El Páramo de Frontino, un vulnerable paraíso frío

Autor: Adrian Marcelo Buitrago Gallego
26 agosto de 2018 - 12:00 AM

El Páramo de Frontino se encuentra amenazado por dos factores: el cambio climático y la mano del hombre. Expertos coinciden en la importancia de la conservación de este ecosistema por los servicios ambientales que presta.

Occidente de Antioquia

El Occidente de Antioquia no sólo se caracteriza por el calor del valle del río Cauca, también hay gélidos paisajes que se coronan de niebla, donde los frailejones crecen lentamente acompañados de osos de anteojos, uno de estos es el Páramo de Frontino.

Pese a estar en el mismo territorio que el Parque Nacional Natural Las Orquídeas, el Páramo en sí no fue declarado área protegida hasta 2016. El 77,1% del páramo es bosque, el 21,2% áreas con vegetación herbácea y el 1,7% pastos, según la caracterización del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander Von Humboldt.

Milton Guerra, apoyo ambiental de Frontino, señaló la importancia de los servicios ecosistémicos de este páramo por los nacimientos de ríos y afluentes que convergen en el Atrato, “en ese corredor abastecen de agua a los municipios de Frontino, Abriaquí y Urrao”.

También destacó la importancia del Páramo por ser “una sombrilla para el oso de anteojos, este es uno de los últimos lugares donde él habita y es de gran importancia de conservación”.

Se está recuperando

El Páramo ha sido altamente afectado por las actividades humanas, según señalan diversos estudios. Guerra explicó que “allá existieron fincas ovejeras que extinguieron casi por completo el Páramo. Se ha recuperado mucho desde que las sacaron, en este momento se está empezando a tener otro problema y es el turismo: la gente que hace turismo allá no es consciente de conservar los frailejones, los cortan, los dañan, sin tener en cuenta que son especies que crecen sólo un centímetro por año”.

La capacidad de carga de los páramos es muy poca por lo que es inviable realizar turismo masivo en estos ecosistemas e incluso el turismo especializado mal realizado es peligroso.

La mayor parte del área está en jurisdicción de Corpourabá y por la parte de Urrao está Corantioquia. También está allí Proaves, “pero la presencia de las corporaciones es más bien poca, la preservación se hace principalmente con las comunidades que son las que cuidan, teniendo en cuenta que la frontera agrícola es muy cercana al Páramo y es muy delicada la situación. Las corporaciones no tienen una influencia efectiva sobre lo que ocurre en el Páramo”, indicó Guerra.

Subir al Páramo

Desde Frontino, la ruta hacia el Páramo inicia en límites con Abriaquí. Son 35 minutos en carro y luego se debe continuar caminando durante seis horas hasta encontrarse con los frailejones y el frío que atraviesa la piel como cuchillas invisibles.

“Donde hay páramos hay frailejones y estos pueden estar relacionados con más de 200 animales vertebrados, sin contar miles de insectos”, apuntó el biólogo Fernando Alzate, quien precisó que estas plantas reducen los efectos de la erosión.

Además de los frailejones, hay musgos y otras plantas que retienen agua que escurre lentamente para luego formar ríos y quebradas que desembocan en el Atrato. También hay fauna endémica y en peligro de extinción.

“La diversidad faunística de los páramos está mejor caracterizada por la palabra ‘única’ que por la palabra ‘riqueza’, pues en todos los niveles de la biodiversidad no hay más representantes faunísticos en el páramo que en otras zonas de vida”, señala la Caracterización Ecológica de la Fauna del Páramo de Frontino o del Sol publicado por el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacifico John Von Neumann en enero de 2018.

Hay especies que han vivido por miles de años en este ecosistema y si desapareciera, podrían hacerlo ellas también. Estudios científicos y organizaciones ambientalistas como Greenpeace han señalado que los páramos son uno de los ecosistemas más vulnerables al calentamiento global.

“A pesar de la gran relevancia que presentan estos singulares ecosistemas, son bastante vulnerables al desequilibrio ecológico provocado por factores antrópicos y naturales”, concluyó la Caracterización.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Abejas
Columnistas /

Inundemos a Colombia de “abejitas Mayas”

Elecciones
Columnistas /

¿Hay democracias malditas?

Laguna negra en el Páramo de Santurbán
Columnistas /

Los bumangueses están arrechos

Olga Tokarzcuk Peter Handke
Columnistas /

Los premios

Celebrar Pride
Columnistas /

Guía de conceptos para hablar de diversidad

Lo más leído

1
Política /

Alianza Antioquia pregunta a candidatos a Gobernación y Alcaldía

Para los Foros de Candidatos, la Alianza Antioquia invitó a los ocho aspirantes en la contienda...
2
Columnistas /

Inundemos a Colombia de “abejitas Mayas”

Colombia es el segundo país en biodiversidad del mundo, después de Brasil, pero, a pesar de tanta flora,...
3
Política /

Las 15 listas al Concejo de Medellín

278 candidatos disputarán en las urnas las 21 curules del Cabildo Municipal. doce listas se inscribieron...
4
Columnistas /

Guía de conceptos para hablar de diversidad

Es una guía de conceptos, muchos de ellos aún no aceptados por la RAE, pero sí recomendados por la...
5
Columnistas /

Los bumangueses están arrechos

Los dos últimos gobiernos, con cierto halo de irresponsabilidad, han dilatado la toma de una decisión...
6
Columnistas /

¿Hay democracias malditas?

Hay infinidad de seres humanos pertenecientes a familias y a democracias disfuncionales que escapan a esas...