“Es equivocado demonizar las redes sociales”: Fernando J. López

Autor: Luisa Fernanda Sierra García
24 enero de 2018 - 05:34 PM

El escritor y dramaturgo Fernando J. López llegó este miércoles a la apertura del Hay Festival con uno de los temas que más ha investigado para sus publicaciones, los adolescentes en la literatura y el alcance de las redes sociales en la comunicación actual.

 

Medellín

Los nombres del fuego, La edad de la ira hasta, El reino de las tres lunas y hasta Las vidas que inventamos, son algunas de las publicaciones reconocidas del escritor español Fernando J. López, quien lleva al público en una mágica experiencia de retrospección, un análisis, que aunque distinto, siempre lleva en sí lo importante que es la etapa de la adolescencia y lo mucho que ha cambiado el mundo con la llegada de las redes sociales que han dictado nuevas maneras de comunicación.

La literatura ha sido por años la salida de la realidad de muchos y la llegada a un mundo más diverso, complejo y pensante, así lo definió este miércoles el escritor en medio de su conversación, en el desarrollo del Hay Festival, sobre cómo la lectura abre nuevos espacios, transforma vidas y le da voz a aquellos que en algún momento se han sentido marginados.

Influencia de redes sociales

López ha dedicado una gran parte de su carrera al estudio de los comportamientos de los adolescentes, pues se ha desempeñado como docente tanto en secundaria como en bachillerato.

Ante esto, ha querido ir más allá con lo que significan las redes sociales y cómo son ahora indispensables en las vidas de jóvenes y adultos, pero aún más, cómo afectan estas la comunicación, interacción y relación con los demás de manera física y cuál es la labor real que se deben hacer con ellas para una completa conexión y asociación.

“Me he dedicado a investigar mucho, creo que la literatura tiene que dar testimonio de quiénes somos y cómo somos y me interesa mucho aquella que nos cuenta en este momento, un nuevo siglo que presenta muchos cambios uno de ellos la comunicación y el cómo nos mostramos ante los demás, por eso desde que comencé a escribir tenía muy claro que tenía que trasladar esas nuevas formas, como lo son las redes sociales, a mis novelas”, puntualizó López.

Comentó además que para todo escritor es importante darse cuenta que ya no todo se reduce a la comunicación física sino que cada vez se hace más fuerte la vida virtual, mostrar desde quién eres en Instagram hasta que significan los Whatsapps que se mandan al día.

Entonces, ¿qué tan real son los amigos que adquirimos en redes sociales?, una pregunta que a muchas personas adultas les sería fácil responder, debido a que su proceso de selección es mucho más minucioso y detallado, considerando que agregan a quienes en realidad conocen, pero ¿qué pasa con los más de 2.000 amigos que los jóvenes acumulan en cada uno de sus perfiles?

De acuerdo con el escritor es un error garrafal categorizar y “demonizar” a las redes sociales por el efecto que causan de dependencia y necesidad en muchos adolescentes, ya que debido a sus nuevas formas de comunicación son la manera más asertiva de conocer e interactuar con los demás.

“Yo lo que he intentado es romper prejuicios y tabúes porque me parece que cuando demonizamos o convertimos en algo terrible a las redes sociales lo estamos haciendo desde una perspectiva equivocada, porque ellas como todo tienen una parte negativa y otra muy positiva, el problema es que a lo mejor debemos integrarlas en el discurso educativo, cultural, asumirlas y trabajarlas, pero lo que no se puede hacer es prohibirlas”, explicó el escritor.

Muchos jóvenes han optado por ver a través de sus pantallas su vida real, ignorando su alrededor y dejándose envolver por una comunidad virtual que al final lo que logra es potenciar la habilidad comunicativa del mismo.

Le puede interesar: Libro La Perra, obra de Pilar Quintana: Premio Biblioteca de Narrativa

“Conocí un caso de un chico que no se relacionaba con sus compañeros en la escuela sino que lo hacía con unos externos a través del móvil, entonces sus maestros decidieron quitárselo para así ‘ayudarlo’ a relacionarse con sus amigos físicos, pero en realidad a él no le estaban ayudando al obligarlo, lo que lograban era hacerlo sentir más solo y más incapaz, entonces ese tipo de cosas me dan mucho que reflexionar porque no podemos obligar a los adolescentes de hoy a vivir como lo hicieron muchos mayores”, resaltó López.

Pese a ello el novelista no dejó de lado lo negativo de la era virtual, ya que muchos casos de suicidio se han dado debido a temas de ciberbullying y la mayoría de trastornos alimenticios se han fomentado por una errada imagen virtual.

Precisó que las redes no son más que una herramienta con la cual se decide si usarla bien o mal.

La diferencia es lo que más nos enriquece

Otro de los puntos fuertes de los temas del novelista ha sido el activismo femenino y la incursión de personajes de la comunidad Lgbti en las historias dramatúrgicas y literarias.

Para él, la diversidad no es lo mismo que la diferencia, ya que si bien en una se toma al individuo como un ser único en la segunda se busca conciliar para comprender al otro.

“El gran error es cuando vemos a la diferencia como un problema y como una separación o muro, en mi caso en todas mis novelas y obras trato el tema de la diferencia de todo tipo, ya sea sexual, de crianza, de género, de edad o herencia cultural y siempre trato de defenderla, porque es lo único que nos enriquece y en realidad vale la pena”, puntualizó López.

Añadió que el adjetivo con el que menos ha estado de acuerdo en la lengua española es el de “normal”, una palabra que a su criterio no entra en lo que la población es en realidad, “únicamente porque nadie es normal”.

“Hay que reivindicar la diferencia como algo que suma y como un punto de diálogo”, compartió.

Finalizó resaltando que la literatura juega un papel importante dentro de la vida del lector que por algún motivo siente que no encaja en los cánones de “normalidad” ya que tiene el poder de colocar o romper prejuicios.

Compartir Imprimir

Comentarios:

augusto
augusto
2018-01-25 12:55:14
El dicho de "Cada ladrón juzga por su condición" tiene mucha valides . Biblicamente también lo refieren: "Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo" distinta forma, pero igual fondo.

Destacados

Lucía Estrada
Literatura /

Lucía Estrada presenta Katábasis

Ezequiel López Peralta.
Artes Escénicas /

Ezequiel López Peralta en un show reflexivo sobre el sexo

Robi Draco Rosa
Música /

Robi Draco Rosa, entre Lo sagrado y lo maldito

Incendio Comuna 1
Territorio /

Bomberos atienden incendio forestal en Comuna 1 de Medellín 

Corte Constitucional
Justicia /

Corte Constitucional analiza "fast track" en plenaria

Artículos relacionados

Hay Festival
Literatura

Medellín se prepara para la sexta versión del Hay Festival

A partir del 24 y hasta el próximo 26 de enero se realizarán en distintos puntos de la ciudad actividades relacionadas con la música, la literatura, el periodismo y...
Nicanor Parra
Literatura

Nicanor Parra, un "antisistema" de la poesía

Entre sus obras recordadas se encuentran: Cancionero sin nombre (1937), Poemas y antipoemas (1954), La cuesta larga (1958), Versos de salón (1962), La camisa de...
Baldomero Sanín Cano
Literatura

La visión de Baldomero Sanín en la literatura colombiana

La Universidad Externado de Colombia republicó el libro Letras Colombianas del periodista, escritor y profesor Baldomero Sanín Cano, quien logró crear el manual...

Lo más leído

1
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
2
Columnistas /

¡Ni un paso atrás!: 29 años

Debemos mantener viva la importancia clave que para Colombia tuvo y tiene, no solo la figura de Luis Carlos...
3
Columnistas /

¿Cuál es la verdadera verdad?

SI era el lugar y la ocasión para presentar la realidad de las cosas, tratando de desvirtuar, aunque fuera...
4
Columnistas /

Evaluar para aprender. ¿Si no para qué?

Si el sentido de la evaluación es el aprendizaje, es importante retomar la pregunta fundamental de qué es...
5
Columnistas /

El clímax de la frivolidad

Varios episodios recientes me hacen temer que sea largo el camino del nuevo gobierno hacia un nuevo rumbo.
6
Artes Escénicas /

“El tamaño de la Fiesta de las artes escénicas sigue en aumento”

El director de la Fiesta de las artes escénicas contó qué se preparó la versión de 2018 y las tareas...