De las brujas, las hechicerías y otras supersticiones

Autor: Héctor Jaime Guerra León
25 marzo de 2020 - 12:00 AM

En mora se está de tipificar como actividad delincuencial, por afectar gravemente a la dignidad e integridad ética y moral no sólo de las personas que caen en este tipo de redes y engaños, sino también de la sociedad misma...

Medellín

Producto de la desesperación, la falta del éxito esperado, la ingenuidad o, simplemente, en la búsqueda de la estabilidad y la armonía que el sistema social imperante no ha podido brindar, han venido proliferando toda suerte de falsos mediquillos, brujos exorcistas, metafísicos, clarividentes, botánicos, hechiceros y hasta adivinos, etc., en una interminable lista de “redentores”; la mayoría estafadores, que aprovechando la nobleza, la necesidad y, en ocasiones, la desbordada ambición de los habitantes de nuestra querida “patria boba”, embabucan, con sorprendentes artimañas a quienes recurren por su consejo- intermediación, para solucionar sus necesidades, problemas, aspiraciones- angustias, ambiciones.

Lea también: En Colombia, ¿Es la Justicia realmente cercana al ciudadano?

A este tipo de consejeros divinales y/o espiritistas, acuden cada vez más personas en busca de mejor fortuna, sanación de enfermedades, mejorar en los amores y negocios, alejar a los espíritus, recuperar lo perdido, adquirir trabajo, etc. Unos incluso prometen contactos con el otro mundo, a través de sesiones ocultas, embrujos, médiums, rituales, encantamientos, hechizos, entre otros trucos y “asombrosos” embustes con los cuales logran cautivar la atención de sus víctimas.

La mediocridad, la falta de confianza en su propio ser, y hasta la fragilidad con que se asumen los principios inspiradores de la fe religiosa, han hecho que irremediablemente este tipo de manifestaciones supersticiosas sean cada vez más frecuentes e influyentes entre el pueblo colombiano, desconociéndose –con ello- los actuales logros de la ciencia y la medicina tradicional o convencional, la tradición del cristianismo y la fe en nuestro Creador, que son las concepciones sociales más afectadas por esas peligrosas y perversas prácticas y costumbres.

Hoy abundan y se ha tornado normal, toda clase de programas, a través de la radio, la tv, la educación informal, etc., donde se pregonan -con la anuencia oficial todas estas actividades, ante una sociedad inerme e indiferente que nada hace para afrontar tan cruda realidad que no solo está carcomiendo los pilares fundamentales de los valores morales, cristianos y sociales esenciales, sino que ha ido hundiendo a sus víctimas en el más lamentable estado de pobreza espiritual, de desesperanza y frustración.

No son pocos los casos que se han conocido de degradación, por estos hechos, a los derechos humanos, a la dignidad y el honor de las personas, entre los que se pueden contar robos, estafas, violaciones, cometidos por este tipo de vividores que ante la inexistencia de una actividad estatal y social vigilante y protectora, que no han sabido reglamentar el ejercicio de estas conductas de la forma como se han venido regulando las demás profesiones y actividades laborales en nuestro país, acometen todo tipo de estafas y engaños a quienes buscando mejor fortuna y oportunidades, resultan siendo objeto de la “legión de los superhombres” que presumen, para engañar, tener facultades y dotes que de conformidad con nuestros principios y creencias exclusivamente han correspondido a la divinidad.

Le puede interesar: La despensa alimentaria del país, en el más deplorable abandono

En mora se está de tipificar como actividad delincuencial, por afectar gravemente a la dignidad e integridad ética y moral no sólo de las personas que caen en este tipo de redes y engaños, sino también de la sociedad misma, la realizada por quienes presumen y fungen de milagrosos y superdotados, cuando a la luz del derecho y el conocimiento científico resulten no ser capaces de demostrar la tenencia real de dichos dones y/o virtudes. Debiera existir una reglamentación que ponga en cintura el ejercicio de este tipo de actividades y, con ello, se estaría protegiendo y evitando que engañen y defrauden a una gran cantidad de personas que ve equívocamente en estos facinerosos a sus redentores y salvadores.

¿O será que soy muy supersticioso?

Compartir Imprimir

Comentarios:

JESUS
JESUS
2020-03-26 02:34:04
Me puede explicar el autor la base científica de los dogmas en que se basa la religión católica, la divinidad de su creador, su inmortalidad o los misterios de la ascensión, la virginidad o la realización de los numerosos milagros y hechos sobrenaturales que se le atribuyen a él y a sus seguidores?.
Fabián
Fabián
2020-03-25 15:27:34
Un poco supersticioso, sí. Se debe plantear el tema desde más ámbitos que el místico/religioso. ¿Qué ocurre con el histórico y el económico. ¿Cuál es en tamaño estimado de la industria? Porque es una industria. No se trata de demostrar que somos sumisos e incrédulos, ¿Cuál es el músculo financiero de esa masa de adivinos? ¿Cuánto gastan en AdWords? Comencé a leer con interés, pero me quedé en déficit hasta el final

Destacados

Empleo informal
Columnistas /

Falencias al descubierto

Autopista Mar 1
Columnistas /

Apagar la economía es apagar la vida

Gobierno
Columnistas /

La opinión de un politólogo: TRUST, TRUST, TRUST

8 de marzo en Madrid
Columnistas /

Errar es humano

Coronavirus
Columnistas /

El idioma en tiempos de cambios profundos

Lo más leído

1
Religión /

Guía para la Semana Santa inédita desde los hogares

Ya sea por la TV, la radio, las redes sociales o para seguir transmisiones en vivo por sitios web, en...
2
Salud /

Estas sí son entidades que brindan ayudas para afrontar el covid-19

¿Cómo acceder a ayudas o derechos en tiempo del aislamiento social? EL MUNDO informa cuáles son las...
3
Política /

El poder en La Alpujarra

En los tres meses larguitos que ajustan los nuevos gobernantes de Antioquia y Medellín, se han registrado...
4
Salud /

UdeA recibe apoyo de Emiratos Árabes para la lucha contra el covid-19

La dotación de elementos de protección y equipos de avanzada, que aumentarán la capacidad diagnóstica...
5
Columnistas /

Apagar la economía es apagar la vida

Es a la economía de mercado –el ‘maldito’ capitalismo– a la que le debemos que hoy tengamos...
6
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall