¿Son importantes los concursos para los jóvenes?

Autor: Lina Viviana Castañeda Tabares
7 junio de 2018 - 10:00 AM

Expertos recomiendan que los padres y maestros incentiven en los niños y jóvenes una actitud de sana competencia, pues estos concursos les ayudan a mejorar su autoconocimiento y su autoestima.

Medellín, Antioquia

Una luz blanca y brillante iluminó a Leonardo Goez, un joven estudiante de Derecho de la Universidad Eafit, quien en medio del escenario del Centro de Convenciones Aburrá Sur, en Itagüí, tomó el micrófono, respiró hondo e inició su discurso sobre el papel de las redes sociales en la educación de los niños y adolescentes. 

Su voz llenó el recinto repleto de estudiantes de quinto a once grado, y de universitarios que también se animaron a participar del 20 Concurso de Oratoria, auspiciado por la Personería Municipal de Itagüí

“Desde noveno estoy presentándome en este Concurso y apenas me gradué del colegio, seguí presentándome porque para mi carrera es necesario tener una buena capacidad argumentativa”, comentó el joven estudiante, quien además señala que en este evento él creó y fortaleció su opinión.

Lea también: Colombia, un país de talentos fugados 

Para el personero de Itagüí, Keny Willer Giraldo Serna, este concurso no es solo una oportunidad para que los niños y jóvenes demuestren su talento a la hora de hablar en público, sino que también un espacio para “estimular en los jóvenes su pensamiento crítico y que a partir de las ideas de otros puedan formar su propia opinión”

Pero no solo los concursos de oratoria son importantes para el desarrollo de la personalidad y las competencias de los niños y jóvenes: certámenes de ciencias, escritura y artes también son vitales, pues les ayudan a reconocer sus competencias y a fortalecer su autoestima

Según la psicóloga clínica María del Pilar Palacios, este tipo de iniciativas son positivas “pues son una manera amable para desarrollar las destrezas y aptitudes de los jóvenes”, pero enfatiza que este proceso no debe ser impuesto, sino que el estudiante debe acercarse por su propia voluntad y tener la iniciativa de “reconocer y desarrollar sus capacidades”. 

Palacios también señala que el apoyo de los padres y los maestros es fundamental para “no dejar ahogar sus capacidades del joven sino que, al contrario, este se sienta autorizado para explorar y desarrollar sus talentos”. 

A este respecto, el personero de Itagüí señala que una de las cosas más valiosas del Concurso es ver el acompañamiento de los padres y maestros, pues son estos quienes los orientan y los animan a no desfallecer cuando los resultados no son los que esperan. “Finalmente, lo más importante es pensar en los aportes que estos jóvenes pueden dar a la sociedad colombiana con su conocimiento y su futura vida profesional”, puntualizó Giraldo Serna. 

Alejandro Jiménez Gallo, abogado de la Universidad de Medellín y director pedagógico de la Fundación Colombia Avanza, es una muestra de ello. En quinto grado, Alejandro descubrió que su poder estaba en su palabra, cuando un profesor lo invitó a participar en el Concurso de Oratoria. 

Además: Educación colombiana mejora, pero a paso lento, según Icfes

Durante sus años de bachillerato y en la universidad, Alejandro continuó puliendo sus capacidades en la oratoria a través de la participación constante en certámenes y escenarios lo que, según el joven, le ayudó con su carrera. “Yo ahora con el derecho me gano la vida hablando, en lo que aprendí. Sigo trabajando con una palabra responsable e informada”, puntualiza. 

Actualmente, Alejandro dicta los talleres de formación previos que reciben todos los participantes: durante las sesiones, el abogado les enseña a construir su propio estilo en el mundo de las palabras y que la disciplina es esencial para alimentar cualquier talento. Incluso él, que lleva más de diez años puliendo su arte de orador, no deja de aprender: “yo aprendo mucho con ellos, me hacen consciente de que todos los seres humanos nos construimos diariamente”. 

 

La importancia de la sana competencia 

Las competencias, además del desarrollo de las capacidades, suponen también un incentivo adicional: ganar. Es por esto que muchos niños y jóvenes, al enfrentarse al fracaso, pueden desarrollar un sentimiento negativo frente a este resultado haciendo que todo el proceso valioso de aprendizaje y preparación pierda valor.
 
Frente a esto, Daniela Correa, psicóloga de la Universidad Luis Amigó, señala que el acompañamiento de los padres y maestros es vital a la hora de enseñarles a los jóvenes que el fracaso es solo uno de los resultados posibles dentro de un proceso que es más amplio y que desarrolla, ente otras cosas, la autoestima, el autococepto y la autoeficacia. 

“A los muchachos hay que enseñarles que el concepto de fracaso no es inmóvil, sino que es solo una etapa dentro del aprendizaje, pues así ellos podrán usarlo como un trampolín”, subraya la experta. Sin embargo, esto no significa que los jóvenes no deban orientar sus capacidades a obtener resultados, sino que debe primar “la importancia de la participación y el esfuerzo que eso conlleva”. 

Así, para Correa es vital que los padres se sienten a conversar con sus hijos y que no solo premien los logros, sino que también reconozcan los esfuerzos de cada proyecto emprendido. 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Darío Jaramillo Agudelo
Mundo Literario /

La poesía amorosa de Darío Jaramillo en Palabras rodantes

Christian Bale en su magistral interpretación de El Vice
Palabra & Obra /

El vice, una sátira contra el poder

Banda Whiplash
Palabra & Obra /

Whiplash y la vieja escuela del thrash metal

Quebrada La Iguaná
Urbanismo /

EPM sigue trabajando por el saneamiento del río Medellín

Bancos de Leche Humana
Salud /

Antioquia fortalece su banco de leche humana

Artículos relacionados

Fuga de cerebros
Superior

Colombia, un país de talentos fugados 

La fuga de cerebros es un problema latente en países de América Latina como México y Colombia. Para los expertos, este fenómeno revela la dificultad que tiene el...
Colombia Ocde
Sectores

Colombia en la Ocde: un reto para la educación y el medio ambiente

Un sistema de producción que piense en generar menos impactos en el medio ambiente, y un sistema educativo que haga mayores inversiones en ciencia, tecnología e...
Estudiantes colombianos
Básica Y Media

Educación colombiana mejora, pero a paso lento, según Icfes

Tras el análisis realizado por el Icfes al ïndice Sintético de Calidad Educativa, se estableció que hay un avance en el nivel académico, aunque de manera pausada.

Lo más leído

1
Política /

La gente en Bello quiere un cambio

El congresista León Fredy Muñoz tiene la clave para ayudar a propiciar un revolcón en la alcaldía de...
2
Política /

Tengo cuenta en Bancolombia: Andrés Guerra

Este candidato del uribismo habló extensamente del barullo que se armó o armó al referirse a la...
3
Palabra & Obra /

“El arte es una estrategia del conocimiento distinta a la ciencia…”

En honor al gran profesor e intelectual Jorge Alberto Naranjo Mesa, publicamos en forma póstuma esta...
4
Columnistas /

Coincidentemente y coincidencialmente, ¿cómo se dice?

Las palabras que formamos agregando el famoso sufijo “mente” son adverbios. Muchos de estos adverbios...
5
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
6
Columnistas /

El progreso es más democrático que la política

Hay un tercer factor que numéricamente igualó a muchas más personas que cualquier idea política en la...