Adam la ópera prima de Maryam Touzani es sencilla y mágica

Autor: Jorge Hernán Echeverri
1 junio de 2020 - 12:07 AM

Maryam Touzani ha querido plasmar una historia sencilla de relacionamiento a través de un guion muy estructurado

Medellín

FICHA TÉCNICA

Año: 2019 Duración: 98 minutos País: Marruecos Dirección: Maryam Touzani Guion: Maryam Touzani, Nabil Ayouch Fotografía: Virginie Surdej Reparto: Lubna Azabal, Nisrine Erradi, Douae Belkhaouda, Aziz Hattab, Hasnaa Tamtaoui Coproducción: Marruecos-Francia-Bélgica

 

Maryam Touzani es la bella directora de Adam, un filme realizado el año pasado en Marruecos. Su ópera prima está llena de belleza y bondad en la que retrata la historia de dos mujeres y una niña en la ciudad de Casablanca. Dos nominaciones en Cannes, un premio en Chicago International Film Festival y otros reconocimientos en festivales de cine le permiten a la joven directora continuar con su carrera detrás de las cámaras.

Lea también: Les Misérables: la fascinante historia de Ladj Ly

Abla regenta una humilde pastelería en su propia vivienda de Casablanca, donde vive sola con Warda, su hija de 8 años. Su rutina, dictada por el trabajo y las labores domésticas, se ve un día interrumpida cuando alguien llama a su puerta. Se trata de Samia, una joven embarazada que busca empleo y techo. A la pequeña le atrae la recién llegada desde el primer momento, pero la madre se opone inicialmente a acoger a la extraña en su casa. Poco a poco, sin embargo, la determinación de Abla va cediendo y la llegada de Samia les abre a las tres la posibilidad de una nueva vida.

Adam seleccionada

De los aspectos destacados que tiene Adam, es la forma como se construyen los diálogos, los temores y las pocas esperanzas de estas mujeres

Maryam Touzani ha querido plasmar una historia sencilla de relacionamiento a través de un guion muy estructurado que es llevado a la imagen entre primeros y planos medios de la cámara, para profundizar en la relación de Abla, Samia y en un segundo lugar, Warda. Pero la simplicidad de los movimientos para entregarnos una historia profunda que, con el paso de los minutos, entenderemos las posiciones de cada una y las amarguras que llevan en su interior.

De los aspectos destacados que tiene Adam, es la forma como se construyen los diálogos, los temores y las pocas esperanzas de estas mujeres que viven el día a día en esa pequeña panadería de Casablanca. Y para ello, Touzani no ha hecho melodramas y diálogos tortuosos que giran para mostrar un escenario deseado. La directora es lo que menos quiere, se sale de ese formato americano y crea su propio lenguaje, de señas, miradas, palabras sencillas y diálogos comunes para entender la historia.

Adam es la muestra de que una relación por muy distante que sea pueda nutrirla, eso es lo que pasa con Abla (Lubna Azabal) y Samia (Nisrin Erradi), ambas crecen en sus deseos de confianza, a pesar de las adversidades lógicas de la narrativa de la película, pero que se profundiza cuando sus secretos se conocen y cada una entiende hacían donde van sus destinos.

Azabal es una estupenda actriz que muestra sus dotes en las fortalezas y debilidades de una madre que sufre, por lo que su dolor no se manifiesta hacia los demás, sino que lo asume en su rigidez y disciplina hacia su hija. Su corazón está bloqueado por las amarguras del dolor de la infidelidad de su esposo que las abandonó. Hay una escena en la que Abla examina en silencio su cuerpo en el espejo, haciendo un millón de evaluaciones mentales sobre su atractivo y el efecto que tiene el envejecimiento.

Por su parte, Samia es un ángel empobrecido cuya miseria financiera oculta un espíritu rico. Pero en lugar de desplazarse hacia el cliché, la cineasta y Erradi nos brindan una imagen complicada, ocultando gran parte de la historia de fondo del personaje y centrándose en la renuencia de Samia a convertirse en madre. Y por último Warda, quien está infinitamente encantada con la gran barriga de Samia, pero Samia ve su embarazo como un signo de sus fallas personales y una clara indicación de su futuro incierto.

Le puede interesar: The Whistlers, un homenaje al género del cine negro

Finalmente, Adam es el nombre del niño que ha nacido y que Erradi no quiere, porque es el centro de sus problemas y ella sabe que no será una buena madre, por eso lo quiere entregar en adopción. Mientras que Abla lucha contra sus demonios internos del dolor de no tener a alguien que la acompañe en su vida. Por último, Adam es una película para enamorarnos de las cosas simples que nos da la vida.

 

BSO RECOMENDADA

‘Dirty Dancing’

Compositor: John Barry

En 1987 llegó una película que enamoró a una generación, en la que Patrick Swayze y Jennifer Grey protagonizaron una de las cintas inolvidables de la época, ‘Dirty Dancing’. Su banda sonora cautivó a millones de personas en todo el mundo y la historia de un profesor de baile y una adolescente que se enamoran al ritmo de la música fue el éxito en los ochenta.  Escucha nuevamente su música en www.bandassonoras.co

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Emma
Palabra & Obra

Emma es una bella obra de arte llena de alegría y energía

El guion elaborado por la neozelandesa Eleanor Catton es brillante, lleno de vitalidad y nos prolonga durante casi dos horas una sonrisa permanente

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
3
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
4
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
5
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
6
Tecnología /

Uso de la tecnología ha ayudado a superar la pandemia

Varios países se aferraron a prácticas tecnológicas para enfrentar la pandemia. Diferentes aplicaciones...