Antioquia sembrará 200.000 nuevos árboles

Autor: Adrian Marcelo Buitrago Gallego
30 agosto de 2019 - 08:33 AM

Con el objetivo de contribuir a lo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo de sembrar 180 millones de árboles, Antioquia realizará este sábado su segunda Sembratón, en la que se aportarán 200.000 árboles. 

Medellín, Antioquia

Este sábado 31 de agosto se sembrarán 200.000 mil árboles en Antioquia, la segunda Gran Sembratón promovida por Corantioquia, con la participación de entidades públicas, organizaciones privadas y la sociedad civil.

En Medellín la Sembratón se realizará en el cerro El Volador. En cada una de los municipios de Antioquia hay al menos un lugar destinado a la reforestación, siendo prioritaria la siembra en predios públicos adquiridos para la conservación de fuentes hídricas. La directora de Corantioquia, Ana Ligia Mora destaca que no se trata sólo de sembrar sino de conservar lo sembrado.

Lea: Bioexpedición Anorí terminó con catorce nuevas especies

Teniendo en cuenta que la sociedad civil y las empresas privadas también son responsables de la deforestación, la directora de la Corporación opina que es necesario un compromiso con el medio ambiente: “Tenemos un territorio que necesita que lo intervengamos, pero solos no tenemos la capacidad, unos tienen los árboles, otros tienen la capacidad técnica, otros tienen el transporte. ¡Venga, unámonos, hagamos equipo!”.

Para registrar los aportes realizados por privados, Corantioquia está desarrollando una aplicación en la que ciudadanos y empresas puedan informar de aquellos árboles que siembran, “a veces nos quedamos cortos en las cifras, porque no vemos los esfuerzos que hace el sector privado”.

Con esta jornada, la institucionalidad departamental busca contribuir a la meta establecida en el Plan Nacional de Desarrollo de sembrar 180 millones de árboles durante el actual Gobierno.

La meta del Gobierno es ambiciosa, pero aunque sean muchos árboles, la directora de Corantioquia, Ana Ligia Mora, considera que “en la medida en que todas las instituciones, el sector privado, la fuerza pública y la sociedad civil se unan, tenemos la posibilidad de lograrlo. Ella destaca que en Antioquia “unimos a las autoridades ambientales en torno a una causa, es un mensaje importante para el país”.

 

Aún no es suficiente

180 millones es una cantidad inmensa de árboles y se requiere un gran esfuerzo mancomunado para lograr sembrarlos, pero sigue siendo una cifra pequeña comparada con la deforestación. Para 2017, el Ideam reportó 219.000 hectáreas afectadas, y en 2018 esta cifra se redujo a 197.159 hectáreas.

El año pasado se tumbaron más de 276 millones de árboles, asumiendo que hay 140 árboles por hectárea, teniendo en cuenta que gran parte de los bosques que están desapareciendo son densos, ecosistemas caracterizados por poseer más de 140 árboles por hectárea. Si en el cuatrienio de la presidencia de Iván Duque se lograse cumplir la meta de los 180 millones de árboles, se sembraría menos de dos terceras partes de los árboles tumbados en 2018.

El panorama en Antioquia no es mucho más alentador. En 2018 se identificaron 80 municipios donde fueron deforestadas 10.030 hectáreas. Los municipios de Remedios, Segovia, Yondó, Zaragoza e Ituango son las zonas más críticas. Si bien es una disminución considerable respecto a las 14.000 hectáreas deforestadas en 2014, Antioquia sigue estando entre los departamentos con una tasa de deforestación más alta en el país.

 

Causas de deforestación

Colombia hace un seguimiento riguroso a la deforestación, la tala está mapeada por satélites y el trabajo del Ideam. Se sabe que está concentrada en ocho municipios en la selva amazónica, los responsables identificados son actores económicos ilegales dedicados a la ganadería extensiva, los cultivos de coca y el acaparamiento de tierras.

Según el Gobierno Nacional, el 70% de la deforestación es ocasionada por grupos ilegales que acaparan tierras para siembra de cultivos de coca, establecimiento de ganadería y minería ilegal, a través de la construcción de vías no autorizadas por el Estado.

Si bien el Gobierno está desarrollando diversas estrategias para la lucha contra los grupos ilegales en estas zonas, para el abogado César Rodríguez “buena parte de la responsabilidad del problema le caben a las Fuerzas Armadas y la Fiscalía, que saben dónde están los focos de la tala, incluso quiénes son algunos de los grandes promotores, pero no han tenido ni la voluntad ni la capacidad para enfrentarlos”. También responsabiliza directamente al Ministerio de Agricultura, “por políticas que han terminado alentando a colonos a tumbar monte para reclamar títulos sobre los potreros”.

Por otra parte, un grupo de investigadores de la Universidad de Queensland, Australia, realizó un modelo que permite predecir el comportamiento de la deforestación dependiendo de las variables. El estudio indica que existe una estrecha relación entre conflicto armado y deforestación, pero al excluir el efecto del conflicto armado y el de los cultivos de coca del modelo, la deforestación no se redujo drásticamente en la mayoría del territorio colombiano.

El estudio concluye que la deforestación es un fenómeno de causas complejas, donde las economías ilegales y la presencia de grupos al margen de la ley juegan un papel importante, pero aún sin ellos, la tasa de deforestación en Colombia seguiría siendo alta.

Estos resultados son acordes a otras investigaciones, como la liderada por el biólogo Pablo Negret quien determinó que si bien el conflicto y los cultivos coca son elementos importantes en la deforestación en Colombia, también lo son proyectos que no están amparados por grupos ilegales como la construcción de vías y proyectos minero energéticos.

La directora de Corantioquia señaló que las causas nacionales y las causas departamentales son similares: “En Antioquia, además de la ilegalidad: cultivos y extracción ilícita de minerales, también tenemos la expansión de la frontera agrícola, cada vez más se están pasando hectáreas para producir. Tenemos que demarcar,  ese es un reto que tiene el Ministerio de Agricultura a la par con el Ministerio de Medio Ambiente.

 

La solución

“A la fuerza pública es muy importante vincularla en este proceso, nosotros ejercemos la autoridad ambiental, hacemos controles y seguimiento en el territorio, pero la fuerza pública y las campañas de legalidad son muy importantes, porque cuando una empresa minera llega a todo el proceso de formalización es posible controlarla y obligarla a que haga una un proceso productivo responsable y a que haga sus debidas compensaciones”, indica Mora

Para ella es importante combinar el control con la educación y la labor de reforestación: “La solución es la sumatoria de fuerzas para luchar contra la deforestación y la educación a las nuevas generaciones sobre el sentido de pertenencia y la legalidad”.

 

La mitad del país aún es bosque

La superficie de bosque natural en Colombia ha venido disminuyendo de manera gradual desde 1990, cuando 56.4% de la superficie total del país era boscosa, 53% en 2010 y 51.6% en 2014. Cabe señalar que el 66.7% de la superficie de bosque en el país se encuentra en la región Amazónica, siendo también significativa la presencia de esta cobertura en las regiones Andina y Pacífico, representando el 17.8% y 8.9% del total nacional, respectivamente.

 

Sembratón en el Área Metropolitana

Municipio                 Lugar

Barbosa                     Vereda La Herradura

Girardota                  Vereda Las Cuchillas

Copacabana              Zarzal La Luz, sector La Chosca

Bello                          Quebradas  Merizalde y El Hato, París Los Sauces

Medellín                   Cerro El Volador

Envigado                  Vereda Perico y Las Palmas

Itagüí                        Vereda la María

Sabaneta                  La Romera

La Estrella                Sector El Himalaya

Caldas                       Veredas La Chuscala, El Sesenta, retiros Río Aburrá

 

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Boris Johnson
Columnistas /

Reino Unido a la deriva populista

Clubes de ciencia
Columnistas /

Modelos educativos para estudiantes que no existen

Cardenal José de Jesús Pimiento
Columnistas /

"A los pies del padre"

Lavadoras de oro en el rio Medellín
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 15

Medellín
Columnistas /

Volver a hacer la ciudad, Presencia de la postmetrópolis

Artículos relacionados

Ciclorruta La Picacha
Urbanismo

Una ciudad más lenta, una ciudad más contaminada

La construcción de ciclorrutas en algunas vías de la ciudad y la implementación del llamado Urbanismo Táctico han sido unas de las gestiones de la actual...
Manglar en Antioquia
Infraestructura

Manglares antioqueños obtienen nueva medida de protección

Ante los numerosos riesgos que corren los manglares en el Urabá antioqueño, fue aprobada una ordenanza para tomar nuevas acciones y medidas para su protección.
Rio Nuqui
Infraestructura

Puerto de Tribugá: sembrar concreto en medio de la selva

La construcción de un puerto en el Golfo de Tribugá ha suscitado opiniones contrarias sobre la conveniencia de la obra. EL MUNDO se dio a la tarea de investigar qué...

Lo más leído

1
Columnistas /

"A los pies del padre"

Su lucidez mental decantada, crecía con los años. Era inversamente proporcional a la fragilidad de su cuerpo
2
Palabra & Obra /

Detrás del mostrador

En los versos de Carriego, la mujer que está detrás del mostrador es una alegoría de las sirenas, no...
3
Columnistas /

Historia de Medellín a cuentagotas 15

Las principales actividades económicas en la villa de Medellín en la Colonia eran la minería, el...
4
Columnistas /

Modelos educativos para estudiantes que no existen

El mundo digital hoy les está pidiendo a las instituciones de educación que centren su atención en...
5
Columnistas /

Volver a hacer la ciudad, Presencia de la postmetrópolis

Para determinar lo que llamaríamos nuestro inmediato futuro es necesario primero conocer nuestra realidad...
6
Columnistas /

Reino Unido a la deriva populista

Por esto, la Reina Isabel II designó a Boris Johnson, conocido como el “Trump” británico, quien...