La paz no supone la conversión

Autor: Pbro. Emilio Betancur
17 agosto de 2019 - 12:57 PM

La paz política es muy diferente a la paz de Jesús.

Medellín

Jesús nunca pretendió “santificar” la paz porque conocía los desastres de la llamada “paz romana” despótica en política, corrupta en su economía por los impuestos que tenía que pagar Israel para mantener su culto y algunas de sus tradiciones. “La paz romana” no sabía de perdón y reconciliación como condición de una paz más humana. En cuestiones de paz no se puede suponer el perdón y menos la reconciliación.

La advertencia de Jeremías, segunda lectura, es históricamente cierta: “Han curado el quebranto de mi pueblo a la ligera, diciendo: paz, paz, cuando no había paz” (Jer 6,14). “Este hombre no busca el bien del pueblo sino su desgracia”, porque niega la paz. A Jeremías lo salvó Ebedmélec (siervo del rey extranjero etíope oficial del palacio) quien con treinta hombres lo sacaron de la cisterna antes de que muriera” (primera lectura), por decir que lo llamado paz, no era la paz.

 

El bautismo y la paz 

Da la impresión que en este evangelio hubo un error de imprenta porque no identifica a Jesús con la paz sino con el fuego y la división: “Vine a traer fuego a la tierra… No he venido traer la paz sino la división” “Tengo que pasar por un bautismo… que me angustia hasta que éste se haya cumplido”.

Puede ser que hayan sido ya muchos los años en que fuimos bautizados; la “partida” de bautismo estará en el despacho parroquial; pero el Espíritu que llega a nosotros por el bautismo para transformarnos interiormente, si lo permitimos, nos hará  más compasivos y menos egoístas. La paz es el fuego que llevamos desde nuestro interior a la casa de Dios que son todos nuestros hermanos; solo en la compasión y el servicio a los demás podemos encontrarnos con Dios “La paz está en vosotros”.

Para esta misión del bautismo y la paz nos rodea “una nube tan ingente de testigos, corramos, con constancia, en la carrera que nos toca, renunciando a todo lo que nos estorba y al pecado que nos asedia, fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe, Jesús.” (Segunda lectura)

Lea también: La iglesia de Cristo en misión en el mundo 

 

Lecturas 

Domingo 20 del Tiempo Ordinario (C)

Primera lectura: Jeremías (38,4-6.8-10)

Segunda lectura: Carta a los Hebreos (12,1-4)

 

Evangelio 

Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,49-53):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

“He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla!

¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división. Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra”.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Bertha Lucía
Bertha Lucía
2019-08-20 08:22:11
Cualquier parecido con nuestra realidad... Ya no había reafirmado también San Juan Pablo: "La paz no es la ausencia de guerra, aun siendo esta tan anhelada", es un bien mayormente asociado a la búsqueda incesante de justicia y, como lo señala el artículo, al servicio.

Destacados

María Fernanda Suárez
Columnistas /

El papel de la mujer en la minería

Marchas de estudiantes
Columnistas /

“El cambio viene, les guste o no”

Marcha de 2018
Columnistas /

El jueves sacaré mis viejos huesos a la calle

Peter Singer
Columnistas /

Enemigos de la dignidad humana

Protestas en Chile
Columnistas /

El rancho ardiendo… y Colombia ahí

Artículos relacionados

Fragmento de la obra La Vida de Cristo
Religión

Se nos están acabando los sabios

Homilía domingo XIX Tiempo Ordinario - Ciclo C, domingo 11 de agosto de 2019
Tintoretto última cena
Religión

El dinero no da criterio

La parábola del hombre que atesora abre la reflexión espiritual sobre la relación con el dinero, analizada por el padre Emilio Betancur
Política en ilustración
Columnistas

¡Esto es una guerra de religiones! ¡Basta Ya!

Sea por las redes o por cansancio democrático, se ha perdido la razón, como en las guerras nacionalistas, pero más aún el sentido común, como en las guerras...

Lo más leído

1
Política /

¿Y 20.000 votos de dónde? 

Aproximaciones a las causas que pueden explicar cómo la concejal Nataly Vélez logró sacar en las urnas...
2
Política /

La curiosa coincidencia de la nueva Asamblea

Los siete primeros renglones sacaron las mayores votaciones de sus partidos, mientras que los mismos...
3
Columnistas /

“El cambio viene, les guste o no”

La ciudadania quiere el cambio y se expresa marchando
4
Columnistas /

El rancho ardiendo… y Colombia ahí

A la pobreza consuetudinaria, se suma la indolencia también consuetudinaria de gobiernos que simulan ser...
5
Columnistas /

El jueves sacaré mis viejos huesos a la calle

Contra las expectativas creadas por la Constitución de 1991, la democracia colombiana -la política y la...
6
Columnistas /

El papel de la mujer en la minería

Aún no se logra un equilibrio entre hombres y mujeres dentro del sector minero que tanto aquí en Colombia...