Falla gubernamental y falla institucional frente a la crisis

Autor: Ricardo Chica Avella
5 abril de 2020 - 12:01 AM

Como fuera de bueno tener recursos como los que han apropiado Singapur/Alemania/Corea...! Pero ¿tenemos siquiera suficientes test para los expuestos trabajadores de la salud y recursos de equipos de protección personal para protegerlos adecuadamente?

Cartagena

Como lo viene haciendo con la crisis climática la codicia humana, exacerbada por la fetichización neoliberal del beneficio capitalista como ídolo global, puede profundizar la crisis por el covid-19; y como para la catástrofe climática la arquitectura institucional internacional carece de los mecanismos necesarios para enfrentar esta otra crisis global de la pandemia (que llama también a una solución coordinada global). El limitar la coordinación al mercado avanzado con la ola neoliberal desde la crisis de 1974, la confianza generalizada a la Hayek de que el mercado da solución a todos los problemas de coordinación social, se tradujo en un debilitamiento de la red institucional que en los ámbitos internacional y nacional contribuía a la estabilidad, equidad y cohesión sociales. El poder económico-político abandonó su aversión al riesgo y su preocupación por los más débiles y erosionó la red institucional que estabilizaba a las economías y protegía a los pobres, pues la búsqueda empresarial de beneficios haría esa red institucional superflua (estos se filtraran irrigando a todos: trickle down economics): el argumento de republicanos de que los mayores nos deberíamos sacrificar por la economía. El enfoque cooperativo en las relaciones internacionales ha sido golpeado por los absurdos de Trump y a menos de que G20 si asuma el liderazgo los esfuerzos del FMI (necesaria emisión de DEG) se verán limitados. Una respuesta coordinada permitiría una movilización y asignación de recursos más cooperativa sin la cual será dramático para países como Irán y Palestina, sujetos al embargo y agresión americano e israelí, como también Siria abandonada por occidente a sus problemas de refugiados etc. Lo que puede ser la pandemia en el gueto de Gaza y en los campos de refugiados sirios o en África en DRCongo y SSudan da escalofrío. (Portafolio). Pero con manejos como el de USA de robarse (piratear en el sentido histórico, no en el coloquial) un cargamento de máscaras que venía de China para Alemania y la encarnizada competencia que están desatando los estados de la Unión por implementos, se está imponiendo la ley del mejor postor en la subasta de la selva neoliberal. Ejemplo dan China. Cuba, Rusia y Alemania, mirando más allá de sus fronteras a lo humano en el otro (de lo cual dependerán millones de vidas en África, Medio Oriente y Sur de Asia), lo que desde luego excede el IQ de Trump (a pesar de tanto que lo compara), quien deja eso de los tapabocas para los débiles.

Lea también: De Trump para el mundo

El populismo es siempre dañino pero los MALO y Bolsonaros del mundo ahora matan, como también lo hacen los gobernantes que pospusieron el confinamiento por el fútbol o una manifestación feminista (España), o porque el costo económico de la contracción era más alto que el beneficio del confinamiento (China, USA). Este argumento tiene sentido como señalando a las restricciones de la sociedad que le imponen escogencias sociales muy álgidas por enfrentar una restricción de recursos: frenar la economía para frenar el contagio de manera de bajar la pendiente de la curva posponiendo el pico para ajustarlo a la capacidad del sistema se traduce en más parálisis económica tanto antes como después de éste. Son trade-off inevitables entre economicismo y vidas humanas, que se traducen en propuestas muy riesgosas (en términos de estas) como reactivar la economía pronto cuando no se tiene idea de la marea de contagiados que viene por debajo subregistrada por falta de test. Ya la ministrica salió a frenar alcaldes y gobernadores imponiendo la autoridad presidencial y afirmando que no se podía paralizar al país. Ahora lo hace la vicepresidente, como si siquiera tuvieran cifras de infectados como para modelar y tomar una decisión tan riesgosa como levantar el confinamiento. ¿Qué tasa de mortalidad les resulta aceptable para evitar qué reducción del PIB?, ¿cómo son los resultados con distinta escenarios de tasas de infección? Claro, aquí somos más avispados que todo el mundo, pero los países que también se retrasaron y que van adelante en la curva y alcanzaron el pico, lo están prolongando. Desde luego que en el largo plazo vidas y crecimiento son complementarios, el gasto en salud preserva el capital humano y el aceleramiento de la economía genera recursos para fortalecer el sistema de salud, etc., pero en el corto son, dada la restricción presupuestal, competitivos; en éste el trade-off confinamiento para bajar la pendiente de la curva (evitar una alta mortalidad cuando el pico sobrepase la capacidad del sistema) vs proteger la economía, es inescapable dadas unas condiciones que difieren entre países, primordialmente testing, que es la clave para que sea menos severo (aplanando la relación inversa vidas-crecimiento). Lamentablemente no somos Singapur/Alemania/Corea para realizar los masivos test necesarios para tomar decisiones a mediano plazo sobre la base de una noción más clara de la evolución de la tasa de infección (que requiere testear masivamente como ellos); y tampoco tenemos los recursos para suavizar el trade-off multiplicando la capacidad del sistema uci-ventiladores. Es la falta recursos la que nos atrapa en no poder abandonar el aplanar la curva. Otra vez: ¿qué tasa de mortalidad es aceptable para preservar qué % del PIB dadas nuestras capacidades? Ambos polos en esta discusión son válidos: lo catastrófico para la economía (-1/3 PIB trimestre según economistas Uniandes) y el costo en vidas (tener que asignar pocos ventiladores entre una multitud de enfermos) de no permanecer aplanando la curva, pero nadie puede tener datos para afirmar con certeza cuanto tiempo habrá que parar la economía (para minimizar muertes). Y la única forma de saber es tener más información multiplicando testing. ¡Como fuera de bueno tener recursos como los que han apropiado Singapur/Alemania/Corea...! Pero ¿tenemos siquiera suficientes test para los expuestos trabajadores de la salud y recursos de equipos de protección personal para protegerlos adecuadamente? Adicionalmente, los recursos para la emergencia de salud compiten (el trade-off otra vez) con los necesarios para enfrentar la socioeconómica, apoyar empresas y hogares más vulnerables, y a los esfuerzos de las empresas para preservar capital, empleo y capacidades. Se requiere apropiar más recursos con formas decididas de financiación como liquidez del Banco de la República al Gobierno mediante compra de bonos emitidos por éste. Lo que si hay que planear es la estrategia de suavizamiento de las restricciones considerando características sectoriales, empresariales e individuales para cuando se tenga información favorable suficiente para iniciar la reactivación

Populismo y economicismo distorsionan las soluciones debilitándolas en forma que resulta en las actuales circunstancias fatal. Populismo es salir, después de retrasar el confinamiento porque según a ministrica la economía no se puede parar y había que disciplinar bajo control presidencial a los alcaldes y gobernadores que, ante la inmovilidad del Gobierno, se habían ido adelante con las medidas necesarias. Populismo son pronunciamientos efectistas como que los empresarios no pueden licenciar trabajadores o los estudiantes de medicina deben enrolarse en la lucha, cuando el Gobierno no está financiando como en Dinamarca las remuneraciones ni puede garantizarles a los graduandos de medicina equipos de protección en la cantidad y calidad que no puede ofrecerles a los médicos y enfermeras que están ya en el frente de batalla. Como lo es anunciar que el sistema está preparado para atender a todos los enfermos cuando es obvio que el déficit de test, equipos de protección para los médicos y enfermeras, de uci y ventiladores, de camas, se hará más agudo cuando la pendiente de la curva se dispare.

El caso extremo del populismo es claro Trump que desestimando repetidamente el peligro declara estar en control, hace afirmaciones falsas sobre disponibilidades de equipo para los hospitales y usa la entrega de auxilios con fines electoreros cuando rodeado de esa pandilla de inmorales que es la dirigencia republicana los anuncia como cosa de él y no del parlamento que incluyo decisivamente a los demócratas; y va a personalmente firmar los cheques y enviarlos con una nota personal. Y lo peor es que le funciona, pues tiene altísimos niveles de aprobación él y su manejo de la crisis, cuando esperábamos que sus estupideces y el colapso económico debilitarían su candidatura. Como lo ha señalado Chomsky Trump en la presidencia agrava los dos riesgos fatalmente graves que enfrenta la humanidad que de no ser frenados destruirían la civilización, la guerra nuclear y la catástrofe climática, que a diferencia de la pandemia son decisivos e irreversibles. Ese mismo liderazgo apoyado por un partido republicano que ha perdido la dimensión moral de la verdad y de la decencia, ha resultado ya fatal como continuación de su desconocimiento y cuestionamiento de la ciencia sobre la catástrofe climática, ahora sobre la pandemia. Trump decía que como él estaba en control y conocía más del virus esto iba a pasar rápido. Perdió tiempo precioso en confinamiento, test y capacidad hospitalaria. Atrapado en su necesidad narcisista de comparar (USA tiene el mejor sistema…mi gobierno ha hecho más test... en el universo); pero allá también los gobernadores están contradiciendo al presidente, éste incapaz de controlar la subasta por equipos (equipos de protección personal, test, ventiladores) que se ha desatado con los estados compitiendo por la oferta internacional.

¿Por qué tanto las autoridades chinas como Trump ocultaron la magnitud de le epidemia hasta que ya fue demasiado tarde? Para no erosionar la dinámica económica y poder mantener la rentabilidad empresarial. En ambos casos optaron por poner en riesgo la vida de personas con tal de no afectar la economía. La respuesta china tuvo sólo después la eficiencia de un sistema autoritario de comando central que puede disponer eficientemente de masivos recursos, y lo hicieron admirable pero tardíamente. Aunque no sabemos si ese ocultamiento, maquillaje y manipulación de la información ha continuado (Guardian), los resultados reflejan una efectividad impresionante. Pero los dirigentes chinos, para toda su eficiencia posterior, tomaron decisiones que le van a salir muy costosas a la humanidad posponiendo en forma fatal las medidas para no causar alarma: si hubieran respondido actuando en lugar de tapando otra sería la situación del mundo. Claro que tienen una gravísima responsabilidad de la cual no los excusan sus logros extraordinarios en el control de la pandemia, Sus errores se acumularon: no regular lo standards de higiene en los mercados de alimentos (hace rato que deberían haber prohibido el consumo de toda clase de animales) ; silenciar/reprimir la información sabiendo dese noviembre censuró periodistas y reprimió wistleblowers (médico que alertó por internet al principio de diciembre); la oficina de la OMS en China alertó el 5 de diciembre de 44 pacientes con neumonía de etiología desconocidas y el 7 la TV Central china confirmó el novel coronavirus. Pero solo hasta el 20 de enero, el Gobierno reconoció la trasmisión humana y empezó la cuarentana en Wuhan. Enfrentó inicialmente la situación con omnipotencia maoísta (el partido puede controlarlo todo: empezando por la información…) posponiendo la cuarentena en Wuhan más un mes (entre el primer caso del brote a finales de diciembre y la imposición a finales de enero) cuando ya no es mucho lo que se logra, dado el largo período de incubación en que el portador asintomático está contagiando: debieron ser muchísimos en esa condición que salieron (entre 5’ que lo hicieron). Reaccionó cuando ya había desatado una crisis que se extendió como el virus que la causa: vertiginosa y solapadamente. El generalizado too little too late inicial de los gobiernos de China a USA y España nos va a salir a todos muy caro porque a nivel de países es como a nivel de individuos: si yo no me protejo estoy desprotegiendo a todos, cayendo en la inmoralidad de ponerlos en riesgo.

Entramos en una radicalización ética en la cual el ethos capitalista neoliberal de que lo que importa es mi beneficio y libertad individual se derrumba. Los doctores en Italia del sur acudiendo a la ayuda de sus colegas en la del norte, o los americanos acudiendo a la ayuda a sus colegas de NYork; los médicos y enfermeras jubilados del NHS están regresando voluntariamente a trabajar en UK como lo están haciendo los estudiantes graduandos. Pero acá los estudiantes de último año de medicina se niegan a colaborar (como si no pudieran más bien exigir solución a la falta de entrenamiento específico o de equipos). Aunque en realidad el Gobierno no tiene en general derecho de exigir o esperar que los trabajadores de la salud se sacrifiquen (en países con mejor protección ha muerto un considerable número de médicos y enfermeras) a su incompetencia para proveer cantidad y calidad de los equipos de protección personal. En todas partes se solidarizan con los trabajadores de la salud, les prestan servicios de comida trasporte etc. gratis, les dan merecidos aplausos; acá los vecinos los están agrediendo y expulsando. Una vergüenza; afortunadamente está Éxito con sus domicilios.

El contraste entre el crecimiento económico de los países del Este Asiático con otros (como LatinoAmerica) se extiende ahora al contraste en el manejo de la pandemia del coronavirus con USA. El éxito de la estrategia de Corea, Singapur Taiwán, Hong Kong enseña: screnning por temperatura, control (multas, aislamiento social), test masivos, información vía celulares, rastreo de contactos, equipo hospitalario (protector, respiradores). En la Europa del Norte Luterana (Dinamarca y Alemania, con Suecia adelantando un experimento riesgosísimo en herd inmunity con el cual UK fracasó), la muy extendida disponibilidad de los test se manifiesta en tasas altas de infección (las verdaderas no las subestimadas por falta de test que permiten crecer desapercibida) con muy bajas de mortalidad debido al equipo y sistema hospitalarios (que está duplicando). El contraste del manejo de la epidemia en USA vs China/Corea cuestiona los supuestos ideológicos sobre los que se ha basado el crecimiento capitalista en las últimas cuatro décadas de hegemonía neoliberal, lo que se ha traducido en la carencia de una institucionalidad capaz de enfrentar crisis como la climática y el covid-19 pues la hiperglobalización o su versión neoliberal se adelantó sobre la premisa de que todos seríamos felices si copiábamos la práctica capitalista y la institucionalidad y funcionamiento social individualista de los americanos (globamericanización). (Portafolio) La lógica de que el beneficio o la maximización del valor para los accionistas es la consideración prioritaria para las sociedades y los gobiernos que ha presidido los programas de austeridad y privatización en materia de salud y educación entregando la administración de un derecho universal a organizaciones con poder monopólico. Contrasta con Alemania que no desmanteló su servicio de salud como parte de la perniciosa austeridad, (como la inglesa de Thatcher que debilitó su extraordinario NHS) que hizo de un derecho humano una mercancía más. Esto posibilito el éxito de una estrategia de muy extendidos test que también se aprecia tanto en NorEA como en Europa norte combinando contención y diagnóstico temprano (termómetros infrarrojos y disponibilidad de test) con capacidad hospitalaria. ¿Qué le permite a Alemania tener una relación tasa de mortalidad a tasa de infección tan supremamente baja? test masivos (realizados en sus numerosas grandes universidades). ¿Y recibir enfermos de Italia y de Francia? Haber permanecido fortaleciendo su sistema de salud y haber asignado rápidamente masivos recursos para preparación con adquisiciones de implementos y ampliación de la capacidad.

Lea también: Universos paralelos del populismo

Nosotros estamos atrapados en el tradeoff control vs duración/economía (costo de la prolongación), el cual es más estrecho en países como los nuestros que en países con más margen por sus sistemas con capacidad más alta, y ese déficit nos fuerza sin remedio a bajar la pendiente de la curva de infección para no sobrepasar la limitada capacidad del sistema, prolongando así los costos económicos. No cabe duda de que se requieren medidas más atrevidas en materia fiscal como lo han hecho Alemania, USA y UK; hace rato deberíamos haber adelantado aquí una inversión masiva en equipos de detección/diagnóstico/tratamiento, incluyendo además personal y equipo de protección para éste. Ha habido esfuerzos como el de Bogotá con Corferias y la extensión de las pruebas a las universidades (Rosario, Andes, Nacional, Antioquia, Valle) pero lo anunciado sobre el FOME como toda la respuesta es ‘too little too late’, la magnitud es insuficiente para los costos del manejo de la pandemia y lo que podrá ser una parálisis económica de un par de trimestres y habrá que acudir a otras fuentes. Además, ¿tenemos los mecanismos de focalización que evitarán que los bancos no usen esos recursos para sus objetivos y en las condiciones de costo y riesgo de su conveniencia (empresas) garantizando que los recursos si lleguen a pymes/hogares vulnerables? Nuestros médicos y enfermeras llegarán a una situación como la que están en varios países que van adelante en la curva (incluso USA que no), cuando la pendiente se dispare del ocultamiento de la dimensión real por la falta de test: exposición, por la insuficiencia de equipos de protección rigurosa (riesgo de contagio y muerte); y la nada envidiable prerrogativa de decidir quién sobrevive y quien no, por la falta de ventiladores (en USA discuten criterios como a quien el ventilador le resulte de más beneficio, lo que saca a mayores y enfermos…). Admirable y heroico por parte de ellos seguir trabajando por salvar vidas en estas condiciones. El Gobierno tiene la obligación de protegerlos y apoyarlos con los equipos necesarios. Surge la pregunta (planteada aquí el 22 de marzo): ¿qué están esperando BR y Gobierno para que el primero le compre bonos al segundo? Y es que adicional al esfuerzo para la crisis de salud está el económico frente a una crisis que es simultáneamente de oferta y de demanda: proteger a los más vulnerables, familias y PYMES cuyo deceso es también el del empleo: y ayudas a los empresarios para preservar capacidad productiva de la destrucción por la parálisis y la recesión. Todo ello requiere recursos masivos oportunos. Pero será mucho más costoso reconstruir debido a lo que los economistas llaman histéresis, cuando un sistema regresa hacia el equilibrio solo parcialmente, en este caso permaneciendo por debajo de la tendencia previa por la pérdida de capacidades, lo cual es mejor prevenir que tener que lamentar….

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Test de temperatura
Columnistas

Liderazgo frente a las crisis

Si fallamos en la prevención del contagio estamos perdidos, porque la capacidad de respuesta y de manejo es muy limitada. No es pesimismo es estadística

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Religión /

Somos los discípulos de Emaús

Homilía sobre la fe en la resurrección en tiempos de pandemia, a propósito del diálogo de Jesús y los...
4
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
5
Política /

En S.O.S. el nuevo Código Electoral

Analista advirtió que no es posible sacar adelante al mismo tiempo algunas reformas políticas y un nuevo...
6
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.