Algo muy grave pasa en nuestro país

Autor: Héctor Jaime Guerra León
8 julio de 2020 - 12:00 AM

Ello pone en “tela de juicio” la evidente incapacidad del gobierno para enderezar el rumbo o su deliberada intención de no querer hacerlo.

Medellín

Algo en verdad extremadamente grave tiene que estar pasando en nuestro país, pues a pesar de los múltiples esfuerzos y el gran anhelo ciudadano porque ello no ocurra, siguen aconteciendo hechos tan nefastos y lamentables que ponen en contexto la grave situación a la que se ha llegado en muchos escenarios e instituciones de la vida nacional. Ello pone en “tala de juicio” la evidente incapacidad del gobierno para enderezar el rumbo o su deliberada intención de no querer hacerlo.

Como ha dicho Jorge Franco Ramos, gran escritor colombiano, autor entre otras obras de El Mundo de Afuera, ganadora del Premio Alfaguara 2014 y de Rosario Tijeras, trabajo por el que es reconocido universalmente, Colombia “es un semillero de historias que te confrontan, te sacuden cada día y te despiertan todo tipo de sentimientos”, aludiendo en su composición literaria a la terrible realidad de descomposición social y violencia política que ha vivido nuestro país.

Es tan dramática la situación que ya pareciera que se nos ha hecho normal que acontezcan ciertas cosas y que lo extraño fuera que no sucedan. Ello ha hecho inclusive que –increíblemente- hubiéramos desbordado nuestra capacidad de asombro frente a la fealdad o crueldad de las cosas que a diario ocurren en nuestra maltrecha patria, como la prueba más contundente del mal estado y la sorprendente degradación a la que ha llegado nuestro sistema democrático.

Lea también: Colombia, una débil democracia

Aquí no hemos pasado el susto, si es que todavía nos asustamos por algo, porque hasta eso hemos perdido, la capacidad de asombro, de afligirnos y sentir verdadera solidaridad y consternación por el dolor ajeno, cuando emergen -como por arte de magia- otros eventos o situaciones iguales o peores, mucho más impresionantes que los que antes llamaban nuestra atención. Es decir, ya nos acostumbramos a que un escándalo –por grave que sea el delito o la falta cometida- en vez de resolverse o redimirse como lo indica el orden jurídico, sea muy probable que se tape con otro insuceso de mayor gravedad o connotación. Es incomprensible, pero es la verdad, algo realmente grave y raro –a mi humilde juicio- está sucediendo y lo peor de todo es que ya nos hemos también acostumbrado a los falsos y/o mentirosos anuncios gubernamentales en el sentido de que ya muy pronto llegarán las soluciones, así éstas, en el estado en que nos encontramos, sean realmente imposibles de alcanzar dada la alteración infame que se ha dado a los principios y valores tutelares que rigen o deben regir el actuar de nuestra gobernanza institucional y social.

En los gobiernos mediáticos, aquellos expertos en usar los medios de comunicación para anunciar hasta el cansancio “la verdad, la bondad, la belleza y el bien”, la benevolencia de sus actos, en eso quedan -casi siempre-, en meros anuncios y teatrales espectáculos mediáticos; luego se van olvidando (las promesas, los anuncios, las investigaciones, los procesos, los proyectos, las masacres, los delitos, etc.), al paso de otras acciones similares y no menos deplorables escenas, sembrando –de esa manera- más incertidumbre y desesperanza en el alma de una nación ya agobiada por el paso inclemente de un acontecer gubernamental que no pareciera estar –como es su Deber Ser- para brindar soluciones reales y concretas a los problemas y clamores ciudadanos, la innovación, el cambio y trasformación de estos fenómenos, sino para mantenerlos, para velar por que ese anquilosado y paquidérmico establecimiento oficial (decadencia institucionalidad, violencia y corrupción), siga tal cual como está y –de contera- especialice y fortalezca su actuar depredador, no sólo del erario público, como ocurre periódicamente con la más indolente y cruel perversidad, sino también que –con ello- enajena la moral y conciencia de un pueblo que ya ante tales despropósitos se ha acostumbrado a darse cuenta de estas malas prácticas y sabe que a pesar de lo insidiosas y funestas que sean nunca tendrán real redención.

Le puede interesar: Corrupción y violencia no respetaron la cuarentena

En un país, como el nuestro, en donde ya la gente no denuncia por miedo o porque sabe que no pasa nada y si pasa no es precisamente lo más justo; en donde el que denuncia nada raro que sea el que resulte sancionado; en donde la gente quiere hacer justicia por magno propia por la inoperancia de las instituciones encargadas o porque sabe que las investigaciones no llegan a nada. En un país en donde matan a los líderes por el sólo hecho de serlo y la mayoría de esos delitos y autores quedan en la total impunidad, es porque algo muy delicado y aberrante tiene que estar pasando.

En una nación donde las comunidades salen a repeler a la autoridad por la captura de un “presunto sicario”; apedreando –casi que linchando- como ha sucedido en repetidas ocasiones- a los agentes del orden; en donde se hacen grandes procesiones y desfiles de “solidaridad y connivencia” social en el velorio y/o entierro de algunos “delincuentes”, es porque algo muy terriblemente grave está sucediendo.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Javier Dairo
Javier Dairo
2020-07-08 19:10:21
Hector Jaime, muy validas tus Inquietudes y Preocupaciones, pero el Asunto es que estamos en el 3º Periodo, DE...., “Ese sujeto QUE, desde el Viernes 22DeMayo. Del2020, se Denomina es con la PLACA de, “MATARIFE, genocida el Innombrable", y es tanto que lo conectaron cerca de 21 Millones de Cibernautas, y hasta hoy lo han aprobado cerca de 17 millones de COLOMBIANOS!!!; para ser consecuentes nos UNIREMOS TODOS LOS: Alternativos, Independientes, Intelectuales, Conscientes y, ese 80% de nuestra juventud actual qué espontánea y pacíficamente, salió protestando, reclamando, exigiendo y marchando por todas las, “CALLES Y AVENIDAS DE LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL PAIS", el Victorioso, Glorioso E Inolvidable día, 21DeNov. De2019, con todas las IZQUIERDAS MODERADAS y, Elegir al Gran Progresista, Socialdemócrata y, Exguerrillero "GUSTAVO FRANCISCO PETRO URREGO PRESIDENTE, con La Mejor Exalcaldesa CLAUDIA NAYIBE LOPEZ HERNANDEZ VICEPRESIDENTA POR UNA COLOMBIA MAS HUMANA Y MAS DIGNA 2022-2026"y, cierto que así SALVAMOS, a Colombia, mis muy apreciados amigues y compañeros de este tan DEMOCRÁTICO FORO ?

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
4
Ciencia /

Relatividad Especial para el entendimiento de los profanos

Han pasado más de cien años desde que Albert Einstein publicó la teoría de la Relatividad Especial en...
5
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...
6
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras