Antonio Cardona Castrillón se estrena en la ficción

Autor: Giselle Tatiana Rojas Pérez
29 marzo de 2019 - 05:40 PM

Tras incursionar como columnistas, por más de diez años, y editar su propio periódico, El Bohío, Antonio Saúl Cardona Castrillón entrega su propia versión de cómo Antioquia vivió la violencia liberal y conservadora de los años cincuenta en Celedonio Mogollón por siempre.

Medellín

Estaba un día Antonio Saúl Cardona Castrillón, abogado, excolumnista de EL MUNDO y hoy día un jubilado más de la rama judicial colombiana,  conversando sobre libros y novelas con su amigo Memo Ánjel, profesor en la UPB, quien le preguntó: “¿Y vos no has escrito nada, Antonio?”. Para sorpresa de muchos, llevaba tiempo trabajándole a una ficción. 

Luego, el profesor y también escritor le dijo: “préstamela Antonio, me encanta leer cosas nuevas”. Pasaron quince días y su amigo le replicó: “definitivamente, a esto hay que echarle candela”, eso fue en noviembre del año pasado y ya por fin se cocinó, se trata de la novela Celedonio Mogollón por siempre, recién publicada y que cuenta con el prólogo del exalcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa.

Esta escritura se empezó a gestar hace seis años. Antonio contó: “Mi papá, siendo alcalde de Abriaquí (municipio en la subregión Occidente del departamento), fue asesinado en 1961, en plena violencia partidista. Esa historia se la estaba contando yo a mis hijos, en un almuerzo, que duró hasta las 7:00 de la noche (risas), y me dice mi hija: ‘papá, y todo eso que nos has contado por qué no lo escribís’. Y empecé, muy despacio. Tuve la fortuna de lograr terminar algo, pero la fortuna mayor corrió por cuenta de mi hermano (Luis Javier), quien me colaboró con la gramática y me dio la luz para que las palabras fueran precisas y las ideas un poco ordenadas”.

Lea también: Celedonio Mogollón por siempre

Su escritura tiene un tinte de humor negro, pero no en lenguaje soez.

 

Qué cuenta la historia

De Celedonio Mogollón por siempre se puede decir, entre otras cosas, que es una novela que hace una crítica, muy severa, al fanatismo político y religioso de los años cincuenta del siglo pasado.

Desde la figura de un matador quien fue cogido por un toro, pero que se indaga si no se murió por eso sino por un disparo, se narra la vida misma de los antioqueños, sus características, su cotidianidad, la particularidad de esta región, la vida pintoresca de todo antioqueño.

Están presentes en el relato el gamonal, la criada, el viejo cacique, el cura, el médico, el alcalde, el único policía municipal, el honorable concejal, el campesino, el obispo, el secretario de Gobierno, los espectaculares presidentes de la Acción Comunal, el sin par Nicomedes y la ejemplar bachiller.

También, se recrea la figura de un juez ecuánime, pleno y el “acalorado”, como dice Memo Ánjel en el Epílogo. De esta forma, se esboza, además, el abuso del poder del Estado, reseñado desde el famoso estatuto de seguridad del gobierno de Julio César Turbay Ayala.

Le puede interesar: La poesía amorosa de Darío Jaramillo en Palabras rodantes

Igualmente, saltan allí mensajes, muy asertivos, sobre abandonar, a toda causa, hechos de discriminación, algunos de ellos ejemplificados en la prostitución, las negritudes, las condiciones económicas y hasta las étnicas, por parte de los liderazgos absolutos de carácter político, de liberales y conservadores indistintamente, y de la religión católica.

Cabe destacar que esas víctimas en la narración tienen la oportunidad de tener una etapa de resiliencia de acuerdo a sus capacidades. Es decir, se demuestra en la escritura que sí es posible superar dificultades y adversidades a pesar de cualquier condición. Hay que decir que cada uno de sus personajes terminan enseñando el buen vivir y la noción de lucha por la calidad de ella o vivir dignamente.

Cree el escritor que en la vida la reconciliación y el perdón son posibles, solamente hay que desarmar espíritus. Y todos los personajes de la novela dan patrón de ello.

“Yo tendría mucha satisfacción, si alguien, después de leer el libro, encuentra una oportunidad y ve una reflexión importante para su vida”, dijo el autor.

 

Quién es Celedonio

El personaje de Celedonio Mogollón Paternina, con un nombre tan retumbante, tan sonoro, es llamado el Viejo Cele en el pueblo.

Además, lea: Rocío Vélez de Piedrahíta un caso insólito en la literatura antioqueña

De este personaje en cuestión, hay que destacar que es un ilustrado, viajó a España, estudió filosofía y se dedicó a conquistar en los pueblos de Colombia de la época a las niñas “bien puestas”, aunque él solo se enamoró de la que consideró la más bonita. Tuvo como epicentro de su vida el respeto y la dignidad.

Su figura irradió tanto respeto y ejemplo en su pueblo, que aun cuando se podría decir que murió en el primer renglón de la novela, es vigente hasta el último de ellos.

Su historia está estructurada en una narración compuesta por 60 capítulos, que incluso pueden leerse de forma individual. El autor le adicionó unos pies de página en los que procuró explicar algunos arcaísmos antioqueños. Con respecto a ello, escribió el profesor Memo Ánjel que los mismos sirven para leer a Los Llanos, el Pacífico, el Atlántico, Los Andes y cualquier otra parte del país.

 



Distribución del libro

Celedonio Mogollón por siempre

Con respectó a cómo y dónde se está distribuyendo a Celedonio Mogollón por siempre, su autor contestó: “Hemos tenido dificultades con la distribución, por ser un escritor independiente. Creo que con la aceptación de los lectores se va haciendo más fácil”.

A Antonio lo tiene tan encantado pertenecer al mundo literario local que adelantó que piensa emprender un proyecto con el departamento para que en los colegios y escuelas rurales los estudiantes puedan leer su libro, ese es uno de los asuntos que lo ocupan en el momento, el otro es el vender, masivamente, su ficción, por lo que anda conversando con librerías locales y demás.

Por ahora, la novela se está vendiendo en la Librería Resplandor (carrera 66B No. 34A – 76), en la Librería Grámmata (calle 49B No. 75 – 33), en Libropolis (calle 49 Junín No. 52-81, local 118), en Ediciones Hispánicas (C. C. Sandiego, local 1344;  Monterrey, 1201, y en el primer piso de  Viva Laureles).

También, se adelantó a EL MUNDO que las librerías Resplandor y Grámmata llevarán la historia de Celedonio para venderse en la próxima Feria del Libro de Bogotá, la FILBo, que ocurrirá del 25 de abril al 6 de mayo.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Disturbios en Chile
Columnistas /

Frenar desde ya a los vándalos y a quienes los dirigen

Crisantemos de exportación
Columnistas /

Manual de internacionalización para los gobernantes, en 700 palabras

Evo Morales
Columnistas /

¡Están todos equivocados!

Diosa Ratio
Columnistas /

No solo es teología

Números
Columnistas /

Cómo solucionar algunas dudas escriturales

Artículos relacionados

Agente Rochi Montes Barrientos
Mundo Literario

Rochi Montes Barrientos desvela su historia oculta

La presentación del libro Operativo antisecuestro. Misión: salvar vidas, honor policial, de la agente Rochi Montes Barrientos, ocurrirá este jueves 7 de marzo, a...
Shirin Ebadi
Mundo Literario

Shirin Ebadi invita a romper los tabúes 

Sus luchas personales, cómo ve el postconflicto colombiano y la situación de Venezuela e Irán, su país natal, son los temas de los que habló, en entrevista, la...
Renovada Biblioteca Pública Piloto (BPP)
Mundo Literario

La Biblioteca Pública Piloto abrirá las puertas a una nueva historia

Próximos a finalizar este 2018, la sede central de la Biblioteca Pública Piloto (BPP), en el barrio Carlos E. Restrepo, abrirá nuevamente sus puertas, luego de...

Lo más leído

1
Columnistas /

Roy Barreras cruzó la línea roja

Ese político transformó deliberadamente una matanza de niños propiciada por las Farc en una carnicería...
2
Política /

Así ganó Aníbal Gaviria

El gobernador electo ganó en las nueve subregiones, en 96 municipios y empató en uno.
3
Política /

Así ganó Daniel Quintero

Los estratos 1, 2 y 3 se conectaron con el alcalde electo y le dieron la victoria como alcalde de Medellín...
4
Artes Plásticas /

La peregrinación de la bestia y por qué no fue un ritual satánico

La acción performática La peregrinación de la bestia fue mal entendida por algunos ciudadanos de...
5
Columnistas /

Un escándalo para neutralizar la superioridad aérea

La muerte de cualquier menor en un bombardeo es deplorable, pero no es culpa del Estado sino de quien lo...
6
Columnistas /

¡Están todos equivocados!

Al lector solo le digo que no coma más cuento, y le sugiero que haga un saludable ayuno de insultos para...