El respeto por la diferencia y el juego limpio fueron los ganadores

Autor: Redacción
30 mayo de 2019 - 05:39 PM

Con el evento Ponte la Camiseta, la Institución Educativa Diego Echavarría Misas, de Itagüí, trabaja en procura de erradicar la violencia del fútbol.

itagüí, Antioquia

Tribunas llenas, banderas ondeando y el ánimo en lo más alto, mientras las barras, con su parafernalia a punto y entonando cánticos de aliento al compás del sonido de los bombos, esperaban la salida de sus equipos.

El colorido desfile de las madrinas alertó sobre el inminente inicio del partido. Un nuevo clásico, el tradicional juego antioqueño entre Rojos y Verdes. Lo anunciaban las enormes banderas colgadas de los pasamanos y la abundancia de camisetas de ambos equipos.

Lea: IU Digital de Antioquia está transformando la educación superior

En medio del humo de los extintores que también adornaba el escenario, los jugadores aparecieron en escena y se filaron a lo ancho de la cancha, mientras de fondo se escuchaban las notas del Himno Nacional.

No hubo más esperas. El balón rodó, aunque nadie escuchó pitazo inicial. Es que no había árbitros. No se necesitaban, porque lo que allí se buscaba era enviar un mensaje de respeto por la diferencia y el juego limpio, la inclusión, la tolerancia y el sentido de pertenencia. Los valores que enseña y promueve la Institución Educativa Diego Echavarría Misas, de Itagüí, a través del evento “Ponte la Camiseta”, que este jueves llegó a su sexta versión.

El colegio se vistió de estadio para tan especial ceremonia. Estudiantes, profesores, egresados y vecinos de otras instituciones educativas del municipio acudieron entusiasmados a este encuentro, que nació de la iniciativa de uno de los educadores de la institución, Luis Javier Castaño Huergo, profesor de educación física.

“Un domingo cualquiera de 2011 fui a ver un clásico, pero terminó siendo un día muy triste. Primero porque vi a varios de mis alumnos mendigando para conseguir la entrada, y después porque vi las agresiones sin medida entre hinchas de lado y lado, sin ningún respeto por la vida. Eso me estremeció y a partir de ese momento sentí que desde mi posición de educador tenía el compromiso de hacer algo para ayudar a evitar que esa rivalidad de enemigos entre hinchas del fútbol siga creciendo, apagando la alegría en los estadios y hasta cobrando vidas de muchachos buenos que hoy le hacen falta a sus familias, a sus amigos y al mundo”, relata el profesor Luis Javier.

Pasó tres años madurando la idea, hasta que en 2014 el profesor sintió que era hora de ponerla en marcha: “Ahí nació Ponte la Camiseta, un espacio para trabajar con los jóvenes el tema del fútbol, del comportamiento en los estadios, de la tolerancia y el respeto por la diferencia, de entender que nada justifica que quien ama un deporte y una camiseta, piense en agredir al otro simplemente porque le gusta otro equipo o porque lleva puesta una camiseta distinta”.

Argumentos que fueron escuchados, entendidos y aceptados de inmediato por la Institución Educativa, orientada a trabajar en valores para formar mejores personas y mejores ciudadanos. Como reza su eslogan, “Formando en valores la sociedad del siglo XXI”.

“Queremos que en el estadio, en la calle o en cualquier escenario en que se encuentren, ustedes sean referentes de respeto, tolerancia e inteligencia emocional. Porque amar una camiseta no es agredir al otro, tratar mal o irrespetar al otro. Detrás de cada hincha hay una familia, como las familias de cada uno de ustedes, que siempre los esperan. Familias que los aman y que no quieren que nada malo les ocurra. Por eso es importante el respeto por la diferencia y la tolerancia, y queremos que ustedes sean multiplicadores de este mensaje, porque el deporte debe ser un espacio de crecimiento y disfrute, no de agresiones y enfrentamientos”, reiteró la rectora, María Gloria Cardona.

“Ustedes estudiantes son nuestro sueño hecho realidad”, apuntó para recordarles a niños y jóvenes que ellos son el compromiso de cada maestro y la razón de ser de la Institución.

La Administración Municipal se enorgullece de la Institución Educativa Diego Echavarría Misas, por los proyectos que aquí se generan y se desarrollan, pero especialmente se enorgullece de ustedes los alumnos, por su compromiso, por su aporte incondicional a la paz, la armonía y la tranquilidad, porque han entendido que desde el respeto se puede disfrutar”, dijo a su vez Guillermo León Restrepo Ochoa, secretario de Educación de Itagüí.

 

Sentido de pertenencia

Lo mejor fue que en las canchas, donde los jóvenes exhibieron no sólo su amor por una camiseta sino su talento como deportistas, no faltó la intensidad propia del juego. Es que una cosa no afecta la otra, el mensaje de respeto y juego limpio no quita que se haga el mejor esfuerzo, que cada uno dé lo mejor de sí, y eso fue lo que hicieron estudiantes y egresados.

Es que eran dos partidos simultáneos. En una cancha los alumnos del grado once, los que se despiden este año de las aulas de su colegio, de profesores y compañeros, y en la otra los ya universitarios, los recién graduados de secundaria y quienes mantienen esos lazos de apego y afecto con la institución que los vio crecer.

“Esta es una jornada muy especial a través de la cual hemos aprendido mucho, antes ayudando en la logística, ahora en la cancha como uno de los protagonistas, pero siempre conectados con ese mensaje que ahora queremos transmitir. Somos hinchas, pero eso no significa que seamos rivales ni enemigos de los hinchas de otro equipo. Compartimos el gusto por el fútbol, el sentimiento por una camiseta, pero eso no puede ser motivo para que se transforme en violencia”, relató José William Grajales, del grado once y fiel seguidor del Verde.

“El colegio no se olvida, es muy agradable poder seguir ligado a la institución donde uno vivió tantos días, tantos años, eso motiva, hay un sentido de pertenencia inmenso porque aún nos sentimos parte de esta familia, por eso siempre estoy dispuesto a ayudar al colegio y al profe Luis Javier, que es un gran motivador”, señaló Julián Castañeda, egresado de la Institución Educativa en 2017 y hoy estudiante de ingeniería de telecomunicaciones en la UdeA.

“Soy hincha de Nacional, y voy regularmente a la tribuna sur, y quiero transmitirle a los más niños el mensaje sobre la importancia del respeto por el otro, por eso vengo al colegio con todo el gusto, porque aquí aprendí que el fútbol es el deporte que queremos y no puede convertirse en foco de violencia. Quiero decirle a niños y jóvenes que es maravilloso alentar al equipo que uno ama, pero nunca llevar esa afición a la agresión y al irrespeto, ese no es el sentido del fútbol y menos del deporte”, indicó Julián.

Eso sí, sobraron las celebraciones. Goles aquí y allá que fueron aplaudidos y festejados por cada afición, conscientes cada uno de que el resultado no era lo más trascendental. Lo verdaderamente importante fue que al final hubo saludos y abrazos de lado y lado, prueba de que la jornada sí dejó dos claros ganadores: el respeto por la diferencia y el juego limpio, porque todos aceptaron el resultado sin que se escuchara el pitazo final.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Caricatura
Columnistas /

Refugio

Libros La Violencia en Colombia
Columnistas /

Detenidos en el tiempo... 

Edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos
Columnistas /

¿Recesión a la vista?

El juez, la justicia y la verdad
Columnistas /

Algunos jueces gozan de cabal visión

Senador Iván Cepeda
Columnistas /

Dinosaurios

Artículos relacionados

Maestros
Mundo Estudiantil

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los maestros hoy?

Académicos y expertos dan sus visiones sobre los retos y necesidades de un maestro hoy. A propósito de la conmemoración del día clásico de los educadores en...
Huertas escolares
Salud

Huertas escolares camino para eliminar alimento dañino en colegios

La Institución Educativa Guillermo Aguilar en Yolombó (Antioquia) está trabajando en el proyecto de huertas escolares y es, hoy en día, ejemplo a seguir en la...
Hijo y padre
Urbanismo

Acompañamiento en la educación de los niños, un reto de toda familia

Fomentar valores y principios en el hogar, apoyados en el buen ejemplo, es la mejor manera de evitar tristezas y castigos a futuro.

Lo más leído

1
Columnistas /

Detenidos en el tiempo... 

Las fuerzas oscuras borraron incluso la cátedra de historia en la formación de las nuevas generaciones....
2
Política /

Panorama político

La campaña electoral está en todo su furor y presentamos un resumen de algunas de las últimas novedades...
3
Columnistas /

¿Recesión a la vista?

Las primeras señales de que la economía global muestra síntomas de un paciente enfermo comienzan en Europa
4
Columnistas /

Refugio

Refugio en la crisis financiera
5
Columnistas /

El hombre de la sonrisa plena

Domingo 18 de agosto de 2019, año 30 de su asesinato. Y cuando me despierte, Galán todavía estará...
6
Columnistas /

Dinosaurios

Explica la vigencia y persistencia de los partidos marxistas o filomarxistas que, mientras más ortodoxos y...