupción del tránsito por esta vía, que según un veterano y experto ingeniero...
3
Columnistas /

Ciegos, sordos y desnudos…

Está ocurriendo aquí en Colombia y en el mundo, los están grabando, pero ellos no quieren enterarse…
4
Editorial /

Logros y deudas de la Gobernación y la Alcaldía de Medellín

La construcción y seguimiento a los planes de desarrollo a partir de indicadores cuantificables es...
5
Columnistas /

La lucha por la mente de la gente

El Gobierno debe convertir esta crisis en una oportunidad para asegurar la gobernabilidad del país y ganar...
6
Política /

El valor de lo nuestro

La futura primera dama de Medellín, Diana Osorio, ya tiene muy claro en su cabeza las ideas, propuestas y...