Formación para el trabajo: exclusión y desigualdad

Autor: Ricardo León Yepes Pérez
30 mayo de 2020 - 12:02 AM

El Gobierno no se puede hacer el de la vista corta o desconocer el gran aporte en educación que realizan dichas instituciones a las familias de escasos recursos.

Medellín

El pasado 13 de mayo, el presidente Iván Duque Márquez y la ministra de Educación, María Victoria Angulo, anunciaron los beneficios que se otorgarán a las instituciones educativas públicas y privadas en Colombia con el objetivo de mitigar la deserción estudiantil en el segundo semestre del año 2020. Apoyos financieros, auxilios educativos y alianzas público-privadas, que, a pesar de ser medidas positivas, excluyen a la educación para el trabajo, dejando en evidencia la falta de equidad en las políticas gubernamentales en materia educativa.

Lea también: ¿Hasta cuándo la apología al delito?

Según el decreto 4904 de 2009, la educación para el trabajo y desarrollo humano hace parte del servicio público educativo. Se ofrece con el objeto de complementar, actualizar, y formar, en aspectos académicos o laborales que conducen a la obtención de certificados de aptitud ocupacional.

Actualmente en Colombia hay más de 3.900 instituciones que ofrecen este tipo de formación y que les ha permitido a centenares de familias de los niveles socioeconómicos más bajos, adquirir competencias para acceder más rápido al sector productivo y obtener una mejor calidad de vida. Las técnicas laborales, se han convertido en la última década, en una de las principales fuerzas de trabajo para el sector empresarial del país.

Las Instituciones en técnicas laborales, se han convertido en la última década, en una de las principales herramientas para capacitar y dar competencias a la fuerza de trabajo para el sector industrial y empresarial del país.

Paradójicamente, a pesar de que la educación para el trabajo es una excelente alternativa para la formación en competencias y el acceso educativo, no cuenta con el acceso a beneficios estudiantiles como Icetex, Jóvenes en acción o alianzas público-privadas como el plan padrino con la IES, para la capacitación de profesores, implementación y desarrollo de plataformas de educación virtual y estrategias para garantizar la salud mental de los estudiantes.

 ¿Bajo qué fundamento se están dejando de lado estas instituciones?

A pesar de que la formación no supera los 4 semestres y los costos suelen ser inferiores a las universidades de educación superior, hay muchas familias que no tendrán la capacidad para cubrir esas matrículas y que posiblemente tendrán que retirarse de sus programas. Lo más grave de este asunto, es que no es un problema sólo de orden nacional, pues en el caso de Medellín, ni Sapiencia, ni los recursos priorizados por Presupuesto Participativos en educación, pueden ser utilizados en las Instituciones Educativas para el Desarrollo Humano y el Trabajo (IEDTH).

La desigualdad educativa no sólo se ve reflejada en términos de accesibilidad y tecnología para los estudiantes, sino que se evidencia de manera clara, el trato excluyente que reciben las instituciones de formación técnica. La educación es la mejor inversión para el futuro, y no pueden existir preferencias en las ayudas que requieren. Las políticas públicas deben solucionar problemas generales, no deben ser utilizadas para privilegiar intereses específicos.

Así las cosas y por estos tiempos donde la  pandemia o el  covid-19 tiene en jaque a la economía mundial y por ende en crisis la mayoría de las familias de nuestro país, es pertinente recordar las palabras del expresidente colombiano César Gaviria en el Foro Económico Mundial en Dubai “el crecimiento no resuelve la pobreza, la pobreza la resuelve la educación” siendo consecuente con estas palabras el Gobierno no se puede hacer el de la vista corta o desconocer el gran aporte en educación que realizan dichas instituciones a las familias de escasos recursos, en la educación de formación para el trabajo al igual que el aporte para dinamizar la mano de obra laboral para el desarrollo económico de nuestro país.

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (Unesco), cerca de 1.370 millones de estudiantes de 138 países se han visto afectados por el cierre de colegios y universidades. Es una carrera contra el tiempo para las instituciones educativas, no es fácil adaptarse a las exigencias de esta situación. Estudiantes, docentes y padres de familia deben asumir las circunstancias y buscar los medios para no renunciar a su formación.

Le puede interesar: Cadena perpetua en Colombia: demagogia y populismo punitivo

Esta situación mostró en toda su dimensión la desigualdad y exclusión entre la educación superior y técnica, brechas digitales, inequidad en el acceso a la tecnología que deja claro que los gobiernos deben repensar la forma en cómo crean y otorgan sus planes de alivios. Las clases tendrán que ser diferentes, sus lenguajes, sus contenidos, sus metodologías y el acomodarse a las necesidades de la pandemia dependerán de la posibilidad de continuar sus estudios, y de las condiciones equitativas que reciban las instituciones de educación superior y técnicas por parte del gobierno.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Alberto
Alberto
2020-06-20 15:27:20
Totalmente de acuerdo con el columnista. Claro que hay dictadura, cuando a través del poder se presiona la institucionalidad para favorecer los corruptos que desangran al país, como también se presiona para que los que dirijen los órganos de control sean copartidarios del que tiene el poder en sus manos. Será esto democracia o dictadura?
Henry
Henry
2020-06-05 18:12:30
La educación es un dipositivo de control y de poder. Es la que puede ejercer resistencia a toda forma de ejercicio de resistencia contra los abusos de que genera la formas en que se gobiernan los individuos. ¿Realmente interesa que un pueblo avance en conocimiento, en educación? Y... ¿Qué tipo de educación para qué tipo de sociedad? O el axioma que siempre se ha utilizado "la educación es la única que transforma la sociedad" es lo que realmente se busca o solo se emplea como un placebo que mantenga las esperanzas en una población que lo único que busca es producir para subsistir más no para formarse en un pensamiento crítico de la realidad? Pareciera que lo único que se buscara fuera formar para ser obreros no para despertar mentes abiertas y críticas gente al mundo y la realidad... O para quienes se ha destinado ese "don"¿? Lastimosamente, mientras solo nos dirijamos sobre esa línea, Orwell y Huxley lo supieron desde antes y lo que mágicamente nos presentaron como ciencia ficción hoy es más que una realidad sobre la cual caminamos. "Un pueblo que sólo se educa en lo que se quiere o se necesite, será una sociedad fácilmente doméstica le".
Alberto
Alberto
2020-06-02 19:05:48
Hola Ricardo. Muy importante el analisis, porque ese sector de la poblacion estudiantil nunca ha recibido ningun tipo de ayuda economica como tu lo indicas. Es triste ver como los estudiantes de las carreras tegnicas tienen que sacrificar parte de los recursos destinados para su subsistencia para el pago de sus semestres. Por ello considero que es muy oprtuno el analisis , dado que puede despertar ene las intitucines que administran estos recurso algun tipo de interes que beneficie a esta poblacion
Beatriz Elena
Beatriz Elena
2020-05-31 17:48:26
Mientras los gobiernos no sean conscientes de que el desarrollo de un país está en la educación de su gente estamos condenados al fracaso
Jaime
Jaime
2020-05-30 13:12:05
Un punto importantisimo en materia de educación que no se puede dejar en el olvido ni en el abandono, la educación para el trabajo de familias de bajos recursos es pilar fundamenta para la estabilidad de las comunidades
Olga
Olga
2020-05-30 11:01:40
Muy necesarios los planteamientos que realizas, es lamentable que este segmento de la población no tenga el apoyo estatal en estos momentos, ya que es la única oportunidad de muchos jóvenes para poder acceder a su formación y así obtener el sustento económico para ellos y en la mayoría de los casos el de sus familias.
Sandra
Sandra
2020-05-30 10:47:02
Muy buen artículo, es cierto, no se ofrecen tantos alivios a los estudiantes de educación para el trabajo(educación técnica laboral), comofacilidades de acceder a prestamos para matricula etc..ademas las practicas que les ofrecen la mayoría no son pagas, o solo les reconocen el auxilio de trasporte o solo un % del SMLV.
Diana
Diana
2020-05-30 10:27:54
Totalmente de acuerdo, es importante incluir la educación para el trabajo en los diferentes programas de ofertas educativas.
Johny
Johny
2020-05-30 09:23:05
Qie bueno que lleguen nuevos columnistas frescos y con una visión y forma de escribir que transcriben los pensamientos de muchos de nosotros que no podemos y no tenemos las herramientas de publicar nuestros pensamientos, así estos columnistas se convierten en nuestra herramienta para expresarnos lo que estamos viviendo con nuestros hijos universitarios los cuales deja está pandemia un padre sin con que pagar una universidad y un hijo descolarizado. excelente columna
William
William
2020-05-30 09:14:49
No se desenfoca del camino a la supervivencia y esmero por mejorar educación e incursión al ámbito laboral este articulo. Añadiría que, la falta de cobertura en el servicio de redes tecnológicas en varios sectores de Medellín, permiten un retraso en el avance hacia el conocimiento e intento de ingresar a la educación vía Internet. Vamos lentos en la renovación de una educación virtual. Actualmente se vive la experiencia (en medio de la pandemia) la limitación entre el docente y el alumno. Será que podremos ampliar el campo de datos en beneficio al conocimiento?

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Latinoamérica /

Supuesto atentado contra Maduro se habría realizado con drones

El ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, afirmó que el supuesto atentado dejó siete...
4
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
5
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
6
Palabra & Obra /

El extranjero, una metáfora del absurdo

Meursault como símbolo del descalabro de la razón y del sujeto