Colombia: El p. comunista está destruyendo el ecosistema de Icononzo

Autor: Eduardo Mackenzie
27 agosto de 2019 - 12:01 AM

¿Dónde están los ecologistas? ¿Dónde el nuevo ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible?

París

 

 

 

Colombia: El p. comunista está destruyendo el ecosistema de Icononzo

En lugar de ubicar provisionalmente a los desmovilizados de las Farc en caseríos o lugares ya construidos, o en sus inmediaciones, el comité central del PCC insiste en concentrar a esos exguerrilleros en puntos apartados, lejos de la población civil, para ejercer más fácilmente sobre ellos un estrecho control político. La aplicación de esa orientación sectaria está generando, entre otras cosas, nuevos desastres ecológicos.

Están tumbando bosques andinos, rompiendo montes, aplanando cerros, creando barriales, abriendo corrientes de aguas negras, y cubriendo finalmente, con brutales planchas de cemento, los suelos desgarrados con maquinaria pesada, los cuales hacen parte de delicados ecosistemas protegidos por la ley.

Lea también: Las Farc, el Catatumbo y el futuro narco estado

Es lo que está ocurriendo en Icononzo. En el video que sigue (https://www.youtube.com/watch?v=j5DSArMneig#action=share) se ve a Jaime Caicedo, secretario general del PCC, quejándose amargamente de que el gobierno no ha querido, según él, avanzar rápidamente en la destrucción de la parte alta de la montaña de Icononzo donde Caicedo decidió montar una de las 23 “zonas veredales transitorias de normalización” de que habla el nefasto pacto Santos/Farc de La Habana. En ese video se alcanza a ver una parte de las destrucciones causadas por esa gente.

Hay que recordar que, según los planes del PCC, en la vereda de La Fila, del municipio de Icononzo, a hora y media de Melgar, deben concentrarse cerca de trescientos guerrilleros desmovilizados de las Farc -se supone que sin uniformes y sin armas-, y con sus respectivas familias.

Icononzo no es un lugar cualquiera. Hace parte de la región de Sumapaz, uno de los más importantes ecosistemas del país pues allí nacen los ríos Tunjuelo, Sumapaz, Blanco, Ariari, Guape, Duda y Cabrera que son la base del sistema hídrico no solo de Bogotá sino de los departamentos de Cundinamarca, Tolima y Meta. Durante años, la población y las autoridades de Sumapaz fueron martirizadas por las Farc, sobre todo desde los años 1950, así como por las estructuras paramilitares que le disputaron esa región a la guerrilla comunista.

Las destrucciones irresponsables que hoy está impulsando Jaime Caicedo, sin que la gran prensa se haya tomado la molestia de alertar sobre eso –quizás porque cree que a las Farc ahora todo le está permitido, incluido la devastación de bosques y de páramos— merecen que el Ministerio de Ambiente salga de su silencio y le diga al país lo que está ocurriendo allí y en otras “veredas de normalización”. Y, sobre todo, es de esperar que ese Ministerio, ahora bajo el gobierno de Iván Duque, tome medidas para defender, en el terreno y no en el papel, el patrimonio verde y ecológico de los colombianos.

En abril de 2017, durante el segundo gobierno de Santos, las Farc hicieron una ruidosa fiesta en la plaza de Icononzo para presionar a las autoridades sobre la terminación acelerada de ese campamento. Ese evento, con guerrilleros armados, 38 de los cuales estaban enfermos, asustó a la población y degradó la localidad a causa de la llegada de gran número de buses y camionetas de amigos y familiares de los desmovilizados así como de visitantes extranjeros y de la prensa.

¿Es necesario recordar que Icononzo es una parte central de la región de Sumapaz? Esta es una vasta zona forestal y agrícola de 333.420 hectáreas, protegida por la ley. Territorio de alta montaña, rico en flora, fauna y biodiversidad típica colombiana, Sumapaz incluye el complejo de Cruz Verde, uno de los más bellos y admirables páramos del mundo. La región de Sumapaz en general, e Icononzo en particular, hacen parte de los Parques Nacionales Naturales a donde no se puede ir a destrozar las arboledas, ni abrir trochas y cubrir los suelos de cemento, ni crear caseríos de plástico y cartón, y barrizales de la noche a la mañana y, por ende, a contaminar los nacederos de agua con aguas negras y crear nuevas zonas de deforestación y erosión, sin tener que responder ante las autoridades y ante los organismos internacionales que velan por el medio ambiente.

Le pude interesar: Dos textos de una misma farsa: el desarme de las Farc

No se puede esperar que los partidos izquierdistas luchen contra la degradación de los ecosistemas. ¿Los partidos de gobierno y en especial el nuevo ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano Picón, no deberían, en cambio, investigar y definir qué está ocurriendo en Icononzo y en otros parques nacionales protegidos?

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Ana
Ana
2019-08-27 16:24:08
Sin contar que ya la zona está invadida de cultivos cubiertos de coca y marihuana. Pero como son los intocables de los jueces que todos les acolita
Álvaro
Álvaro
2019-08-27 12:31:03
Es increíble, pero es cierto. Los mayores depredadores del medio ambiente son los aguerridos izquierdistas. ¿Qué tal los guerrilleros del ELN volando oleoductos y dañando las fuentes de agua? Y, haber permitido un asentamiento de supuestos desmovilizados en Icononzo fue un error gravísimo del gobierno -si así pudiese llamársele- de Juan Manuel Santos. Bueno, se robaron el plebiscito, ¿qué se puede esperar?
Edgar
Edgar
2019-08-27 08:20:13
Nosotros dizque mirando al Amazonas que arde, y resulta que acá mismo, en nuestras propias narices las Farc hacen un deplorable trabajo en Icononzo, como cuenta Don Eduardo M. Y la gran prensa qué dice? Y los demás medios? No se oye.

Destacados

María Fernanda Suárez
Columnistas /

El papel de la mujer en la minería

Marchas de estudiantes
Columnistas /

“El cambio viene, les guste o no”

Marcha de 2018
Columnistas /

El jueves sacaré mis viejos huesos a la calle

Peter Singer
Columnistas /

Enemigos de la dignidad humana

Protestas en Chile
Columnistas /

El rancho ardiendo… y Colombia ahí

Artículos relacionados

Las doce grandes mentiras de Humberto de la Calle
Columnistas

Las doce grandes mentiras de Humberto de la Calle

Hay una brecha muy amplia entre lo que dicen las doce líneas de Humberto de la Calle y la realidad que ellos viven a diario

Lo más leído

1
Política /

¿Y 20.000 votos de dónde? 

Aproximaciones a las causas que pueden explicar cómo la concejal Nataly Vélez logró sacar en las urnas...
2
Política /

La curiosa coincidencia de la nueva Asamblea

Los siete primeros renglones sacaron las mayores votaciones de sus partidos, mientras que los mismos...
3
Columnistas /

“El cambio viene, les guste o no”

La ciudadania quiere el cambio y se expresa marchando
4
Columnistas /

El rancho ardiendo… y Colombia ahí

A la pobreza consuetudinaria, se suma la indolencia también consuetudinaria de gobiernos que simulan ser...
5
Columnistas /

El jueves sacaré mis viejos huesos a la calle

Contra las expectativas creadas por la Constitución de 1991, la democracia colombiana -la política y la...
6
Columnistas /

El papel de la mujer en la minería

Aún no se logra un equilibrio entre hombres y mujeres dentro del sector minero que tanto aquí en Colombia...