De mal en peor

Autor: Ricardo Chica Avella
5 julio de 2020 - 12:01 AM

La fiscalada de mandarles decir a la oficina del CD que sacaran todo material incriminatorio de archivos fijos y de computador tiene la misma comicidad del viernes sin IVA con la que Duque divierte a observadores internacionales convirtiéndose en su hazmerreir

Cartagena

Recientes noticias tejen una red de desastres que deprime a la vez que indigna: 1) el problema de la pandemia se sigue agravando y Duque se asemeja cada vez más a Trump en sus torpezas; 2) la erosión de la independencia política de los aparatos judicial y militar y el desprestigio de los dos por los descalabros del fiscal y los abusos de militares, y por la corrupción rampante en ambos.

Lea también: ¿Víctimas de un autoritarismo enajenante de nuestras libertades?

1) La pandemia se viene agravando no solo en el sentido de que las cifras son cada vez más alarmantes, sino también en cuanto la crisis económica pareciera imponer el aceptar ese empeoramiento, la fatiga está debilitando los incentivos para permanecer confinados y las cifras del gobierno tanto en lo referente a la pandemia como en cuanto a la magnitud del gasto en las medidas son obscurecidas defensivamente. La 1ª ola no ha alcanzado su pico (entrándose en supresión) cuando emerge el riesgo de una 2a debido al relajamiento de las restricciones (arriesgando que su combinación sobrepase la capacidad del sistema y sea necesario racionar UCI). La profundidad del impacto sobre la economía impone la implementación de estrategias que permitan convivir con el virus sin costos tan severos. Así, el problema no es si urge reactivar vs controlar la explosión, sino cómo hacerlo sin provocarla cuando no se ha entrado en supresión de la 1a llevando así la presión sobre la capacidad hospitalaria al nivel crítico que se había logrado evitar con la mitigación.

La fatiga con el confinamiento inclina la balanza de la escogencia social a favor de la reactivación en su trade-off vs el control. Emergen argumentos como que en una crisis como la que estamos enfrentando endurecer el aislamiento no sirve o que la supresión es solo para países ricos, ambos falsos. El primero es desmentido por estudios para China y Alemania y por la experiencia en Italia/España; y el segundo por la experiencia de países ricos como USA UK y Suecia vs. en desarrollo como Costa Rica y Vietnam, lo cual sugiere que es un problema de políticas e instituciones, de capacidad gubernamental y nivel de educación y funcionamiento social disciplinado, más favorecidos por sistemas más cooperativos

La condición más básica para reactivar es (junto con llevar un tiempo en supresión) identificación/rastreo/aislamiento, pero el primer paso requiere, a menos de que se cuente con un ejército como el que montó Corea, una aplicación, la cual irrita la sensibilidad de los colombianos. Interesante reto para las universidades. El problema no es si urge reactivar vs controlar la explosión, sino como hacerlo sin provocarla y como en Colombia no se ha alcanzado la supresión, las condiciones testing/rastreo/aislamiento son todavía más importantes. El problema es cómo lograr éstas incluyendo dicha aplicación, un problema interesante para las universidades; así como lo es (para el necesario aprender a vivir con el virus) el rediseño de plantas de trabajo, innovación en implementación de bioseguridad y equipo de protección.

También emergen argumentos libertarios como que la aversión al riesgo de los jóvenes ha disminuido y están más dispuestos a arriesgarse (como en FL TX CA en donde la explosión con un relajamiento apresurado se ha concentrado en los jóvenes en sus 30s, menos aversos al riesgo!); o como que las decisiones deben dejarse a los individuos que son quienes saben mejor que les conviene (como los parranderos y rumberos en la costa y en Itagüí y Cali que apedrean a la policía, quienes parece no entienden que les conviene a ellos y no les importa que le conviene a la sociedad).

La cortina de humo acerca de las cifras empezó con la reacción agresiva de los escuderos del gobierno contra quienes afirmábamos que era falso que las curvas se estaban aplanando, incluyó la afirmación de la asesora del gobierno de que entonces habíamos entrado en supresión y termina ahora con que en realidad no se sabe cuánto está gastando en la crisis por discrepancia enorme entre anuncios y ejecuciones presentadas y las efectuadas (contabilidad creativa inflando y contabilizando equívocamente). En realidad, Duque se asemeja cada vez más a Trump en sus torpezas, incluyendo: su uso politiquero de las comunicaciones sobre la pandemia en un odioso reality televisivo diario; su impulsar estúpidas concentraciones que incrementan el riesgo de un nuevo pico de la 1ª ola o adelantan la 2a; crea una cortina de humo distorsionando la información sobre la pandemia para ocultar los resultado de su gestión, se apoya en una caterva de políticos carente de cualquier ética política y en un sistema judicial pervertido por su cronysm (una Fiscalía de bolsillo tal como el Attorney general Bar); desarrolla una política internacional de mala fe: expuso al pueblo cubano a un más severo racionamiento por un bloqueo americano porque el gobierno cubano se negó a violar un tratado internacional (algo tan canalla como el apoyo de Trump a Nentayahu para su apropiarse de territorios palestinos en el WB, parte de la burla a la decencia que es el plan de paz de su yerno) e imbécil (le solicita a Guaidó la extradición de Merlano). Un cronysm (como Trump con la hija y su esposo) que está llenando el sector público de ineptos, muchos de ellos con problemas con la justicia o conexiones problemáticas para sus posiciones (lo que desde luego no quita que en él trabajen muy competentes y honestos profesionales); un similar narcisismo que lo lleva a malgastar recursos de la paz o necesarios para la emergencia en mejorar su deteriorada imagen.

Y en cuanto a las políticas considerando que lo que hace la disyuntiva control-empleo inmanejable es la restricción fiscal no se entienden medidas que agravan el déficit: día sin IVA y prebendas a empresarios, olvidan que consumo/Inversión dependen de ingresos/beneficios esperados. La primera lo único que logra es distorsionar el patrón de consumo creando exceso de demanda y racionamiento en unos días (incentivando consumo suntuario) y exceso de oferta en otros: populismo barato para distraer de la inequidad de la regresiva RT (para no hablar de la increíble e imperdonable insensatez de crear las aglomeraciones). Y en condiciones de demanda/rentabilidad, de las que depende la inversión, deprimidas, la segunda no tiene como estimular ésta; solo provee liquidez a los empresarios para ajustar sus portafolios financieros.

2) La erosión de la independencia política del aparato jurídico y el aparato militar y el desprestigio del ejercito por abusos de militares llevan a extremos sin antecedentes desde el esfuerzo institucionalizante del frente nacional. Las fiscalías de NHM y FBD han sido escandalosas con todas las manipulaciones de procesos de corrupción y enterradas de pruebas hasta que los procesos prescriben.

La fiscalada de mandarles decir a la oficina del CD que sacaran todo material incriminatorio de archivos fijos y de computador tiene la misma comicidad del viernes sin IVA con la que Duque divierte a observadores internacionales convirtiéndose en su hazmerreir. Solo que ambas cosas son siniestras, la primera, por priorizar rentabilidad de los comercializadores de electrodomésticos sobre la salud pública y la segunda por mostrar el grado de putrefacción al que el CD ha llevado porciones claves del aparato judicial, elegantemente exhibida por las salidas cada vez más extravagantemente patéticas del fiscal del presidente. .

El desprestigio del ejército se profundiza a medida que se agregan escándalos al de los falsos positivos, los seguimientos y hostilizaciones de periodistas y opositores, y la complicidad con los asesinatos de líderes sociales y guerrilleros desmovilizados. Aterrador el último de la repetida violación de niñas de las etnias indígenas por parte de militares en varias regiones del país. Todo ello muestra el desprecio por el otro exterior a la tribu que es inculcado a los militares en su entrenamiento. La violencia con el débil, en el extremo con las niñas indígenas refleja (como cualquier violencia contra una mujer) de parte del matón una inferioridad compensada mediante la identidad ganada en la pandilla en la cual se autoconvence del delirio narcisista de ser superior: trátese de una agresión psicológica, física o sexual, el punto es mostrar a la víctima quien está al mando haciéndoselo sentir en su aniquilación como persona. En ellas la despersonalización de la víctima no es sino un reflejo sintomático de la despersonalización del victimario, la cual él profundiza con su agresión. Una violación es esencialmente un acto de poder, de dominación ejercida por alguien que gana la seguridad de la que carece probándole al débil que hace lo que quiere porque lo puede hacer, un mostrar a la víctima sometida quien está en control, despojándola de su humanidad, descalificando su ser persona humana sujeto de derechos y merecedora de respeto como tal (hija de Dios).

Como en el caso de los eclesiásticos pedófilos el poder tiene una dimensión institucional, más allá de unas manzanas podridas y de pico/sociópatas individuales, que las instituciones intentan negar; y las autoridades (Ratzinger en este caso) denuncian al agresor porque ha mancillado la institución y no porque le ha hecho un daño irreparable a una criaturita de Dios (con quien, según advertencia expresa de Jesús, se las tendrán q ver los miserables en ambos casos). Claro que la enorme mayoría de eclesiásticos y de militares son incapaces de una bellaquería así pero en ambos casos existe una tendencia a una cultura tribal institucional de control más que de servicio (frente al laico y frente al ciudadano civil), que puede llegar a facilitarla. Y que se traduce en el caso militar en asesinatos a bolillazos a un muchacho en la puerta de su casa o de un balazo porque pasaba, en falsos positivos, en alianzas con paras para asesinar líderes populares y exguerrilleros, cuando esa cultura es reforzada con la dinámica de odio y violencia (desatada inicialmente claro por la guerrilla) que agudizó la llamada seguridad democrática y la impunidad y complicidad que trajo consigo. ¡No fue acceso sexual abusivo sino violento! fue un crimen multiplicado por ser secuestro para una violación sostenida de pandilla! Como lo fue además en el cuartel con la chiquita del Guaviare También la oficialidad de los batallones va a tener que dar cuenta de cómo fue esto posible (unos salvajes desatados sin ningún freno institucional). Nada de espíritu de cuerpo (como el de los obispos que protegían a los pedófilos o de los militares protegiendo colegas criminales como lo vienen haciendo con violadores), o de más fiscalía torcida protegiendo criminales.

Le puede interesar: Un problema de liderazgo

El problema es que mientras el CD permanezca en el poder tendremos más de lo mismo con los mismos. Convendría que las fuerzas democráticas en Colombia entendieran lo que entendieron los demócratas: se trata no de los ideales sino de derrotar a Trump (Uribe). Como Bernie, Petro es inelegible, una figura demasiado polémica y polarizante, debilitará a la izquierda electoralmente y aglutinará a la derecha garantizándole otro periodo. Derrotar a Uribe es imposible mientras no busquen una alternativa a la disyuntiva Petro vs Fajardo, a quien los números de Petro no apoyarán. Lograr que el progresismo democrático no se divida nuevamente requiere buscar una alternativa, para lo cual López y Robledo abren posibilidades; pero con el sectarismo dentro de la izquierda, convendría incluir en la coalición liberales como De la Calle y Ocampo y conservadores como Cárdenas y JCRestrepoS, todos (para variar) honestos además de competentes.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Javier Dairo
Javier Dairo
2020-07-06 09:38:17
Digan Lo Que Digan De,” lafar", De JuanMa, (Léase PresidentePremioNovelDePAZ), de Petro, De Martachis, De “MATARIFE, genocida el Innombrable” ,Qué a Palabras Necias..., Oídos Sordos! pues seguiremos, Exclamando, Convocando e Invitando Diciendo..., "“Colombianos solo tenemos como, “ÚNICA y, MAYOR ESPERANZA”, para nuestras Presentes y Futuras Generaciones”….,UNIRNOS TODOS LOS: Alternativos, Independientes, Cocientes e Intelectuales, y ese 80% de nuestra juventud actual que Espontanea y Pacíficamente salió a reclamar, a rechazar, a exigir y a protestar, marchando y caminando por todas , «LAS CALLES Y AVENIDAS DE LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL PAIS, el Glorioso, Victorioso e Inolvidable Dia21DeVov.De2019, con todas las, IZQUIERDAS MODERADAS, y así ELEGIR, al Gran Progresista, Socialdemócrata y Exguerrillero, “GUSTAVO FRANCISCO PETRO URREGO PRESIDENTE EN 1ªVUELTA,Con La Mejor Exalcaldesa, CLAUDIA NAYIBE LOPEZ HERNANDEZ VICEPRESIDENTA POR UNA COLOMBIA MAS HUMANA Y MAS DIGNA 2022-2026», cierto que esto lo tenemos claro mis amigues y demás compañeros de este tan DEMOCRÁTICO FORO ?

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Pandemia
Columnistas

Un problema de liderazgo

¿Qué y cómo ir abriendo?, ¿bajo qué condiciones y protocolos? Lastimosamente en la primera de esas condiciones, testing/rastrear/aislar, que los países de mejor...

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall
4
Columnistas /

Los jóvenes son el presente y el futuro de Colombia

Esta es una gran oportunidad para que nuestros jóvenes adquieran experiencia laboral, se vayan...
5
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
6
Mundo Estudiantil /

“La Normal no es normal”

Como una formación rocosa que sobresale de la superficie del mar, la Escuela Normal Superior Antioqueña...