¿Siete mil “diplomáticos” cubanos?

Autor: José Alvear Sanín
16 mayo de 2018 - 12:08 AM

Su influencia, por desgracia, es enorme, porque cuenta con dos fuerzas militares, Farc y Eln, y su preponderancia en el narcoterrorismo es inocultable

Acostumbrados a toda clase de componendas, favorecimientos, alcahuetería, impunidad y toda clase de acuerdos  con el narcoterrorismo, el país no reacciona, o si lo hace es como con timidez y pena durante uno o dos días…, hasta que se comete un nuevo atentado contra las instituciones democráticas.
Así ha ocurrido con la información de que en Colombia operan unos 7000 diplomáticos cubanos. ¿Qué hacen en el país?  ¿Dónde queda el principio fundamental de la reciprocidad? ¿Cuántos diplomáticos tenemos en nuestra embajada en La Habana?
No creo que lleguen a cien siquiera los empleados de la Embajada de los EEUU en Bogotá, aunque a ese país va más de la mitad de nuestras exportaciones, sus inversiones ocupan el primer lugar en nuestro país, allá vive multitud de colombianos, y el turismo gringo cada vez es más notorio aquí. 

Lea: Del EF al AF
En cambio, la desventurada Cuba, convertida por los Castro en uno de los países más pobres, envejecidos y oprimidos del mundo, nada tiene y nada puede comprar en Colombia. Su influencia, por desgracia, es enorme, porque cuenta con dos fuerzas militares, Farc y Eln, y su preponderancia en el narcoterrorismo es inocultable. Aun así, no es explicable que tenga 7000 agentes, a menos que nuestro gobierno esté de acuerdo (como no puede ocultarlo) con los preparativos de la próxima revolución colombiana, legalizada por el AF y para la cual sólo falta la entrega del Ejecutivo a Petro. 
Por tanto, el primer deber del gobierno del doctor Duque consiste en reducir los diplomáticos cubanos al mismo número de los nuestros en la isla famélica.
                    ***
El candidato obvio de Raúl Castro, Timochenko y Santos, era el jefe entregador Humberto de la Calle, personaje tan dañino como despreciable. Sin embargo, a pesar de ser el hombre de la “paz”, el rechazo que suscita su nombre es bien diciente. Como las Farc solo disponen de 52.000 votos, esa cifra es coherente con el 2% de favorabilidad de ese lamentable anciano de 72 años que ¡todavía no sabe si nació hombre o mujer!
Por lo tanto, la antorcha revolucionario tuvo que pasar a las manos de Petro, quien por lo menos nunca ha tenido la repugnante hipocresía de Humberto.
                    ***
En vez de alertar a los fieles sobre la inevitable persecución contra el Cristianismo y la libertad religiosa que implica toda revolución marxista-leninista, y de rechazar la imposición de la ideología de género ordenada en el AF, la Conferencia Episcopal Colombiana pone sus inmuebles al servicio de la estrategia jurídica narcoguerrillera. En concordancia, los obispos alemanes organizan un grotesco homenaje, bien teletrasmitido por la Deutsche Welle, a JM Santos, que ha viajado a Europa para reclamar en Asís un premio “católico” de paz, presentado por Frau Merkel con un panegírico ofensivo para casi todos los colombianos. Sin embargo, esa señora no ha medido cuidadosamente sus palabras, porque si Santos “ha entrado en la historia”, no debe olvidar que Hitler también ocupa especial lugar en ella. 

Además: ¡Y la Iglesia, calladita!
                    ***
Faltando 97 días para el 7 de agosto, Santos nos anuncia, en su enésima gira europea que: “Espera que lo del Eln también salga bien…” ¿Ominoso anuncio de la entrega final, antes de la iniciación del nuevo gobierno?
                    ***
El petimetre de Fajardo es peor que Petro, porque este último por lo menos ha sido siempre consecuente con su ideología y práctica revolucionarias.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Juanes
Mundo Fantástico /

Juanes en una cita sin igual en Medellín junto a Miguel Bosé

Funcionamiento del PAE en Antioquia
Mundo Estudiantil /

El PAE inicia un nuevo camino

Salto del Tequendama
Ciclismo /

El Salto del Tequendama continuó la lucha de los escaladores

Somos calentura
Palabra & Obra /

Somos calentura: con el sinsabor de la supervivencia

Jorge Amado
Palabra & Obra /

Cacao, una novela social

Artículos relacionados

¿Hacia las últimas elecciones libres?
Columnistas

¿Hacia las últimas elecciones libres?      

“Apoyar a las fuerzas burguesas más progresistas, para arrastrarlas a la revolución, sin dejarse frenar por ellas” — K. Marx, F. Engels Manifiesto Comunista, 1848

Lo más leído

1
Política /

No somos unos leprosos para aspirar a la alcaldía

Los concejales de Medellín, Fabio Rivera, Jesús A. Echeverri, Aura M. Arcila y Carlos Zuluaga fueron...
2
Entretenimiento /

Medellín es protagonista en La reina del flow 

A partir de este martes 12 de junio, en la franja prime de Caracol TV, a las 9:00 p.m., la Caja mágica de...
3
Columnistas /

Carta a los hijos ausentes

Hay que procesar, “digerir” las emociones para sobrevivir. Vivir no es fácil, y cada día es más...
4
Política /

Senador Iván Agudelo arma rancho aparte

Anda consiguiendo candidatos para afrontar la campaña territorial en Antioquia y Medellín. Ya se deja ver...
5
Columnistas /

Situación de control en las S.A.S. unipersonales

Si bien el decreto tiene un fin válido, cual es lograr el registro de la situación de control de los...
6
Fútbol /

Técnicos colombianos le ganan el pulso a los extranjeros

Equipos no favoritos históricamente dominan el torneo Finalización, mientras los “grandes” luchan por...