¿Por qué “solo” no lleva tilde?

Autor: Juan David Villa
31 julio de 2020 - 12:00 AM

Parece que para la RAE usarla es un error, salvo que haya un riesgo de ambigüedad enorme. O sea, salvo que realmente la idea no se entienda.

Medellín

Ya van 10 años y aún muchos se pelean. Muchos siguen tildando esta palabra cuando funciona como adverbio (solamente). Y está bien, cada quien. Quiero contarles por qué las academias decidieron borrar del sistema esta tilde tan amada.

La tilde sobre “solo” entró formalmente al sistema en 1880, pero tenía seguidores y usuarios desde antes. Y ahí empezó la pelea: la RAE la ha considerado costumbre, opción no obligatoria, de uso obligatorio en sus 140 años de existencia (existencia de la tilde sobre “solo). El criterio mismo de la academia ha cambiado en todos estos años y hasta que en 2010 la expulsó del sistema, aunque todavía hoy la norma no es clara clara del todo. Parece que para la RAE usarla es un error, salvo que haya un riesgo de ambigüedad enorme. O sea, salvo que realmente la idea no se entienda.

Vamos a ver las razones de su salida del sistema ortográfico, queridos lectores:

1. La tilde diacrítica entró al sistema hace unos, mal contados, 270 años (270, sí) para solucionar un problemilla: “el vino de Chile” puede significar que el vino es chileno o que un fulano llegó de Chile. La verdad es que el contexto siempre aclara. En todo caso, se inventaron la diacrítica para diferenciar monosílabos tónicos de átonos. Los primeros fueron dé, sé y sí, frente a de, se y si (átonos, los decimos sin fuerza). “Solo” siempre es tónico (lo decimos con fuerza siempre, sea de soledad o sea de solamente), así que de entrada rompe el principio (tónico vs. átono).

2. La tilde diacrítica no sirve para indicar que una palabra pertenece a una categoría gramatical: “solo es adjetivo y sólo es adverbio”. No, una tilde no tiene esa función, se supone. O sea, aunque él es pronombre y el es artículo (dos categorías gramaticales diferentes), la tilde no está ahí para decirnos eso, sino que está ahí para decirnos que “él” es tónico y que “el” es átono, punto.

Realmente, la tilde diacrítica (ninguna) no es necesaria porque el contexto siempre aclara.

Lea también:

De esas que casi nunca usamos

Barraganía. Esta palabra aparece fácilmente en textos antiguos: “En dulce barraganía dos amantes engarzados estuvieron largo tiempo,
mas llegó el desengaño a la dama” (fue escrito en 1637). Barraganía significa amancebamiento: cuando dos personas establecen una relación marital (se van a vivir juntos) sin casarse.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Jorge
Jorge
2020-07-31 13:55:04
Válida la norma de la RAE y el debate entre el principio tónico vs. átona, lógicamente cierto pero lo contrario tambièn puede ser cierto; el lenguaje es cambiante y los conceptos de la RAE pueden contribuir a minimizar los impactos que se distribuyen en las dualidades del lenguaje, como la manifestación y la expresión, ello sin entrar en los intermediarios como la representación y el significado; no se trata de escribir simplemente sino de comunicar algo; desde Lacan podríamos decir: "digo más de lo que digo y menos de lo que quiero decir. los deslizamientos en los flujos de lo que deseo transmitir o decir pueden estar lejos del deseo por la multiplicidad de representaciones tipo no codificadas, algo que no tiene en cuenta la RAE; así como el debate que tenemos con el género y el plural, muy seguramente basado en los universales hegelisnos; por un lenguaje no vacío y reseco del ser.
Edgar
Edgar
2020-07-31 09:25:59
O sea que usamos sólo, cuando sí y sólo sí lo amerita el contexto.

Destacados

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Daño en la Sinifaná
Columnistas /

Persiste el riesgo para La Troncal del Café

Lo más leído

1
Columnistas /

Doble réquiem por la democracia colombiana

La maniobra se realiza, luego de largos años de una campaña de cerco y derribo contra Uribe
2
Ciencia /

Los polos magnéticos no permanecen quietos

Los polos magnéticos de la Tierra se están moviendo y la ciencia aún no puede explicar este fenómeno en...
3
Columnistas /

Se acabó EL MUNDO

En un rincón de mi corazón, está el periódico EL MUNDO. Gracias y mil gracias.
4
Columnistas /

EL MUNDO, otra víctima del virus

El silenciamiento de EL MUNDO es una de las primeras muestras de las consecuencias impredecibles que...
5
Columnistas /

No soy un criminal: trabajo en ciencias de la tierra

Estudiamos las relaciones de sostenibilidad para desempeñarnos como ingenieros integrales que le aportamos...
6
Columnistas /

Cinco años, 196 columnas y un infinito agradecimiento

La dirección del periódico tuvo un gesto de confianza y apertura hacia la Facultad de Educación de la UdeA