La mujer: innegable símbolo de grandeza y laboriosidad

Autor: Héctor Jaime Guerra León
11 marzo de 2020 - 12:00 AM

Ellas son fundamentales para afrontar y liderar con éxito los grandes y difíciles desafíos que hoy amenazan a nuestra sociedad.

Medellín

Hablar de las mujeres nos llena de mucha alegría y nos anima a reconocer, ahora que celebramos su día clásico, cuánto han significado no sólo para nosotros los hombres, sino para la sociedad y para la humanidad misma, conquistado progresivamente derechos y garantías que se les habían negado, dignificando y generando unidad y confianza no solamente al interior de su género, sino también en toda la sociedad.

Desde la antigüedad, donde eran básicamente utilizadas- esclavizadas para las labores de maternidad, crianza y cuidado de los hijos y demás actividades domésticas, así no se les reconociera, inmensa significación han tenido, papel fundamental ha sido el que han protagonizado para el devenir histórico de todo lo acontecido al ser humano generación tras generación, Ellas han participado como artífices o coadyuvantes de las más importantes y ejemplares acciones en favor del progreso y la superación de los difíciles momentos y obstáculos que han atravesado y los graves problemas que en distintas épocas ha tenido la sociedad a lo largo de toda la historia.

Lea también: La pena de muerte y el aborto, preocupantes dilemas sociales

Como progenitoras de la humanidad, en su insustituible y trascendental tarea han dado muestras de la gran bondad e inigualable sentido de pertenencia, nobleza, dedicación y esmero por todo lo que asumen, siendo éstas apenas algunas de las grandes cualidades y capacidades que les caracteriza en el ejercicio de su compromiso con lo que hacen, ya sea en la familia, en el trabajo, en el estudio, etc.

Cada día que trascurre el rol de la mujer se va haciendo más indispensable, para la cabal ejecución de lo realmente importante en el entorno social donde se desenvuelven. Ellas son imprescindibles y deben hacer parte de todos aquellos procesos que –en familia, política, economía o socialmente se llevan a cabo en la actualidad y hacia el futuro si realmente se quiere que los mismos sean prósperos y exitosos.

La presencia de la mujer, su aporte, participación y/o colaboración para el logro de lo bueno y productivo que le acontece a todos los seres humanos, para seguir avanzando en las grandes metas, propósitos y progresos que se han fijado la sociedad y el Estado a lo largo de la historia y las futuras generaciones, es sencillamente innegable. Sin Ellas, los grandes avances y progresos institucionales, políticos, culturales y económicos que la sociedad, humanidad y Estado han logrado, hubiesen sido imposibles. Ellas son ejemplo de humildad, laboriosidad, dedicación, respeto, amor, dignidad, pulcritud y de todos aquellos valores y principios que son necesarios en las grandes conquistas que la humanidad ha logrado superar.

Es irónico y ciertamente vergonzoso que a pesar de sus luchas, conquistas e innegables merecimientos, nuestra sociedad –por siglos marcadamente machista- se haya dado históricamente a la tarea de excluir injustamente a las mujeres de ciertos procesos y escenarios sociales, políticos, económicos culturales, etc., impidiéndoles ejercer con libertad sus naturales y sobresalientes cualidades, capacidades y virtudes. Muchos han sido los esfuerzos y trabajos que han tenido que realizar para poder disfrutar de las realizaciones y metas alcanzadas y que -sin querer- el mundo entero les ha tenido que reconocer; pero aún falta mucho para que puedan ocupar el sitial de privilegio y de grandeza que esta gran población merece. Nada se les ha dado, lo que son hoy y la importancia que incuestionablemente han podido recuperar en la sociedad, no ha sido pacífica, han sido muchos los esfuerzos y sacrificios que han tenido que hacer para salir –como en efecto han hecho- de la esclavitud, humillación, ostracismo y crueles vejámenes a los que hasta hace apenas algunas décadas estuvieron sometidas.

Le puede interesar: La pobreza Multidimensional y la extrema escasez en Colombia

Leila Sant, en una interesante reflexión sobre la importancia de su género en la sociedad, dijo de manera proverbial “Es difícil subrayar tanto como merece la importancia que tiene la incorporación de la mujer a todas a las esferas sociales para avanzar hacia una sociedad donde las relaciones humanas estén caracterizadas por la cooperación, la reciprocidad y el apoyo mutuo. La esfera de la gobernanza es quizá uno de los ámbitos más importantes donde este fenómeno habría de darse para lograr un progreso significativo”.

Hoy –como nunca antes- necesitamos tener en cuenta a las mujeres, pues está probado que son muy cooperativas, solidarias y exitosas en las misiones que comprometen su atención; atienden con gran carácter y decisión los asuntos a su cargo y saben salir sabiamente de las adversidades y dificultades que las acosan; son creativas, emprendedoras y comprensivas, han aprendido a trabajar en equipo. Ellas son fundamentales para afrontar y liderar con éxito los grandes y difíciles desafíos que hoy amenazan a nuestra sociedad.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Columnistas /

Barrio

Todos éramos los del barrio. Hoy pienso que en sentido no político eso es lo más cercano a la democracia...
4
Literatura /

¿Qué es un clásico de la literatura?

Para muchos teóricos, la noción podría ampliarse, siempre y cuando se respeten ciertos lineamientos.
5
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
6
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall