Desmonte de subsidios a los motocargueros creó crisis con escombros

Autor: Laura López Alzate
25 agosto de 2019 - 10:25 PM

El Municipio de Medellín les retiró el apoyo para el descargue de los escombros en los puntos limpios; en la actualidad el que se encuentra ubicado en La Ladera se encuentra cerrado y se han incrementado los lugres de disposición informal.

Medellín

Una problemática ambiental, que tiene un trasfondo social, es la disposición de los Residuos de Demolición y Construcción (RCD) en el Área Metropolitana. Una de las razones principales es la informalidad de los motocargueros o motococheros en cuanto a los lugares donde descargan este tipo de restos generados en obras civiles como son: renovaciones de casas o edificios.

Lea también: Autoridades desalojan la escombrera de la quebrada La Iguaná

En Medellín esta situación se ha recrudecido, debido a que hasta principios de este año el Municipio, en un esfuerzo por su formalización, subsidiaba la carga que ellos llevaban a los Centros de Acopio Temporal de Escombros conocidos como Cates, que eran operados por Emvarias. Ellos llegaban allí con estos restos y pagaban $2.000. Pero ahora el modelo cambió y la cuota que deben pagar es de $30.000 por cada metro cúbico que lleven.

“En esta cadena Emvarias salió como operador de los Cates y se lo entregó a un privado. Y el motocarguero debía pagar por cada viaje entre $30.000 y $35.000, precio que debe ser trasladado al usuario. Este ha sido el gran problema, porque el cliente no quiere pagar este costo. Además, el motocarguero incrementa este valor hasta a $80.000, para tener el fondo que le permita realizar el mantenimiento a su vehículo, la gasolina. Esto afectó el empleo de ellos y muchos tuvieron que vender sus motos”, señala Norbey Garzón, gerente de Coorremos, cooperativa que agremia a cerca de 32 motocargueros.

Botadero de escombros

La disposición desordenada de escombros está causando problemas ambientales y de salud

Esta situación ha llevado a que estas personas lleven los RCD a lugares informales o que sean arrojados a orillas de las quebradas, ocasionando problemáticas aún más complejas como deslizamientos, y otras de salud pública como son: la aparición de roedores, estancamiento de aguas que atraen insectos como los zancudos que ocasionan enfermedades como el dengue o el zika.

Puntos críticos

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, el 31 de diciembre de 2018, por temas de incompatibilidades con el POT, se tomó la decisión de cerrar las operaciones de los Cates de Santa Lucia y La Iguaná. Una decisión sustentada en que estos sitios estaban catalogados como espacio público proyectado, por ello, se inició la operación de La Ladera con la empresa Sinesco.

Esta empresa operaba bajo el esquema de punto limpio de acuerdo con la Resolución 0472 de 2017 y desarrolló esta labor hasta el 31 de julio. “El cierre en La Ladera obedece a que se redujo el volumen de los ingresos de RCD de los motocargueros al lugar, según informó Sinesco. La disminución en un 60%, se debe a que los motocargueros están haciendo la disposición final directamente en las escombreras”, afirmó el secretario de Medio Ambiente de Medellín, Sergio Andrés Orozco Escobar.  

No obstante, Juan Pablo Bolívar, gerente de Sinesco asegura que este nuevo modelo de operación de los que ahora son conocidos como puntos limpios, no ha sido una solución eficiente a la compleja situación de los residuos en Medellín y su área metropolitana, puesto que el gremio de los motocargueros, se rehúsa a asumir el costo de disposición, que antes era subsidiado por la administración municipal; argumentando que fue un cambio abrupto para el que no estaban preparados y sienten que su derecho al trabajo está siendo vulnerado.

Estos lugares informales de disposición se han convertido en lo que hoy se denomina puntos críticos. En Medellín pueden existir cerca de 100, donde diariamente una cuadrilla de Emvarias, contratada por el municipio y con presupuesto público, limpia estos residuos”, explica Aníbal Sepúlveda, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental y gerente de Earth Green.

Si bien desde el presupuesto público se hizo un ahorro con el desmonte del subsidio para los motocargueros, la situación terminó ocasionando sobrecostos mayores, porque en la actualidad el punto de La Ladera está cerrado y los residuos se están arrojando de manera informal y Emvarias debe limpiar esta mala disposición.

Por lo pronto, el punto de la Ladera se encuentra cerrado y se puede observar cómo los motocargueros dejan en las afueras los residuos y el predio fue violentado en sus condiciones de seguridad.

Se tiene proyectado reanudar la mesa de diálogo con los motococheros. Un encuentro liderado por el concejal Jesús Aníbal Echeverri y la Secretaria de Medio Ambiente, participando con la oferta institucional de la Alcaldía.

“El 15 de agosto se realizó la reunión, después de que los motococheros se levantaran del encuentro el pasado 14 de febrero, cuando tomaron acciones y vías de hecho, obstaculizando la operación de ciudad y a la empresa Sinesco, que tenía en arriendo el predio de La Ladera”, afirmó el secretario de Medio Ambiente.

 

Una solución para la recolección

Ante esta problemática Sinesco lanzó una aplicación móvil para la recolección de RCD llamada Sin Escombros, que les permitirá a los generadores de estos residuos solicitar el servicio de recolección y disposición en el punto limpio de esta empresa, ubicado en Córdoba, cerca de la Terminal del Norte y cuenta con las normatividades exigidas por el Ministerio y Secretaría de Medio Ambiente.   

“La App se convierte en la herramienta por excelencia para hacer el transporte de los RCD (escombros), ya que te otorga las siguientes ventajas: rapidez al momento de solicitar el servicio. Inmediatamente el socio operador acepta el servicio se transportará a la ubicación para hacer la gestión contratada. Otorga tranquilidad de saber que se está realizando la gestión de los RCD siguiendo la normativa ambiental regional y nacional. Además, permite el cuidado del medio ambiente, porque al usar la App se contribuye a evitar que estos desechos sean arrojados en fuentes hídricas, parques o zonas urbanas”, detalla Juan Gabriel Noreña, gerente de Portafolio de Sinesco.  

De esta manera, Según Andrés David Martínez, gerente de Ecodeck, empresa especializada en el desarrollo de subproductos a partid de los RCD, se logrará reducir la informalidad en la recolección de escombros, que impide como primera medida la clasificación de los mismos, y, por ende, un desconocimiento porcentual de los tipos de materiales que desechan en la ciudad, lo cual dificulta la gestión de de estos, dado que para industrializar el aprovechamiento se debe conocer en detalle lo que existe.

 “Los residuos están compuestos de materiales con los que se hacen cosas: los orgánicos para abonos a través de técnicas ampliamente conocidas como el compostaje, las baterías hoy pueden reciclarse y sacar provecho de ellas, el aceite usado de cocina y el de motor hoy son negocios prósperos, el "icopor" hoy es pintura, los polímeros son bien pagos, el concreto hoy son bases, sub bases y arenas para mezclas asfálticas, más bien la pregunta seria: ¿Por qué en Colombia seguimos enterrando y mal disponiendo? No parece un tema de falta de conciencia, sino otro ejemplo, tal vez, de la patria boba”, concluye Andrés.

Le puede interesar: Por deslizamiento en escombrera ilegal de Altavista, ocho viviendas fueron evacuadas

Problemática en el área metropolitana

Maria del Pilar Restrepo subdirectora ambiental del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, destaca que es importante tener presente que la problemática central en la gestión de los residuos de construcción y demolición -RCD- en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, está dada por la debilidad en el encadenamiento empresarial e institucional, la deficiente logística en la cadena de gestión hacia el aprovechamiento de los RCD. Las causas de esta problemática radican principalmente en:

• Deficiencia en la cultura ciudadana para la gestión de los RCD en las pequeñas reformas.

• Insuficiencia de infraestructura para la gestión integral de RCD: en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá solo existen siete gestores inscritos, de los cuales solo dos, son sitios de disposición final, lo cual es muy poco para la generación total de RCD, esto a su vez promueve la disposición en sitios clandestinos o ilegales.

• El sector residencial no tiene cultura de pago por el servicio de recolección que prestan las empresas que cumplen con las normas, lo cual fomenta la generación de puntos críticos de RCD.

• Falta de estrategias que dinamicen el mercado de material de aprovechamiento de RCD: En este caso la Resolución 472 de 20172, establece metas muy bajas de aprovechamiento al sector de la construcción, adicionalmente éstas no tienen claridad frente al cumplimiento.

• Aun existe debilidad en la aplicación del código de policía en las infracciones asociadas al manejo inadecuado de RCD.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Cámaras
Columnistas /

De la ciudad 4.0 al paro

Cocaína
Columnistas /

Colombia está sumergida en una “economía sumergida”

Marchas de camioneros
Columnistas /

Llamado a la sensatez

El Pensador de Rodin
Columnistas /

El incremento de la incertidumbre

Aula de clase
Columnistas /

La redacción correcta en el ámbito educativo

Artículos relacionados

Basuras en Medellín
Urbanismo

Basuras de Medellín, un problema de todos

Los residuos sólidos, escombros y demás basuras que se ven constantemente en las calles de Medellín no es sólo un problema que debe combatir Empresas Varias, es...

Lo más leído

1
Columnistas /

De la ciudad 4.0 al paro

Como esta ciudad 4.0 tiene un nuevo ciudadano 4.0 que cada vez más desde la comodidad de su vida cotidiana...
2
Política /

Panorama político

Concluida la gran etapa electoral territorial con los comicios del pasado 27 de octubre, la política y lo...
3
Columnistas /

La redacción correcta en el ámbito educativo

El vocablo bachillerato, en minúscula, alude de un modo genérico, a la enseñanza secundaria; si hay dos...
4
Columnistas /

El incremento de la incertidumbre

Ahora ni siquiera el reto es encontrar acuerdos de paz, ahora el reto es esa multiplicación de la...
5
Columnistas /

Colombia está sumergida en una “economía sumergida”

Si disminuyera la presión fiscal, esa informalidad disminuiría sin duda alguna, mientras que, por el lado...
6
Columnistas /

Llamado a la sensatez

El llamado es actuar con sensatez, con responsabilidad, respetando el derecho que tienen unos y otros de...