El Tour de Francia, los sueños y las dudas

Autor: Dirección
7 julio de 2018 - 12:00 AM

Falta el broche de oro, la actuación plena que permita inscribir en la historia que Colombia ha ganado las tres grandes pruebas del calendario.

Seis colombianos nos ayudarán a terminar de superar la tristeza por la eliminación de la selección nacional en el Mundial de Fútbol y pondrán nuestra atención en las carreteras francesas, donde se disputará durante los próximos 23 días la edición número 105 del Tour, la competencia ciclística más importante del mundo. El antioqueño Rigoberto Urán y el boyacense Nairo Quintana parten con fundadas posibilidades de disputar el título, mientras que Fernando Gaviria está listo para darnos las primeras emociones con su potencia en el remate de las etapas llanas. Por su parte, el joven Egan Bernal, como coequipero del máximo favorito Chris Froome, puede empezar a mostrar su calidad, y Darwin Atapuma y Daniel Felipe Martínez, en su condición de gregarios, tal vez aparezcan en alguna fuga o en la disputa de una etapa.

Lea también: Con la presentación de equipos se dio inicio al Tour de Francia

Es grato saber que en las grandes citas del deporte orbital los colores de nuestra bandera ondean y dejan huella. Ya lo hicieron nuestros futbolistas, a quienes los aficionados les demostraron la gratitud y el reconocimiento por su entrega en las canchas de Rusia. No se ganó el título ni se mejoró lo hecho en Brasil, por lo cual tal vez fue un poco excesiva la parafernalia del recibimiento, pero es de rescatar el sentimiento de los aficionados, en el cual el resultado se dimensiona como el accidente que a veces es y se privilegia el reconocimiento al esfuerzo y a la entrega. Esta nueva cita deportiva que nos convoca nos demuestra, además, que no es solamente el fútbol el que une al país. También lo hacen los ciclistas, lo han hecho Caterine Ibargüen, Mariana Pajón o Yuberjen Martínez entre muchos otros; lo han hecho nuestros cantantes  Shakira, Juanes, Carlos Vives y Chocquibtown, por citar sólo a algunos, y lo harían seguramente nuestros escritores, nuestros artistas y nuestros científicos si el Estado tuviera la visión de darles un respaldo comparable al que hoy tienen nuestros atletas de alto rendimiento.

Lea además: Comienza la búsqueda del Sueño Amarillo

El nivel de nuestros pedalistas, quienes han descollado casi ininterrumpidamente en los últimos cinco años, nos despierta la esperanza de que, por fin, uno de los nuestros conquiste lo más alto del podio del Tour. No ha sido un camino fácil. Desde los años de Martín Emilio “Cochise” Rodríguez en Italia, generación tras generación nuestros pedalistas han ido poniendo el nombre de Colombia un peldaño más arriba: Lucho Herrera, Fabio Parra, Álvaro Mejía, Oliverio Rincón, Víctor Hugo Peña –que llegó a ser líder del Tour hace 15 años- trazaron el camino que ahora recorre con soltura nuestra generación dorada. Nairo Quinta y Rigoberto Urán han estado en los podios de las grandes carreras y han acariciado la consagración en Francia. Pero falta el broche de oro, la actuación plena que permita inscribir en la historia que Colombia ha ganado las tres grandes pruebas del calendario. Que esos muchachos humildes, que tal vez conocieron la bicicleta por ser su medio de transporte o su instrumento de trabajo en el campo y que encontraron en el deporte una oportunidad para sacar adelante a sus familias y ahora compiten de igual a igual en la élite, también tienen la capacidad física y técnica y la disciplina para triunfar en la mítica prueba.

Le puede interesar: Egan Bernal, confirmado por el Sky para el Tour de Francia

El rival a vencer es el mismo de las últimas cinco ediciones, el británico Chris Froome, quien llega con el aval de la Unión Ciclística Internacional (UCI), que archivó la investigación contra el ciclista por el resultado adverso por salbutamol en la pasada Vuelta a España. La sombra de duda nace en el hecho de que esta decisión se conoció el día después de que la organización del Tour vetara la participación del actual campeón, como si la UCI no hubiera tenido nueve meses y 24 días para dar su veredicto, tiempo en el cual Froome corrió y ganó el Giro de Italia, haciendo caso omiso de las voces que le pidieron esperar el fallo y dando pie a que creciera cierta animosidad hacia el deportista por parte de los aficionados.

Conozca más: ¿Por qué fue absuelto Chris Froome de su investigación?

Froome estará hoy en la línea de partida, algo que a nuestro juicio no ha debido ocurrir, pues más allá de que la diferencia entre el nivel permitido de 1.000 ng/ml y el nivel encontrado (que inicialmente se había dicho que era el doble) haya sido de “apenas” un 19 % más (1.190 ng/ml), lo cierto es que rebasó la cantidad permitida y los argumentos para absolverlo parecen más políticos que deportivos para facilitarle su presencia en la carrera. Nos preguntamos, qué habría pasado si el implicado no se hubiese llamado Chris Froome, si el equipo envuelto en el escándalo no hubiese sido el Sky o si el pedalista comprometido no hubiera contado con el potente equipo de abogados que logró la exoneración. No podemos dejar de recordar el caso de María Luisa Calle, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, a quien le fue arrebatada una medalla de bronce, la cual pudo recuperar más de un año después, tras una dura batalla.

Además: Rigo y Daniel Martínez, con el EF Education First para el Tour

Ante la decisión ya tomada, esperamos al menos que los controles sobre el corredor –y sobre todo el pelotón, ni más faltaba- sean estrictos en contra tanto del dopaje tradicional que beneficia al deportista, como del llamado dopaje mecánico, que altera el funcionamiento de las bicicletas. La carrera se encargará de contarnos, con su rodaje, su propia versión de las cosas.

También: Fernando Gaviria, en la nómina del Quick Step para el Tour

Por ahora, invitamos a los aficionados al ciclismo y al deporte en general a acompañar a los nuestros, a enviarles sus mejores deseos. Serán 3.351 kilómetros de recorrido repartidos en 21 etapas, de las cuales ocho serán llanas, seis de alta montaña con tres llegadas en alto, una contrarreloj por equipos y otra individual. Sin duda una prueba emotiva que nos mantendrá tan atentos como el Mundial.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Somos calentura
Palabra & Obra /

Somos calentura: con el sinsabor de la supervivencia

Jorge Amado
Palabra & Obra /

Cacao, una novela social

La gira de Destruction
Palabra & Obra /

Destruction, viejaguardia del thrash metal

Museo Casa de la Memoria Medellín
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín
Mundo Literario /

Lo más de la Fiesta del libro 2018  

Lo más leído

1
Política /

Senador Iván Agudelo arma rancho aparte

Anda consiguiendo candidatos para afrontar la campaña territorial en Antioquia y Medellín. Ya se deja ver...
2
Política /

Panorama político

El contraste a la cosecha de divorcios políticos que se presentó en las últimas semanas en Antioquia, lo...
3
Política /

Un huracán pasó por la Asamblea

Pese a los estragos que causó el ciclón la vieja coalición resistió el impacto. El diputado liberal de...
4
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
5
Urbanismo /

La Toma, una chica con historia

Crónica con fábricas muertas, el puente de “Brooklyn” y la quebrada Santa Elena.
6
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...