Columnistas

La gran obra cartográfica de Francisco José de Caldas
Autor: Dario Valencia Restrepo
21 de Septiembre de 2014


Uno de los acontecimientos editoriales de mayor importancia en los últimos años lo constituye en Colombia la publicación por parte de la Universidad de los Andes, con autoría principal de ...

www.valenciad.com


Uno de los acontecimientos editoriales de mayor importancia en los últimos años lo constituye en Colombia la publicación por parte de la Universidad de los Andes, con autoría principal de Mauricio Nieto Ortega, de la “Obra cartográfica de Francisco José de Caldas”. En un libro de gran formato, de exquisita presentación, el lector encontrará la reproducción facsimilar de mapas elaborados por Caldas hasta un año antes de su muerte en 1816, la mayoría de los cuales es publicada por primera vez.


Fue necesario el desplazamiento de Nieto Ortega a España con el fin de buscar los numerosos mapas originales de Caldas que reposan en archivos y museos de ese país,  instituciones entre las que pueden mencionarse el Real Jardín Botánico y, sobre todo, el Centro Cartográfico del Ejército. Lo anterior fue bien complementado con lo existente en el Archivo Histórico Restrepo, donde se encuentran mapas militares y bastantes otros del proyectado pero inconcluso Atlas de la Nueva Granada.


En la presentación del libro se considera que mucho se ha escrito sobre Caldas como símbolo de la Ilustración, la ciencia y el martirio político en los momentos fundacionales de la nación colombiana (habría que agregar que no pocas veces con innecesarios ditirambos), pero que no se ha reconocido ni publicado lo suficiente sobre su principal interés científico, el relacionado con la geografía y la cartografía.


Los conocimientos astronómicos de Caldas, que le permitían calcular con propiedad las coordenadas geográficas, latitud y longitud, de diferentes lugares, así como los buenos instrumentos que llegó a poseer y su capacidad para el dibujo lo convirtieron en un geógrafo competente. Es de interés anotar que sus perfiles de los Andes no son simples cortes verticales sino figuras con cierta perspectiva o profundidad que permite apreciar los contornos topográficos.


El libro que reseñamos tiene sendos ensayos por el propio Nieto Ortega, Santiago Díaz Piedrahita (autor de una reciente biografía del personaje) y Jorge Arias de Greiff (el distinguido astrónomo y profesor, conocedor y crítico de la vida y obra de Caldas). En el primer texto se examinan las relaciones entre geografía, cartografía y política en la obra de Caldas; se concluye que la cartografía es un instrumento de poder en estrecha relación con los intereses de un determinado grupo social.


Por su parte, Díaz Piedrahita se centra en un trabajo precursor de Caldas sobre la nivelación de las plantas, en el cual mediante perfiles de los Andes se describen las hoy llamadas zonas de vida que corresponden a determinados climas y que por lo tanto propician la existencia de ciertas plantas, con especial interés del neogranadino por aquellas de valor económico.


Y, finalmente, Arias de Greiff se ocupa del astrónomo y describe con bastante detalle las correrías del eximio viajero que fue Caldas. Hoy no podemos imaginar las penurias de un largo viaje en aquellos tiempos con una recua de mulas por tierras del virreinato,  con el objeto de vender telas en los mercados de poblaciones. Pero fue en esos viajes comerciales cuando se despertó la capacidad de observación de Caldas y su interés por la naturaleza y sus pobladores. En este tercer ensayo se especifican, además, algunas prácticas científicas concretas de la época que permitieron realizar, con la ayuda de instrumentos portátiles de medición, los mapas que se presentan en el libro. 


Los mapas que aparecen en la publicación reseñada están divididos en cuatro partes: Atlas de la Nueva Granada; nivelación de plantas y perfiles de los Andes; caminos, ríos, viajes y comercio; y mapas militares. Entre estos últimos están los que muestran unos fuertes concebidos por Caldas, en las vecindades del río Cauca, con el fin de defender la entonces República de Antioquia de la reconquista española. Es posible leer un importante artículo de Iván Felipe Suárez sobre este tema (ver tinyurl.com/pkyfyvd).