AngloGold Ashanti se comprometió con el ambiente y la sostenibilidad

Autor: Mónica Patricia Ospina Toro
15 marzo de 2020 - 12:00 AM

En los últimos meses la Minera de Cobre Quebradona ha estado presentando a la sociedad, en general, tanto en Medellín como en Jericó, su propuesta en cuanto a manejo de aguas, conservación del bosque seco y paisajismo y cierre de minas.

Antioquia

El pasado mes de febrero AngloGold Ashanti realizó el foro ambiental minero "El cobre y su impacto en la sostenibilidad", un día en la Cámara de Comercio de Medellín y al día siguiente en el Parque Educativo de Jericó, allí se dio a conocer el impacto que la minera tiene planeado hacer en el territorio.

Dicho evento contó con expositores expertos, tanto nacionales como internacionales, en temas como el uso del agua en la minería, a cargo de Sebastián Torrealba, ingeniero senior de recursos hídricos de Golder Associates; conservación del bosque seco, por Ramón Gualdrón, ingeniero agrónomo, especialista en rehabilitación de tierras, cierre de minas y evaluaciones de impacto ambiental, quien trabajó en Cerrejón; paisajismo y cierre de minas, presentada por Felipe Correa, arquitecto paisajista, de la Universidad de Virginia (EE. UU.).

 

Uso del agua

Con respecto al uso del agua en la minería el ingeniero civil hidráulico, Sebastián Torrealba, señaló que “no hay ningún proceso que recicle más agua que Quebradona” y enfatizó en que “se puede hacer minería sustentable, responsable, donde la línea base se va a cambiar y Quebradona va a ser un ejemplo”.

También dejó claro que en la minería de cobre el agua es utilizada principalmente en el proceso de la extracción del mineral y, en menor medida, para exploraciones, uso doméstico en los campamentos, control del polvo en los caminos, lavado de camiones y equipos, y contra incendios.

Para finalizar, Torrealba expresó: “debemos de ser transparentes y abrir el diálogo para asegurar que se desarrolle una minería responsable y sustentable”.

Por otra parte, Quebradona aseguró que, para todas las etapas del proyecto, captará el 1% de agua del río Cauca. Sólo en la etapa de construcción se va a usar agua de la quebrada La Fea como complemento para la construcción misma.

Esta captación del río Cauca se reducirá con el tiempo, debido a que el proyecto está diseñado para recircular más del 80% del agua, es un compromiso con el territorio.

El agua usada la llevará a plantas de tratamiento. Allí se le quita el polvo, los sedimentos y la materia orgánica; y se le devuelve al río cumpliendo con la norma de calidad de vertimientos. 

Otras plantas de tratamiento se encargan de manejar el agua lluvia que pueda tener contacto con el mineral residual para asegurarse de que el río no se afectará o contaminará.

En los puntos donde se descargará el agua al río Cauca una vez tratada se tendrá un constante monitoreo de Minera de Cobre Quebradona, por medio de la toma de muestras para análisis que se hacen en laboratorios certificados por el IDEAM.

Dichos análisis estarán controlados por Corantioquia y la ANLA y se podrán verificar de manera conjunta a través de un monitoreo participativo, que proponemos como parte del compromiso de transparencia del proyecto.    

Además, en los estudios que han llevado a cabo han evidenciado que no existen acuíferos subterráneos en la zona del proyecto, “por lo que el potencial impacto en aguas subterráneas será mínimo o ninguno”, aseguraron.

Sus directivos también afirmaron que “el proyecto ha sido planeado especialmente para evitar la afectación a cualquier acueducto. En este sentido, ningún acueducto veredal será afectado, y sus bocatomas no se encuentran en nuestra área de intervención efectiva”.

Por último, con respecto a este tema, expresaron: “en nuestro plan de manejo determinamos que, si algún usuario puntual que tenga captación directa se llegará a ver afectado, se identificará y se le garantizará el suministro del agua”.

 

Bosque seco

Para conservar el bosque seco, Ramón Gualdrón, especialista en rehabilitación de tierras, explicó que hay que guardar suelo para luego reutilizarlo y que la rehabilitación de tierras es un programa de acciones planteadas y aplicadas en un territorio intervenido o degradado, con el objetivo de generar condiciones que permitan restablecer la conectividad entre sus componentes ambientales y sociales, reconstruir sus estructuras, restablecer sus funciones y capacidades para producir bienes y servicios ecosistémicos.

Gualdrón también indicó que “las fases para rehabilitar tierras son la adecuación de tierras, la estabilización de suelos y la revegetación” y que para ello “se necesitan criterios de orden, paciencia, uso eficiente de los recursos, trabajos vitales y acciones sincronizadas”.

-    Hallazgos del proyecto

El territorio ocupado por Quebradona se divide en zona superficial sobre la montaña y zona superficial sobre el valle. Durante los estudios iniciales, encontraron que en la zona de montaña predomina la plantación forestal de pinos. También encontraron parches de bosque fragmentado y bosque de galería, además de pastizales y algunos cultivos. Lo que evidenció una alta diversidad para las coberturas boscosas en esta zona. 

Para la zona de Valle (río Cauca), donde planean establecer las facilidades superficiales, predominan los pastos, con una baja proporción de bosques fragmentados, hacia las zonas de mayor pendiente se encuentra un bosque denso, y acompañando algunos cauces, bosques de galería. Identificaron, además, cultivos de cítricos en los alrededores.

En la zona superficial sobre la montaña, se prevé la conservación de fragmentos de bosques, dado que la comunidad está muy pendiente de la conservación, debido a que estos se encuentran alrededor de fuentes de agua muy valoradas por ellos.

En la zona de Valle, se evidencia mayor degradación y la tendencia es a mantener los relictos de bosques, ya que en su mayoría las zonas aprovechables para actividades productivas como la agricultura y ganadería ya han sido utilizadas. Las zonas que presentan una mayor tendencia a permanecer en el medio son los bosques de galería que acompañan los principales cauces de agua y los bosques denso y fragmentado que se encuentran en grandes pendientes y con suelos pedregosos, que dificultan el desarrollo de actividades agrícolas y ganaderas.

Para recuperarlo los directivos de Quebradona explicaron que el proyecto llevará a cabo la restauración de coberturas naturales, producción forestal maderables, guadual, producción de frutales e implementación de pasafaunas.

“Las coberturas herbáceas son muy importantes en esta primera etapa de rehabilitación de suelos por su reconocida habilidad para reciclar nutrientes y promover la restructuración física de suelos. En este grupo sobresalen las gramíneas o pastos, nativas o cultivadas, especies de porte bajo que aparte de favorecer la recuperación de las características biofísicas del suelo permiten su adecuación y preparación para el ingreso de especies de mayor tamaño”, mantuvieron los encargados del proyecto. 

En la siembra de especies arbóreas utilizarán especies nativas arbustivas adultas con altura superior a un metro, que, a su vez, cumplan la función de amarre del terreno y aceleren la restauración y regeneración natural de las zonas afectadas.

“Ambientalmente nuestra propuesta es readecuar, reconformar, rehabilitar y recuperar las áreas eventualmente afectadas por el proyecto e incrementar el capital ambiental de la región para que su impacto sea positivo desde el inicio. 

El plan de cierre irá atado a la construcción de un parque biodinámico en Jericó.  Este nuevo concepto innovador y de última generación es también una respuesta a las inquietudes y preocupaciones que ha despertado el proyecto minero en algunos grupos de interés en relación con el impacto ambiental y paisajístico de la mina y de la planta de producción”, expresó la empresa al periódico EL MUNDO.

 

Paisajismo y cierre de minas

Uno de los grandes logros para el arquitecto paisajista, Felipe Correa, es “pensar las cosas simultáneamente para ser más efectivos y económicos”, el plan de manejo paisajístico de tierras es lo mejor de Quebradona y es el modelo para muchos proyectos más a lo largo del mundo, manifestó.

“Hoy en día la pregunta más importante es cómo se alinea el proceso de extracción de recursos con una estrategia en donde las zonas mineras puedan ser gradualmente integradas al medio ambiente y cultura de las regiones en donde se encuentran”, ilustró Correa. 

 

Sostenibilidad en Quebradona

Para finalizar las charlas de la mañana, Quebradona presentó su visión de sostenibilidad, a cargo de su gerente ambiental, Edwin Arango, quien presentó el legado que la empresa va a dejar en el territorio como una minería con propósito de triple impacto, con la transformación de la riqueza mineral en progreso social, ambiental y económico; la redefinición del éxito minero e innovación y, por último, el innovador encuentro entre una mina de cobre de clase mundial y un parque biodinámico.

De igual modo, en la etapa de cierre y poscierre ellos prometen que buscarán reducir al máximo la potencial generación de pasivos ambientales y futuros riesgos ambientales y sociales, e integrar el cierre técnico y ambiental de la infraestructura del proyecto a la dinámica social, cultural y económica de las comunidades.

En cuanto a la incorporación de mano de obra, en forma directa e indirecta el proyecto requerirá para la etapa de construcción 2.000 personas y para la de operación 500.

De estos sus directivas aseveran: “buscaremos alcanzar un 80% de mano de obra de nuestra zona directa de influencia, es decir, de Jericó y de los municipios aledaños al proyecto”. 

 

Cierre de mina

Uno de los componentes más innovadores del proyecto Quebradona, presentado en el foro, fue la propuesta de iniciar el plan del cierre de la mina desde el mismo día en que comience su construcción, algo sin precedentes en Colombia ni en América Latina, ya que los proyectos de minería convencionales inician su proceso de cierre una vez agotada la fase de producción. 

El objetivo de la propuesta es readecuar, reconformar, rehabilitar y recuperar las áreas eventualmente afectadas por el proyecto e incrementar el capital ambiental de la región para que su impacto sea positivo desde el inicio.

Por su parte, “el plan de cierre irá atado a la construcción de un parque biodinámico en Jericó, y contará con una inversión cercana a los $50.000 millones, asociados al plan de manejo ambiental, al plan de seguimiento y monitoreo del proyecto; y a la estrategia regional de conectividad para la recuperación de los ecosistemas de bosque seco tropical y bosque de alta montaña, con lo cual se preservarán, rehabilitarán, recuperarán y generarán usos sostenibles a 2.550 hectáreas previamente definidas. Esta será una de las mayores inversiones para mejorar el capital natural en la historia de Jericó”, puntualizó Arango.

Por su parte, Felipe Márquez Robledo, presidente de AngoGold Ashanti Colombia, explicó que “la decisión de incluir en el EIA la propuesta de anticipar el cierre del proyecto fue fruto del proceso de diálogo y construcción conjunta que desarrollamos con la comunidad jericoana. Gracias a ello, decidimos abrirle las puertas a la innovación y estructurar una propuesta disruptiva para el sector minero en Colombia, cuya implementación le dará la tranquilidad a las comunidades de que el proyecto cumplirá su propósito de convertir la riqueza mineral del territorio en progreso social, económico y ambiental”.

Para Correa, “el hecho de que en el proyecto Quebradona, los planes paisajísticos, de agua tierras y extracción sean pensados simultáneamente, nos demuestra la mejor manera de hacer minería del siglo XXI”.

En cuanto al plan de cierre AngloGold Ashanti se comprometió a actualizarlo cada cinco años, en cumplimiento del estándar interno de la compañía, y a presentar, en su última revisión, una propuesta concertada con la comunidad que incluirá la definición del uso final del territorio.

Para John Jairo Arteaga, director del Jardín Botánico de Jericó y parte de la Red Turística del Municipio “esto es lo que Jericó está necesitando en este momento, más claridad, una información de primera fuente, muy técnica y para que la gente se vaya quitando esos miedos que a veces han generado con la mala información”. 

Para finalizar, Márquez concluyó: “Con este proyecto queremos demostrar que es posible alcanzar el desarrollo sostenible acorde con la economía, la biodiversidad y el valor cultural del territorio cuando se integran las vocaciones actuales de Jericó, como la agroindustria, el turismo y la cultura, con vocaciones potenciales como la minería. Todas las actividades productivas del Suroeste no sólo son compatibles, sino que su coordinación y apoyo son necesarios para alcanzar su mejor versión”.

 

El título minero del proyecto Quebradona cuenta con un área de 7.593 hectáreas aproximadamente, pero su área de intervención es de 610 hectáreas, que corresponden a cuatro predios en las veredas Cauca y Quebradona.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Gramalote en San Roque
Columnistas

Una nueva agenda minera para Antioquia

Tanto las oportunidades como los retos referidos dan cuenta de la necesidad que tiene la dirigencia pública, el sector minero y la ciudadanía antioqueña, de...
Eduardo Atehortúa, director para América Latina de PRI.
Minas Y Energía

Así avanza Colombia en inversión responsable

Con el objetivo de ayudar a sus signatarios en el mundo a integrar los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo para gestionar adecuadamente el riesgo...
Lina Fernanda minería
Mundo Transformador

La mejor mecánica de equipos de salvamento minero del país

Lina Fernanda Ramos, una socorredora minera de la empresa Continental Gold, se ganó el derecho a participar este año en las Olimpiadas Mundiales de Rescate Minero,...

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
4
Tecnología /

Uso de la tecnología ha ayudado a superar la pandemia

Varios países se aferraron a prácticas tecnológicas para enfrentar la pandemia. Diferentes aplicaciones...
5
Columnistas /

Infectar e infestar, diferencias y parecidos

“La casa está infestada de ratas”, ¿o infectada?
6
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras