Declaratoria de los Derechos del Niño

Autor: Sergio Roldán Gutiérrez
20 noviembre de 2018 - 09:03 PM

Esta declaratoria de los derechos del Niño, se basó en 10 principios: la igualdad, el nombre y la nacionalidad, la protección especial para el desarrollo físico, mental y social, alimentación y vivienda, educación, recreación, atención prioritaria, protección contra el abandono, la crianza bajo los preceptos de tolerancia y amistad entre los pueblos y el amor de los padres y la sociedad.

La primera infancia es la ruta de mayor trascendencia en la planeación de las ciudades, al menos así debería ser. Todo lo que se invierta en este segmento de la población generará prosperidad al mediano plazo. Desde la estimulación temprana, hasta una rigurosa dieta tendría que estar cubierta por el estado para que el futuro de todos estos territorios se aclare. Colombia ha venido invirtiendo con mayor fuerza en estos últimos años en la atención a sus niños a través de Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - Icbf, sin embargo, cómo todo gran intento, cuando atraviesa las instituciones públicas, pierde su norte y se desconfigura, al punto que uno de los mayores focos de corrupción está en la ejecución de estos rubros y paradójicamente en las regiones más necesitadas, lo que ha exigido a este instituto ocuparse más de los documentos que de los niños que atienden. Un asunto que se evidencia todos los días en el programa de madres comunitarias, donde desde los escritorios se direccionan estrategias absolutamente desarticuladas con el barrio.

Lea también: Ciudadanía teórica y otros demonios

Cumplió el martes, 59 años la declaratoria de los derechos del niño, decretada por unanimidad en la asamblea general de las Naciones Unidas. Argumentaban que el niño por su falta de madurez física y mental, tendría que tener una protección especial, unos cuidados más rigurosos y los estados miembros de la ONU (entre esos Colombia) se comprometerían a trabajar por ese propósito, aunque hace parte del grupo de países del mundo que tiene problemas evidentes con la atención a la primera infancia. Esta declaratoria de los derechos del Niño, se basó en 10 principios: la igualdad, el nombre y la nacionalidad, la protección especial para el desarrollo físico, mental y social, alimentación y vivienda, educación, recreación, atención prioritaria, protección contra el abandono, la crianza bajo los preceptos de tolerancia y amistad entre los pueblos y el amor de los padres y la sociedad. Cada uno desarrollado ampliamente por los países que suscribieron la declaratoria y ampliamente incumplido, también.

Le puede interesar: La mujer en la ciudad

La ciudad de Medellín, para suplir esas carencias que no resolvía el ente central, implementa el programa Buen Comienzo mediante el acuerdo 58 de 2011, donde se asumieron estrictamente el cumplimiento a esos 10 principios dictados por la ONU y además se hizo el énfasis en la educación inicial y el desarrollo integral, diverso, incluyente y autónomo. El tema es que esta política pública que viene desde hace tres gobiernos con una ejecución exitosa, concurre en las comunas con los hogares comunitarios del Icbf, generando mayores atenciones y un poco más de recursos para la canasta alimenticia, y poniendo en flagrante desigualdad a los hospedados en el instituto. Es verdad que nadie escoge el lugar donde nace, ni el color de la piel, ni los padres, pero que se marquen diferencias en el mismo territorio, con los mismos niños, pienso que ya es un tema que tendrá que nivelarse y espero que no sea por lo bajo, porque en todas las ratificaciones que hace Colombia a esta Declaratoria de los Derechos del Niño, hace ver a todo el que la lea, como si no hubiera ningún problema con la atención a la primera infancia en este país, como si los niños acá no fueran maltratados, violentados, accedidos, forzados a trabajar, con un subregistro en las denuncias pasmoso y una de las condiciones más adversas del continente. #CiudadaníaAntesQueCiudad es invertir responsablemente en la estabilidad y la felicidad de estos niños, porque en este asunto, todos tenemos que aportar.

 

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Disturbios en Chile
Columnistas /

Frenar desde ya a los vándalos y a quienes los dirigen

Crisantemos de exportación
Columnistas /

Manual de internacionalización para los gobernantes, en 700 palabras

Evo Morales
Columnistas /

¡Están todos equivocados!

Diosa Ratio
Columnistas /

No solo es teología

Números
Columnistas /

Cómo solucionar algunas dudas escriturales

Artículos relacionados

Ciudades a escala humana
Columnistas

Ciudades a escala humana  

La movilidad no es un asunto de infraestructura sino estructural y con mayor razón en estas ciudades en desarrollo

Lo más leído

1
Columnistas /

Roy Barreras cruzó la línea roja

Ese político transformó deliberadamente una matanza de niños propiciada por las Farc en una carnicería...
2
Política /

Así ganó Aníbal Gaviria

El gobernador electo ganó en las nueve subregiones, en 96 municipios y empató en uno.
3
Política /

Así ganó Daniel Quintero

Los estratos 1, 2 y 3 se conectaron con el alcalde electo y le dieron la victoria como alcalde de Medellín...
4
Artes Plásticas /

La peregrinación de la bestia y por qué no fue un ritual satánico

La acción performática La peregrinación de la bestia fue mal entendida por algunos ciudadanos de...
5
Columnistas /

Un escándalo para neutralizar la superioridad aérea

La muerte de cualquier menor en un bombardeo es deplorable, pero no es culpa del Estado sino de quien lo...
6
Columnistas /

¡Están todos equivocados!

Al lector solo le digo que no coma más cuento, y le sugiero que haga un saludable ayuno de insultos para...