La hora de declarar la conmoción interior ha llegado

Autor: Eduardo Mackenzie
1 agosto de 2019 - 12:02 AM

Si Timochenko no rompe de manera sustentada con Iván Márquez su partido quedará convertido, ahora más que nunca, en un apéndice de las huestes salvajes de Iván Márquez y su presencia en el Capitolio nacional tendrá aún menos sentido que antes

París

Para eso era, quizás, la reunión Timochenko-Duque en la Casa de Nariño. Primero las garantías para el exjefe de Iván Márquez y después, exactamente 48 horas más tarde, el anuncio de Iván Márquez de que vuelve a la “lucha armada”. El presidente Iván Duque se dejó tomar por sorpresa de nuevo por la subversión. ¿Ningún servicio de inteligencia del Estado pudo avisarle que las Farc estaban preparando un golpe mediático? ¿Para qué sirven esos organismos? ¿Nadie pudo prever que iban a ridiculizar a Duque por haber firmado nuevas “garantías” al llamado partido Farc poco antes de que otra parte de esas mismas Farc anunciaran que se lanzan de nuevo a la barbarie?

Lea también: Iván Duque acaba de pulverizar el derecho de las víctimas

¿Qué le exigirá ahora Iván Duque a Timochenko? ¿Que repudie públicamente los argumentos de Iván Márquez sobre por qué él regresa al narcoterrorismo? Eso es, en todo caso, lo menos que el jefe de Estado colombiano debería exigirle a Timochenko. Pues Iván Duque acaba de firmarle a éste una serie de garantías para que la campaña electoral de las Farc no tenga contratiempos ni sea “estigmatizada”, sin saber que otros jefes de las mismas Farc anunciarían que vuelven a su vieja tarea de mentir, estigmatizar, matar, secuestrar, desaparecer y desplazar colombianos.

Extraño acuerdo el de Timochenko y Duque. Algún día sabremos cual fue la génesis de ese encuentro tan “cordial” en la Casa de Nariño.

¿Cómo puede el pueblo colombiano aceptar que el presidente Iván Duque, por otra parte, se dé, en la Casa de Nariño, un efusivo apretón de manos y firme un “pacto de no violencia en la campaña electoral” con alias Timochenko, uno de los actores principales de la abyecta conjura que pretende llevar a una cárcel el próximo 8 de octubre al expresidente y senador Álvaro Uribe?

Las intrigas contra el presidente Uribe son controladas y alimentadas a diario, como todo el mundo sabe, por un grupo preciso: el de Santos/Timochenko/Petro/Cepeda.

En su largo y demencial discurso Iván Márquez lanzó terribles amenazas contra el Gobierno, el Congreso, las Fuerzas Armadas, los partidos, los que votaron No en el plebiscito de 2016, la prensa, el gobierno americano y no olvidó hacer otro tanto, pero con gran ferocidad, contra el expresidente Álvaro Uribe. ¿Cómo va a articular Iván Márquez su promesa de nuevas violencias contra toda Colombia y en especial contra estos sectores, con la infamia que están impulsando unos magistrados de la Corte Suprema de Justicia?

La conjura en la que participa Timochenko contra Uribe es, de hecho, un acto de gran violencia en la campaña electoral. Eso ha debido verlo Duque antes de firmar ese papel. Ahora lo es mil veces más, ahora que alias Iván Márquez anuncia que la cosa es con balas y explosivos y que la única salida es “un gobierno de transición de las Farc con todos los actores armados”.

Timochenko, así como la señora Linares de la JEP, tienen gran responsabilidad en lo que acaba de ocurrir. Timochenko no hizo nada para impedir que Iván Márquez regresara a la clandestinidad. Timochenko siempre obró para que el nuevo número dos de Iván Márquez, Jesús Santrich, fuera protegido por la JEP y pudiera huir de Colombia. Timochenko tiene sangre en las manos. Él ha sido juzgado como reo ausente y condenado por sus crímenes como jefe de las Farc en la época más brutal de esa formación armada comunista. Timochenko no ha sido amnistiado ni indultado. Si hoy está libre y hace el papel de “senador”, es por la voluntad de Juan Manuel Santos, no por haber sido elegido por el pueblo.

¿Qué papel tendrá Timochenko y su grupo del llamado “partido Farc” en el nuevo diseño que acaba de dar a conocer Iván Márquez?

Timochenko trabaja para desgastar el gobierno, para derribar el capitalismo y transformar a Colombia en una nueva Venezuela madurista, como lo dijo sin rodeos hace unos días alias Lozada, el brazo derecho de Timochenko. ¿Cómo él se posicionará ahora, tras la declaración de guerra lanzada por el grupo de Iván Márquez, Romaña, “el paisa” y Santrich?

Timochenko no puede seguir llamando “partido” al grupo que dirige si no rechaza la declaración de guerra de Iván Márquez. Él no puede tampoco hacerse el de la vista gorda, o adoptar una posición neutral. No puede haber neutralidad alguna frente a lo que acaba de hacer alias Márquez. Si Timochenko no rompe de manera sustentada con Iván Márquez su partido quedará convertido, ahora más que nunca, en un apéndice de las huestes salvajes de Iván Márquez y su presencia en el Capitolio nacional tendrá aún menos sentido que antes.

El presidente Iván Duque tiene que resolver esta problemática y dirigirse al país y tomar medidas rápidas para proteger a Colombia de los planes que Iván Márquez, con la ayuda evidente de las dictaduras de Cuba y Venezuela, tiene contra Colombia.

Le puede interesar: Los opacos objetivos de “Defendamos la paz”

Sin incurrir en exageración alguna, hay que admitir que las condiciones están reunidas para que el jefe de Estado acepte que existe en Colombia un estado de conmoción interior (art 213 de la CN) y tome las medidas necesarias para “conjurar las causas de la perturbación e impedir la extensión de sus efectos”.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Bactuseín
Bactuseín
2019-09-01 16:47:12
La conmoción interior debió decretarse el 7 de agosto del año pasado cuando subió el SUBPRESIDENTE

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Iván Duque en Gómez Plata
Columnistas

Duque, año perdido para Colombia

El primer año de gobierno de Duque debe ser juzgado a la luz de esta situación, de esa impotencia, del estado real del más grande problema que tiene Colombia, el...

Lo más leído

1
Ciencia /

Los polos magnéticos no permanecen quietos

Los polos magnéticos de la Tierra se están moviendo y la ciencia aún no puede explicar este fenómeno en...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Urbanismo /

Medellín continuará con la cuarentena los fines de semana  

Como lo había anunciado previamente el alcalde Daniel Quintero, la ciudad continuará con la “cuarentena...
4
Cazamentiras /

Autoridades sanitarias aclaran recomendaciones imprecisas

Los mensajes que circulan y se hacen virales en redes sociales muchos son falsos, como también hay algunos...
5
Palabra & Obra /

La trova y la copla Ñito Restrepo

La maestra Lucila González de Chaves invita a conocer clásicos de la poesía popular, como el antioqueño...
6
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall