Evo Morales, el imprescindible

Autor: Rafael Bravo
17 noviembre de 2019 - 12:04 AM

La caída de Morales llega en un momento de convulsión para las democracias desde Chile hasta Hong Kong, donde miles se manifiestan impulsados por las redes sociales.

Medellín

Luego de casi 14 años en el poder y con ese afán de perpetrarse en él, mediante diversas artimañas electorales, Evo Morales pagó caro sentirse imprescindible. En lugar de preparar a un sucesor afín, la avaricia política y la ambición desmedida lo llevaron al exilio. Ese intento de reelección que finalmente terminó como el caldo de cultivo para la protesta generalizada y el regreso de los militares como medio para saldar la crisis, es volver a las épocas de la Guerra Fría.

¿Será este el preámbulo a épocas aciagas de golpes de estado? En Brasil gobierna una cúpula salida de las Fuerzas Armadas. En Perú el conflicto entre ejecutivo y congreso se saldó luego de que el ejercito saliera a respaldar al presidente Martin Vizcarra. Y en Venezuela el poder militar comprado sostiene al déspota Maduro. En Chile la situación se torna cada vez más difícil pues las protestas se salieron de madre y nada de raro que ese país encuentre como salida otro régimen militar.

Pero volvamos a la Bolivia que deja el depuesto primer mandatario. A lo largo de sus casi 14 años el crecimiento económico promedio alcanzó la no despreciable cifra del 4.9 por ciento de acuerdo con la Cepal. Las finanzas publicas ayudadas por los altos precios de las materias primas pudieron sanearse y el combate a la pobreza, desigualdad y marginación fue altamente exitoso. Lograr que los índices de pobreza cayeran un 63 por ciento lo dice todo.

Sin duda que el aporte de mayor significación fue la incorporación de vastos segmentos de la población indígena a la actividad económica y social. La esperanza de vida pasó de 66 a 71 años, mientras que el coeficiente de Gini que mide la desigualdad hoy día es de 0.41 (en donde 1 es desigualdad absoluta y 0 la igualdad absoluta). Como punto de comparación los coeficientes de Chile y México son de 0.46 casi idénticos entre sí.

Bolivia históricamente ha sido el país más atrasado de Suramérica con amplias diferencias sociales. Gran parte del conflicto que hoy vive ese país proviene del fuerte componente étnico y religioso. Fueron los propios aymaras quienes llevaron a Evo Morales a la presidencia permitiéndole ser reelecto en 3 oportunidades como respaldo a sus logros y legitimidad democrática.

Lea también: La dictadura de las minorías

Evo es responsable en buena medida de haber truncado su propia trayectoria, dejando a un país con un vacío de poder profundamente dividido y polarizado. Pero nada justifica ni la asonada militar que lo obligo a dimitir, ni el desorden constitucional que deja a una presidente sin el respaldo ni el apoyo de sus ciudadanos en medio de confrontaciones y un panorama cercano a una guerra civil.

La caída de Morales llega en un momento de convulsión para las democracias desde Chile hasta Hong Kong, donde miles se manifiestan impulsados por las redes sociales contra regímenes tanto de derecha como de izquierda. Si bien muchos de estos levantamientos tienen causas económicas y sociales comunes, cada brote de descontento tiene resultados diferentes, los lamentables niveles de violencia y daños nada aportan a la solución de los problemas.

Finalmente, la OEA como organismo que agrupa a las naciones de este lado del mundo parece perder protagonismo y alejarse de su misión al no lograr un consenso sobre la salida del mandatario boliviano. Una organización polarizada con ideología y tendencias contrarias a los principios que la crearon.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2019-11-17 09:34:28
La OEA! Un organismo inocuo, ineficiente, donde prima la egolatría de la mayoría de sus miembros, nunca el bién común.

Destacados

Hidroituango
Columnistas /

Los empalmes

hospitales púbicos de Antioquia
Salud /

¿De qué tamaño es la crisis de los hospitales públicos en Antioquia?

Rendición de cuentas Área Metropolitana
Columnistas /

Haciendo escuela

Reunión comisión primera del Senado
Columnistas /

Representación, participación y reforma tributaria

Sucesión familiar
Columnistas /

La partición de patrimonio en vida en el régimen legal colombiano

Artículos relacionados

Lo viejo y lo nuevo
Columnistas

Lo viejo y lo nuevo

La posesión de Jair Bolsonaro en Brasil y Nicolas Maduro en Venezuela, pueden significar una ruptura de la democracia liberal que venía consolidándose en la región.

Lo más leído

1
Columnistas /

Benignísimo gobernante de infinita caridad

Si tuviéramos organismos de control serios e independientes ya estarían sumando y evaluando esos gastos...
2
Infraestructura /

La terquedad cerró la Troncal del Café

Seis meses ajustó la interrupción del tránsito por esta vía, que según un veterano y experto ingeniero...
3
Urbanismo /

Los retos que propone la Gran Encuesta en Salud para Colombia

Desde el Foco de Ciencias de la Vida y de la Salud, de la Misión de Sabios 2019, se le consultó al sector...
4
Mundo Fantástico /

Los imperdibles  

Conozca qué tiene Medellín y el área metropolitana del valle de Aburrá para hacer, ver o disfrutar.
5
Política /

El valor de lo nuestro

La futura primera dama de Medellín, Diana Osorio, ya tiene muy claro en su cabeza las ideas, propuestas y...
6
Columnistas /

La partición de patrimonio en vida en el régimen legal colombiano

Si bien la figura de partición de patrimonio en vida fue introducida ya hace siete años y ha sido de poco...