Las Rimas dementes de Martina Iñiguez

Autor: Laura Cecilia Bedoya Ángel
30 junio de 2019 - 11:06 PM

Aproximación a la obra de Martina Iñiguez, a partir de su transformación de las Rimas de Bécquer.

Medellín

Al estilo de Gustavo Adolfo Bécquer

 

Bandoneón, en la Introducción sinfónica a sus Rimas y Leyendas, escribe Gustavo Adolfo Bécquer: “Por los tenebrosos rincones de mi cerebro acurrucados y desnudos duermen los extravagantes hijos de mi fantasía esperando en silencio que el Arte los vista de la palabra para poder presentarse decentes en la escena del mundo”.

Y para vestir de otra manera la palabra del poeta, hoy tengo una invitada especial de la Academia del Lunfardo de Argentina de quien dijo Oscar B. Himschoot: “Martina Iñiguez se inscribe en las filas de las mujeres que practican la poesía lunfarda y lo hace como las mejores. No es muy frecuente la incursión femenina en este quehacer, aunque cuando lo hacen se destacan por su sensibilidad y dominio del idioma”.

Lea también: La costurerita que dio aquel mal paso

Es así como para este artículo escogí las Rimas XXIII y XXXVIII del poeta sevillano.

Empiezo con la Rima XXIII

Por una mirada, un mundo;

Por una sonrisa, un cielo;

Por un beso... ¡Yo no sé

que te diera por un beso!

 

Por una pulsera un beso,

por una franela un broche,

¿por un coche...? ¡Yo no sé

que te diera por un coche!

 

(Franela: caricia obscena)

De suerte que tenemos en una recreación de los versos de Gustavo Adolfo Bécquer, el humor en clave de lunfardo, un juego de ingenio donde no está lejano el comportamiento marginal del intercambio del broche y la franela, sugeridor por demás del trueque de falsos amores por objetos preciados en el entorno y por qué no en el cambalache; se nota un marcado contraste entre las dos estrofas.

Y es bien interesante que la composición sólo usa una palabra en lunfardo, lo que nos ubica en el dominio del contexto por parte de la autora, para demostrar su agudeza y sorprender al lector en el crescendo del canje, pues el coche tiene más valor que las otras piezas propuestas.

Ahora para adentrarnos en sus escritos veamos lo que es el lunfardo en la voz de José Gobello, quien sostiene que es “un repertorio de términos traídos por la inmigración durante la segunda mitad del siglo pasado y hasta el estallido de la primera gran guerra y asumidos por el pueblo bajo de Buenos Aires, en cuyo discurso se mezclaban con otros de origen campesino y quechuístas y lusinos que corrían ya en el habla popular, conformando un léxico que circula en los distintos niveles de las Repúblicas del Plata”

Por otra parte, quisiera añadir que Jorge Luis Borges en una de sus conferencias sobre el tango dijo que cuando se pronunciaba una palabra en lunfardo, tenía otro sonido: “en cambio, cuando yo era chico, esas palabras se decían entre comillas, se decían con conciencia de pertenecer a otro idioma, se decían como una gracia (…)”

Después de esta ilustración sobre el lunfardo, los invito a continuar con la siguiente Rima:

XXXVIII

Los suspiros son aire y van al aire.

Las lágrimas son agua y van al mar.

Dime mujer: cuando el amor se olvida,

¿Sabes tú a dónde va?

 

Los impuestos ¡araca!!!, van pa’ curro,

los peajes van todos a palmar.

Batí, mujer, la guita que yo gano

¿A dónde irá a parar?

 

¡Araca!: ¡Cuidado!, advertencia

Curro: estafa, robo

Palmar: pagar

Batir: decir, confesar

Guita: dinero

 

La poeta concibe la estrofa para que en el final nos encontremos ante una doble interpretación.

Expone el tema de la desilusión y el escepticismo ante el pago del tributo que no tiene buen manejo por parte del Estado- ente demandante- para llegar hasta lo doméstico, cuando pregunta a la compañera: ¿a dónde llega su sueldo?, que conduce a un doble sentido, uno, que ella es quien lo gasta y otro, que ante el reclamo de la mujer, seguro por el rendimiento y manejo del dinero por parte de su pareja, le cuenta que todo se lo llevan los impuestos. Podría añadir que no sé quién se burla de quien.

Algunos lectores dirán que se habla de la realidad, pues está manifiesta la crítica social y el ataque al manejo de los dineros del ciudadano por parte del sistema, y nos encontramos luego con el tema de que estuvieron juntos rebeldía y burla, convertidos en confrontación.

Lea también: No puedo cerrar la puerta

Regreso con Bécquer y encuentro lo siguiente: “El insomnio y la fantasía siguen y siguen procreando en monstruoso maridaje. Sus creaciones, apretadas ya como las raquíticas plantas de un vivero, pugnan por dilatar su fantástica existencia disputándose los átomos de la memoria, como el escaso jugo de una tierra estéril. Necesario es abrir paso a las aguas profundas, que acabarán por romper el dique, diariamente aumentadas por un manantial vivo”. Esto me recuerda el cuadro de Francisco de Goya, El sueño de la razón produce monstruos.

Para terminar. quiero consignar mi concepto, pienso que el manantial vivo referido al lenguaje expuesto por Bécquer, está en el fluir y en la renovación, lo siento con la reescritura de sus rimas en la pluma de Martina Iñiguez, que acude a ellas con una expresión diferente, el lunfardo, recreando la vida y la memoria de ambas manifestaciones del lenguaje.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Armenia
Columnistas /

Armenia, Ciudad en cuidados intensivos

Eln
Columnistas /

¿Y el plan de vuelo?

Juegos escolares y deporte juvenil
Columnistas /

Becas por impuestos: Punto para el deporte

bicicrosista Estefanía Escobar
Ciclismo /

Estefanía da un paso Mundial

aprendices Buriticá
Minas Y Energía /

Jóvenes del Occidente, técnicos en mantenimiento mecánico industrial

Artículos relacionados

Baile de tango
Palabra & Obra

Tango que he visto bailar

El baile del tango, fundador de la pareja enlazada, hizo del abrazo un bello misterio que ha sido reconocido en todo el mundo, venciendo una profunda censura.

Lo más leído

1
Columnistas /

Armenia, Ciudad en cuidados intensivos

Son muchas las razones para ser el mejor lugar del mundo, sin embargo; Armenia está en cuidados intensivos
2
Política /

Panorama Político

Cambiaron las reglas de juego para la inscripción de los candidatos por firmas a las elecciones de octubre.
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Columnistas /

¿Y el plan de vuelo?

Crece el desorden público, pero el Gobierno se desgasta en temas marginales.
5
Ciencia /

¿Por qué celebrar los 250 años de Alexander von Humboldt?

Alexander von Humboldt es uno de los grandes de la ciencia, un polímata que no temió aventurarse en todas...
6
Justicia /

La verdad de La Escombrera no está en agenda de la institucionalidad

Increíble. Alcaldía archivó información sobre La Escombrera de la 13 y Fiscalía extravió restos de...