Doble conformidad

Autor: José Gregorio Hernández Galindo
23 mayo de 2020 - 12:02 AM

No se debe confundir el derecho a la doble conformidad –que corresponde a toda persona condenada- con la consagración de la doble instancia para aforados

Bogotá

La Corte Constitucional protegió el derecho del exministro Andrés Felipe Arias al debido proceso y ordenó a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia dar curso a la impugnación de la sentencia condenatoria proferida en su contra el 16 de julio de 2014.

Lea también: La autonomía de la Corte

Según el comunicado de Sala Plena, cuando la Corte Suprema negó a Arias su impugnación del fallo condenatorio incurrió en violación directa de los artículos 29 y 93 de la Constitución, por cuanto desconoció el derecho a la doble conformidad –el que tiene toda persona condenada a impugnar la sentencia dictada-, y desconoció las garantías previstas en tratados internacionales integrantes del bloque de constitucionalidad.

En efecto, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966), suscrito y ratificado por Colombia, estableció en su artículo 14 que “todas las personas son iguales ante los tribunales y cortes de justicia”, y que “toda persona declarada culpable de un delito tendrá derecho a que el fallo condenatorio y la pena que se le haya impuesto sean sometidos a un tribunal superior, conforme a lo prescrito por la ley”.

Por su parte, el artículo 8 de la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) de 1969 –que también obliga a Colombia- estableció que “toda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad, y a recurrir del fallo ante juez o tribunal superior.

Según el artículo 93 de la Carta Política, los tratados y convenios internacionales ratificados por Colombia, que reconocen los derechos humanos y que prohíben su limitación aun en los estados de excepción, prevalecen en el orden interno. La norma superior añade que los derechos y deberes constitucionalmente consagrados se interpretarán “de conformidad con los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Colombia”.

Dos observaciones:

-Por un elemental principio de igualdad, es claro que toda persona que se encuentre en las mismas circunstancias de Andrés Felipe Arias tiene el mismo derecho que le ha reconocido la Corte Constitucional. Sin duda, vendrán otros reclamos similares.

-No se debe confundir el derecho a la doble conformidad –que corresponde a toda persona condenada- con la consagración de la doble instancia para aforados, hoy prevista en el Acto Legislativo número 1 de 2018. Allí fueron modificados los artículos 186 y 235 de la Constitución de 1991. Se creó la Sala Especial de Instrucción de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia; se confió la primera instancia a una Sala Especial de la misma Sala Penal; se previó el recurso de apelación y se dispuso que su conocimiento estaría a cargo de la Sala Penal de la Corte.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2020-05-23 10:38:24
Subsiste un sabor amargo , respecto al la sentencia que fué proferida en contra de Andrés Felipe Arias L, por cuanto fué una sentencia desde lo político, por su vinculación al nombre de Alvaro Uribe V. Habrían procedido igual con otros asesinos y violadores en serie ? Queda la duda.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Corte Constitucional
Columnistas

Las sentencias legislativas

El aborto no es un derecho, como erróneamente ha venido sosteniendo la Corte en fallos posteriores. Y menos un derecho fundamental.

Lo más leído

1
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
4
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
5
Ciencia /

10 fenómenos físicos que las teorías clásicas no supieron explicar

Este 14 de marzo se cumplen 139 años del nacimiento de Albert Einstein, en Ulm (Alemania), en 1879, uno de...
6
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...